Se dice, cada vez con más insistencia, que las cifras del COVID-19 que facilitan las autoridades, en España y en otros países, no se corresponden con la realidad. En nuestro país, el propio ministerio ha reconocido que las cifras de ingresos hospitalarios y de internados en la UCI que se venían facilitando eran inconsistentes entre unas comunidades y otras, y ha dejado de facilitar datos globales sobre ellas.

En electomania hemos llevado a cabo una revisión general de la situación, aunque somos conscientes de la dificultad de efectuar cálculos cuando aún faltan muchos datos esenciales. Por ello hemos escudriñado a fondo los datos oficiales, considerando sus discrepancias intra-día, el llamado «efecto fin de semana», los reportes de otros países, que proporcionan elementos de comparación muy útiles, y estudios técnicos que facilitan evidencias sobre la forma de propagación de la enfermedad, incluso sabiendo que aún están en fase de discusión y comprobación. Partiendo de esta base, hemos afinado nuestros resultados preliminares para el caso de España con los datos registrales, que también presentan retrasos notables y diferencias entre comunidades.

La base de nuestro cálculo es la confrotación entre los datos de fallecimientos registrales, los que serían esperables en cada comunidad, y los reportados oficialmente como consecuencia del COVID-19. Pero no basta con eso: la cifra resultante NO ES directamente imputable al COVID-19, entre otras cosas, porque…

  • Los registros actualizan sus datos con varios días de retraso, y además no hay homogeneidad. En algunas comunidades, el ‘gap’ es de un día. En otras, son dos, tres o cuatro, teniendo en algunas como La Rioja su máximo de demora. Por ello ha sido necesario actualizar el histórico de demoras de cada registro, y traerlo (proyectarlo) hasta el presente, más para quienes más se retrasan, menos para quienes lo hacen menos, para poder dar así cifras homogéneas. De no hacerlo, estaríamos errando en, quizás, varios miles de fallecimientos.

    El ejercicio es aproximativo, no exacto, pero ofrece una imagen mucho más fiel que si no corrigiéramos este efecto. Aunque el sistema MoMo solo considera anómalos los fallecimientos cuando exceden un intervalo de confianza del 99%, nosotros hemos rebajado ese indicador a un 75%, puesto que la sucesión durante muchos días de desviaciones muy elevadas no puede ser adjudicada al mero azar sino a una causa principal, que no puede ser otra que el COVID-19.
Factor 1: el retraso en las cifras del registro
  • La declaración del Estado de Alarma ha reducido sensiblemente otras causas de fallecimiento. Desde que este es casi total, se producen en España menos fallecidos diarios por accidente de tráfico, y también decaen las muertes por accidente laboral. Hemos estimado una reducción en las cifras durante la vigencia del confinamiento de en torno a un 75% respecto a períodos previos, en la línea con el decremento del tráfico/actividad laboral presencial reportada por las autoridades.

    Para las fechas anteriores al inicio del Estado de Alarma, desde el 25 de febrero hasta el 14 de marzo (donde ya había teletrabajo pero se mantenía cierta actividad presencial y movilidad), hemos imputado una reducción de estos fallecimientos de la mitad (-35%). Son cantidades pequeñas en el corto plazo, pero acumulativas, que hay que tener en cuenta con una pandemia que se está prolongando en el tiempo.
Analyzing traffic accidents in space and time—Analytics ...
Factor 2: disminución de otros fallecimientos
  • Por otro lado, más enfermos de otras patologías fallecerán como consecuencia de no haber podido ser atendidos con todos los medios disponibles tras la llegada del COVID-19 a España, retrasado su tratamiento, soportado mayores esperas y disponiendo de menos recursos sanitarios. Estimamos un incremento de en torno al 5% de fallecidos diarios por estas causas tras el confinamiento y del 2,5% en las semanas previas.
Enfermo hombre blanco caucasain tendido en la cama. | Vector Premium
Factor 3: incremento de fallecimientos por otras patologías

Nuestras conclusiones tienen en cuenta todos estos factores, pero son provisionales, y cuando pase un tiempo y tengamos más información, se podrán afinar. Debido a que se basan en parte en datos probabilísticos, como son los de defunciones ‘esperables’, que, aunque parecen consistentes con otras variables consultadas, puede que ofrezcan resultados inexactos, pero aproximados.

El conjunto de datos analizados resultan coherentes, y estamos convencidos de que nuestra aproximación se acerca más a la realidad que las cifras oficiales, que pueden haberse quedado atrás porque se hayan dejado de imputar al virus fallecimientos en situaciones extremas que exigían medidas drásticas (residencias, acumulación de ingresos hospitalarios, saturación de urgencias, etc) y que impidieron certificar adecuadamente las causas de las muertes. Esas contingencias parecen acumularse, de hecho, en determinadas comunidades autónomas.

