Las encuestas no sirven para nada, al menos en este caso. Al próximo líder del Partido Popular no lo van a elegir ni los españoles en general, ni los votantes del PP en particular, ni siquiera sus militantes en concreto. Lo designará una asamblea de algo más de 3.000 personas que forman el núcleo duro del partido a nivel local, y cuyos intereses, relaciones, ambiciones y temores serán decisivos a la hora de depositar la papeleta en la urna.

¿Alguien sabe quién va a ganar? Probablemente nadie. La palabra dada puede traicionarse, como lo demuestra el hecho de que, según las cuentas de la vieja que hacen los dos candidatos, ambos tienen garantizado un 130% de votos posibles. O más. En las primarias del PSOE que lo cambiaron todo hace ya más de un año, también reinó la incertidumbre, aunque muchos, a toro pasado, repitieran aquello de «ya te lo dije».

Hoy todos hablan, con la boca pequeña, de sus propias cuentas. Y si aciertan, a partir del sábado por la noche nos dirán, con satisfacción, «yo ya lo sabía». Pero no, no lo saben. A primera vista las primarias se presentan muy reñidas, con un Casado en alza (el «pacto de perdedores» que ha firmado con Cospedal y otros es solo uno de los factores que le impulsan) y una Soraya que dispone de muchos recursos de los que tirar y muchos favores pasados que recordar a los cien o doscientos compromisarios clave que pueden acabar por inclinar la balanza a su favor.

Las encuestas no sirven, pero tampoco sirve, ni siquiera, el boca a boca. La tendencia de muchos compromisarios a mentir para no comprometer su futuro, para quedar bien con ambos bandos, es comprensible.

No se trata del voto libre e impulsivo de un militante distante sin intereses directos. Aquí van a decidir personas en su mayoría implicadas en las redes locales y regionales del partido, con expectativas personales muy concretas y unos años próximos en los que necesitan estar bien colocados. El candidato que haya transmitido a cada uno de los compromisarios la idea de que su futuro personal irá mejor con él como cabeza del partido, se llevará el gato al agua.

Para el resto del país y los demás partidos políticos, lo realmente interesante empezará al día siguiente de la votación. Eso y no otra cosa es lo que están esperando, con cierta ansiedad, Albert Rivera, Pedro Sánchez y, quizás más aún, Santiago Abascal.

Esto no es una broma. No se trata solo de un asunto interno del PP. Esta designación cambiará el panorama propio de los populares, pero también modificará, sustancialmente, el de los demás partidos. El nuevo líder del Partido Popular trastocará, para bien o para mal, las expectativas de quienes, en los últimos dos años, han subido en las encuestas gracias en gran parte a la bajada de Rajoy.

Mariano ya es historia. Este mismo domingo alguien ocupará su lugar, dará su primer gran discurso y empezará a andar otro camino, muy diferente. De su éxito o fracaso dependerá que el Partido Popular conserve su tradicional capacidad para aglutinar a esa mayoría natural de muchos millones de votantes, que va desde la extrema derecha hasta el centro, en torno a una sola papeleta electoral.

Gane quien gane el sábado, no habrá ganado realmente nada si sus decisiones le llevan a perder demasiados votos por el flanco izquierdo o por el derecho. Casado se arriesga, con su giro conservador, a dejar libre espacio a Ciudadanos, que podría darle así el sorpasso definitivo y convertirse en la única alternativa a Pedro Sánchez. Soraya, por su parte, asume el riesgo, si su discurso suena excesivamente pragmático, de renunciar a argumentos de los que se apropiará VOX. Los de Abascal conseguirían, entonces, algún o algunos diputados, pero podrían restar al PP, por el efecto de pérdida de restos en las circunscripciones electorales provinciales, hasta varias decenas de ellos.

El asunto, al fin, se resume en quién puede mantener mejor al electorado de derechas sin perder por ello definitivamente al de centro.

Interés en redes sociales:



Preferencia de votantes por cada una de las candidaturas (electoPanel Julio):

Suscribir
Notificar de
231 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

MLF_bcn
MLF_bcn (@mlfbcn)
Miembro
2 años atrás

La pregunta sobre probabilidad de votar un partido nos permite ver la cercanía y simpatía de los electorados por todos los partidos.

¿Que porcentaje de votantes de un partido votaría al PP? ¿Y a ERC? He sumado los porcentajes que dan más de un 6 a la probabilidad de votarlo.

