Epidemia de Puigdemitis. 917 casos confirmados en Madrid, 331 en CyL, 156 en Aragón y hasta dos en Mallorca

Todos los pacientes refieren la misma sintomatología. Nos la cuenta (por carta) el último afectado, Sergi, de Pollensa:

“Me acuesto con él y me levanto con él. No puedo pensar en otra cosa. Seis o siete veces por minuto me viene su nombre a la cabeza. Tengo vómitos, mareos y espasmos, pero no puedo dejar de mirar el Twitter, la tele, o poner la radio para ver si habla a las 12:30.. Estoy desesperado”

Su caso no es único. Por toda España se extiende la epidemia, cuyo epicentro ha sido, al parecer, la ciudad de Leganés, en Madrid. Nos lo cuenta el doctor Perales Rui, del Hospital General de Leganés-Este:

“Aquí empezó todo, con un señor que llegó a la consulta en muy mal estado y diciendo todo el rato las mismas palabras (“Puchi, Puchi, Puchi…”). Contagió a la enfermera que le atendió, y desde allí la progresión ha sido en plan Walking Dead…”

Las autoridades sanitarias advierten de que la única cura conocida para esta dolencia es alejarse de quienes la padecen, pues basta oír su voz para acabar contagiándose.

Más que mascarillas, recomendamos orejeras.

De momento, todos los contagiados conocidos permanecen recluidos en habitaciones especiales incomunicadas, bautizadas como “urnas de silencio”, a la espera de que su mal remita y puedan regresar a sus hogares.

Son demasiados, y empezamos a no saber dónde meterlos.Si alguno se escapa, verás tú…

Afirman fuentes hospitalarias.

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*