INCIDENCIA Y LETALIDAD

La gran mayoría de la población de casi todos los países del mundo aún no se ha sometido a los tests del COVID-19. Cuantos más test se realizan y de manera más aleatoria, sin centrarse en la población sintomática, más baja el índice de letalidad y se llega, sistemáticamente, a las mismas conclusiones: la enfermedad estaba más extendida de lo que se pensaba, una mayoría de los afectados son asintomáticos o presentan síntomas muy leves. Para el caso de España, esta es nuestra estimación de la situación a 11 de abril:

Una parte de la población afectada aún no ha superado la enfermedad, y otra parte, aunque mucho menor en número, por desgracia, podría fallecer en los próximos días, por lo que los porcentajes finales serían algo superiores a los que presenta este cuadro.

El número de fallecidos crece rápidamente con la edad:

CIFRAS REPORTADAS DE FALLECIDOS Y ESTIMACIÓN DE CIFRAS REALES

Las discrepancias entre las cifras reportadas por el ministerio de sanidad y nuestras estimaciones son muy escasas en muchas comunidades autónomas. Se aprecian diferencias mucho mayores en algunas de las comunidades más afectadas, y, de forma concreta, en los días de mayor letalidad. Es el caso observado para algunas fechas anteriores y posteriores al 23 de marzo en Castilla-La Mancha, y al 27 para Castilla y León.

Probablemente la saturación de los servicios hospitalarios ante la avalancha de nuevos ingresos y/o las situaciones extremas en algunas residencias, expliquen la diferencia mayor. Para diferencias menores, podría haber casos de fallecimientos en domicilio no identificados como COVID-19, u otras circunstancias similares, aunque es muy pronto para sacar conclusiones.

ALCANCE DE LA EXTENSIÓN DE LA PANDEMIA Y POSIBLE LEVANTAMIENTO DEL CONFINAMIENTO

En cuanto al alcance de la extensión de la pandemia en el conjunto de la población, los indicios apuntan a cifras muy superiores a las oficiales, lo cual es lógico porque la realización de test se ha limitado, por lo general, a los enfermos hospitalizados, graves o a grupos de riesgo, y no ha llegado al conjunto de la población.

Si tenemos en cuenta el enorme caudal de infectados asintomáticos que los estudios que ya se van conociendo apuntan, nuestra estimación para el conjunto de la población es la siguiente:

Alrededor del 18% de la población española (unos 8.500.000 personas) habría pasado ya o estarían pasando la enfermedad a fecha de 11 de abril de 2020. No obstante, la incidencia es muy desigual entre unas comunidades y otras, lo cual tendría gran implicación a la hora de adoptar medidas para suavizar el confinamiento.

Algunas comunidades, como Castilla-La Mancha o Madrid, estarían en niveles de contagio no muy lejanos a los considerados por una parte de la comunidad científica como «inmunidad de grupo» para ir permitiendo una mayor movilidad, y que se cifran en aproximadamente un 60% del total de la población.

En muchas otras, en cambio, el porcentaje de población inmunizada es aún tan pequeño que las mismas medidas de desescalada podrían provocar un rebrote generalizado. Según nuestros cálculos, más de treinta y ocho millones de personas aún no han contraído la enfermedad en España. Esa cifra, sin una vacuna aún disponible, e incluso asumiendo una tasa final de letalidad baja, de alrededor del 0,3%, implicaría un riesgo de fallecimiento aún presente para más de 100.000 personas en nuestro país.

Es tarea de las autoridades calibrar el camino a tomar a la vista de esta realidad desigual entre territorios, y aún muy preocupante para todos ellos.

________

La publicación de este artículo ha sido posible gracias a horas de recopilación de datos, análisis y elaboración. Si crees que merece tu apoyo y que debemos seguir haciendo trabajos así, aunque a veces molesten a unos y otras veces a otros, puedes hacerte patrón de EM, o realizar una aportación puntual por PayPal.

¡Gracias!

Suscribir
Notificar de
280 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

rosonator
rosonator
Invitado
5 meses atrás

Por cierto, ayer di negativo en la PCR. Creo que Euskadi ya está haciendo pruebas a todos los pacientes que aparecen con síntomas respiratorios por el ambulatorio, y quizás por esto cifras como las de hoy, con repunte de casos a pesar de bajar la tasa, y a la vez descenso consiferable de hospitalizaciones.

rosonator
rosonator
Invitado
5 meses atrás

Sobre los 1500 fallecidos que estimáis, a mí me parece que cometeis un error de bulto. No me enrollo: no consideráis a la gente fallecida por Covid que, si no hubiera habido Covid, hubiera muerto igualmente. Tampoco… bueno, es que no podéis cuantificarlo, claro.

Como sea, habrá quien diga que es un porcentaje despreciable, pero ni por el forro, considerando la gran cantidad de nonagenarios y octogenarios muriendo por Covid, podemos entender que la cantidad de gente en el filo de la navaja que coge el corona y la palma en el acto es grande.

