Elecciones USA. Ohi...
 
Avisos
Vaciar todo




Elecciones USA. Ohio ya no es su Aragón: ahora se llama Pennsylvania  


electomania
Respuestas: 3619
Admin
Topic starter
(@josesalver)
Miembro
Registrado: hace 5 años
wpf-cross-image

El día 9 de noviembre son las elecciones presidenciales americanas. Ayer se celebró el último debate electoral, y casi todo el mundo está de acuerdo en que Hillary, de nuevo, ganó el combate a Trump, aunque fuera a los puntos.

De momento, por lo tanto, las cosas parecen claras. Según la estimación de la  web especializada FiveThirtyEight, Clinton aventaja a Trump en más de un 6% de voto popular, y eso significa que obtendrá alrededor de 341 votos electorales, frente a los casi  196 que adjudica a Trump.

 

22

 

Por su parte, RealClearPolitics, con su propio promedio de encuestas, ofrece cifras y un mapa parecido:

 

22real

 

 

¿No va a haber emoción, por lo tanto? Es posible. Pero las elecciones, en todas partes, pueden dar sorpresas. De hecho, si FiveThirthyEight otorga hoy por hoy a Clinton un 85% de posibilidades de ganar, eso es porque aún concede a Trump unas opciones cercanas al 15%. Y un 15% es mucho. Un 15% son, casi, las posibilidades que tenemos de sacar un 5 si tiramos un dado al azar. No es algo desdeñable, ni mucho menos.

Por lo tanto, sigue siendo posible que los dos candidatos lleguen al final igualados y la elección se tenga que decidir por unos pocos votos. Si es así, ¿de dónde vendrán esos votos? En el sistema americano deciden los estados y no los individuos, que adjudican sus votos en conjunto al candidato más votado en cada territorio.

En las últimas cuatro o cinco convocatorias presidenciales, los Estados "centrales" de han sido Ohio y Florida.  California, por ejemplo, lleva décadas muy inclinada hacia los demócratas, y Texas, por el contrario, hacia los republicanos. Así pues, nadie se fija en ellos, a pesar de que aportan muchos votos electorales, porque si cayeran del lado contrario al previsto, sería porque casi todos los demás estados harían lo mismo. Ahí no está la emoción.

En esta ocasión, sin embargo, da la sensación de que Ohio se está inclinando un poco hacia el lado republicano, y puede que Florida haga justo lo mismo. Ambos estados siguen estando cerca del centro del tablero, pero quizás no justo en él. Los nuevos Estados centrales podrían ser, fácilmente, Colorado, Minnesota, Nevada o Pensilvannya.

A día de hoy, por ejemplo, según FiveThirthyEight, el estado central, el que decidiría en caso de empate sería Pennsilvanya.

44

 

Lo bueno que tiene Pennsilvanya es que está en la cosa Este, y sus resultados se conocerán pronto. Por lo tanto, tenemos una buena guía para la noche electoral: si este estado concede a Clinton una ventaja de, digamos, 5 puntos, algo parecido ocurrirá en el conjunto del país. En cambio, si se inclina del lado de Trump, ya podemos ir preparándonos para una nueva sorpresa electoral.

Vista Pennsylvania, vista América...

Por último, puede que haya una segunda sorpresa: en un estado de la zona oeste, que nunca ha importado mucho porque casi siempre es republicano, es probable que no ganen ni Trump ni Clinton. Un tal McMillan, empresario local de Utah, está subiendo como la espuma tras su aparición fulgurante hace apenas un mes en las encuestas, y empieza a tener todas las papeletas para llevarse los 6 votos que adjudica.  Sería chocante que al final esos 6 votos pudieran restársele a Trump, su ganador lógico, y acabaran por darle la victoria a Clinton.

 

55

 

Pero si no queremos hacer caso a las encuestas y queremos asegurarnos, nos bastará conocer el recuento de cuatro estados para hacernos una idea de cuál será el resultado final: Virginia, Ohio, Pennsylvania y Florida. En conjunto, estos cuatro estados reprodujeron fielmente en la elección de 2012 el resultado global. Son todos de la costa este, y su recuento se hace público muy pronto:

2012

Responder
4 respuestas
Owenkg98
Respuestas: 101
 Owenkg98
Invitado
(@Owenkg98)
Registrado: hace 5 años

Bueno lo pregunte en lo otra entrada pero aquí tiene más trascendencia. ¿Alguna vez un presidente que ya llevase cuatro años en La Casa Blanca ha luego perdido la nominación de su partido para las siguientes elecciones?

Responder
1 Responder
lizarraba
 lizarraba
Invitado
(@lizarraba)
Registrado: hace 5 años

Respuestas: 35

Sí, Lyndon B Johnson en 1968.

Responder




TheTrueMan
Respuestas: 21
 TheTrueMan
Invitado
(@TheTrueMan)
Registrado: hace 6 años

Si no me equivoco Evan McMullin se podría llevar los 6 votos electorales de Utah por el apoyo que tiene de la comunidad mormona del estado, que es muy mayoritaria, después que esta diera la espalda definitivamente a Trump por sus declaraciones polémicas sobre las mujeres.

De hecho el propio McMullin es miembro de la iglesia mormona y era miembro del PR hasta este verano.

Curioso, pero puramente anecdotico a juzgar por la diferencia que habrá entre los dos candidatos principales.

Responder
Alfademokratia
Respuestas: 68
 Alfademokratia
Invitado
(@Alfademokratia)
Registrado: hace 4 años

¿Creéis que a estas alturas puede ocurrir un "cisne negro"? La última vez que se nombró por aquí este término (si no me equivoco), fue cuando asesinaron a Jo Cox (que en paz descanse) y al final no tuvo el efecto que se creía en el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea... Por ello, dudo hasta de que, de producirse un cisne negro, tenga efectos reales en las elecciones estadounidenses.

Responder







Compartir:

Este Foro se rige por unas normas claras de comportamiento. Damos por hecho que todos los participantes las conocen (están disponibles en el banner lateral derecho).

El incumplimiento de dichas normas implica el baneo permanente de foro y web, de forma automática y sin previo aviso.

Eso incluye la apertura de hilos en secciones donde no corresponde, o la creación de un hilo con proyecciones propias para cada una de ellas en la sección de Proyecciones y Encuestas (el usuario que quiera publicar las suyas debe abrir UN UNICO HILO EN TODA LA SECCIÓN y colgar dentro de ese hilo todas sus proyecciones).