Consecuencia: los muertos por Covid, o con Covid, me da igual, son más. No me atrevo ni un poquito a decir cuántos.

BlackBlock
BlackBlock
Invitado
5 meses atrás

Hay una relación entre temperaturas y tasa de infectados.

paracuandoseamanana
paracuandoseamanana
Invitado
5 meses atrás

Qué currazo eh. Enhorabuena. Aunque no estoy muy de acuerdo con algunas conclusiones que hacéis.

meriodejaneirooD
meriodejaneiroo (@disqus_njx0vjwuoo_2)
Miembro
5 meses atrás

No quiero poner en duda el trabajado que hacéis en Electomanía, pero creo que este artículo cojea bastante. El tema de tomar como dato relevante la reducción de fallecidos en accidentes de tráfico/laborales no me parece muy relevante a la hora de valorar una posible ocultación/no contabilizacion de fallecidos por covid19, sinceramente.

Creo que el caso que saltó a los medios de CLM lo pone muy en entredicho. En CLM a 1 de abril había 774 fallecidos oficiales por covid19, y 851 fallecidos estadísticos anónimos. Según los datos de arriba, deberían ser fallecidos no atendidos en hospitales por estar estos saturados por pacientes de covid19. Es decir, que colapsan hospitales y hacen triaje de enfermos atendidos para que se mueran 774 personas en los hospitales atendidos por covid19, mientras se han muerto 851 por no ser atendidos.

Habría salido mejor no atender a los 774 enfermos fallecidos por covid19 y atender a los 851 que requerían otra atención médica normal… habríamos podido salvar más vidas.
(estoy exagerando, no digo que hubiera que haber actuado así)

Explico los datos más abajo.

pucelani
pucelani (@pucelani)
Miembro
5 meses atrás

A ver, que pasar la enfermedad genera inmunidad es claro. No lo duda ningún virologo. La cuestión es cuanta y por cuanto tiempo, que mínimo sería de 6 meses y para esta cepa. No panic.

City_of_scars
City_of_scars
Invitado
5 meses atrás

Me parece un gran trabajo por parte de Electomanía, y nunca mejor dicho lo de gran trabajo porque esto tiene mucho curro, así que enhorabuena a su autor. La estimación de fallecidos me parece muy buena. Para la de contagiados soy más escéptico y, si están el lo cierto, son muy buenos datos para Madrid o CLM pero terribles para, por ejemplo, Andalucía.

Suevo
Suevo
Invitado
5 meses atrás

Si, pero hace que tu afirmacion inicial sea falsa… incluso suponiendo el mejor caso…

Suevo
Suevo
Invitado
5 meses atrás

Islandia ha tomado muestras estadisticas de su poblacion, y su numero de asintomaticos es inferior a ese 80%…

Es sobre un 50% en el momento que son testeados, lo que no significa que no desarrollen sintomas en un futuro. Tomar un porcentaje de un 30-45% es ya una medicion muy optimista

eseneno
eseneno (@cefirointhesky)
Miembro
5 meses atrás

PCR. Me metieron por la nariz hasta el fondo una cosa parecida a un bastoncillo de oídos pero más larga.

eseneno
eseneno (@cefirointhesky)
Miembro
5 meses atrás

Vale, perdón.

Ketetrepo
Ketetrepo (@ketetrepo)
Miembro
5 meses atrás

La política es así sino mira lo del perro y las manifestaciones que se hicieron, crees que era por la vida de un animal?

DrNaP
DrNaP (@drjanefl)
Miembro
5 meses atrás

Mira que si tiene unos anticuerpos que dan para vacuna ????

Nos lo sacan en todos los telediarios

Hispalense
Hispalense
Invitado
5 meses atrás

Ya hay gente amenazando subrepticiamente.

Suevo
Suevo
Invitado
5 meses atrás

Si tomas los datos de muestreo de los paises que mas test han hecho sabes que estadisticamente ese escenario es casi imposible…

HC999
HC999
Invitado
5 meses atrás

Viendo el número de fallecidos en Madrid, ese porcentaje de casi el 50 % es muy posible…

Suevo
Suevo
Invitado
5 meses atrás

Si, se que no es lo habitual, pero era la forma de expresar de que esos 15 dias extra no le aseguran que no pueda infectar a su abuela o a otra persona.

DrNaP
DrNaP (@drjanefl)
Miembro
5 meses atrás

Se entiende la exageración….. aunque se acerque a la realidad

eseneno
eseneno (@cefirointhesky)
Miembro
5 meses atrás

¿Me acabas de llamar asesino en serie?

DrNaP
DrNaP (@drjanefl)
Miembro
5 meses atrás

Da para denuncia

A ver si se explica

con lo fácil que es solicitarlo a la comunidad….. y gratis… te hacen los dos…. el del virus y el de los anticuerpos

Y te dan tu certificado para moverte con libertad