PP: 83,3% PP, 16,1% C's, 4,9% PSC, 1,1% CEC, 0,6% ERC, 0,4% JxC En total 376.398 votantes estarían dispuestos a votar al PP.
ERC: 96,9% ERC, 75,7% JxC, 64% CUP, 36,2% CEC, 10,4% PSC, 3,5% C's En total 1.969.428
PSC: 84,7% PSC, 33% CEC, 25,2% C's, 20% PP, 9,3% JxC, 8% ERC, 2,7% CUP En total 1.105.939
C's: 83,2% C's, 43,3% PP, 7,9% PSC, 1,4% CUP, 1,1% CEC, 0,4% JxC, 0,3% ERC En total 1.064.933
CUP: 94,7% CUP, 51,1% ERC, 37,8% JxC, 23,4% CEC, 3,7% PSC; 3,2% PP, 1,4% C's En total 1.141.089
JxC: 85% JxC, 53,2% ERC, 29,7% CUP, 17,2% CEC, 6,1% PSC, 2,1% C's En total 1.478.049
CEC: 86,3% CEC, 37,8% CUP, 30,8% ERC, 20% PSC, 18,2% JxC, 4,9% C's En total 991.601

Estos datos hace repensar lo de los dos bloques. El partido más cercano a los comuns es ERC, seguido del PSC, la CUP y JxC. Del mismo modo estos electorados tambien son los más proclives a votar CEC, en especial la CUP y ERC.
Sobre el electorado del PSC el partido que despierta más simpatía es CEC, lo votarían el 20%, lo que sorprende es que más del 10% votaría a ERC mientras que solo el 8% votaría a C's. El electorado que ha quedado en el PSC está más cercano a a ERC que a C's. En este sentido vemos como C's el 21D llegó a su máximo y que solo puede mantener resultados o ir bajando, solo tiene simpatías en lo que queda del PP, no atrae a más electorados y la fidelidad es la más baja.
Puede que haya bloques en el Parlament pero el electorado es mucho más heterogéneo. Ahora mismo ERC sería el partido más central y que más simpatías despierta entre el conjunto del electorado y podrían llegar a votarle casi la mitad de los votantes.

E.Sloane
E.Sloane (@e-sloane)
Miembro
2 años atrás

Yo creo que Lebowski se refiere a eso. Como Casado está cercano a la extrema derecha, Rivera tiene que centrarse. Y como Soraya no es tan de derechas, Rivera tiene que radicalizarse. En su análisis se está refiriendo a Rivera.

Indeciso93
Indeciso93 (@jjskyman)
Miembro
2 años atrás

Casado gana en 15 mesas de las 25 y en el resto Casado va en cabeza

bat
bat (@bat)
Miembro
2 años atrás

Según el World Values Survey el 40% de los españoles prefiere un régimen autoritario a uno democrático.

De todas formas el enunciado de la pregunta me parece dudoso. A veces las encuestas las carga el diablo.

https://www.elnacional.cat/es/politica/40-espanol

spanishorange
spanishorange
Invitado
2 años atrás

Eso de poco.. el voto útil

bat
bat (@bat)
Miembro
2 años atrás

El comentario de un compi sobre el empate en la asamblea de la CUP sobre el affaire Mas me ha recordado uno de los episodios más lamentables que he visto en política.

Durante los preparativos de la consulta del 9N, Artur Mas y David Fernández se encontraron en un pasillo y se dieron un abrazo.

Al día siguiente, en un mitin en BCN, Pablo Iglesias cargó contra Fernández: "¡¡A mi nunca me veréis abrazar a Mas o a Rajoy!!" Una mezcla de populismo barato, histrionismo y sectarismo cerril.

También hay que decir que PIT se disculpó públicamente al cabo de unos días.

Rod the Red
Rod the Red (@firstofmohicans)
Miembro
2 años atrás

Supongo que lo dices de verdad. No ibas a mofarte de posiciones tan cercanas a la tuya.

mariommir
mariommir (@mariommir)
Miembro
2 años atrás

Si gana Aznarin va a suponer un varapalo para Juanma Moreno a poco más de tres meses para las andaluzas.

Posible cambio de candidato?

JakeArryn ☀️☀️
JakeArryn ☀️☀️ (@jakearryn)
Miembro
2 años atrás

La verdad que si todo al negro jajaja, la verdad que ningún escenario es acogedor, yo que estudio esto jeje, el tratado de París es bastante insuficiente y más teniendo en cuanto que es voluntario y conocemos bien que pasa cuando algo es voluntario, pero bueno como los politicos tendrán su buen aire acondicionado o su calefacción sin problemas, no problem here

Lebowski
Lebowski
Invitado
2 años atrás

Hoy se decide mucho más que quién va a ser el próximo líder del PP. Por ejemplo, Albert Rivera tiene que estar de los nervios, porque hoy los compromisarios del PP votan cuál va a ser su ideología para los próximos años: si va a ser muy muy de derechas (si gana Santamaría) o si va a ser de derechas con cara de progre (si gana Casado). Es lo que tiene carecer de principios y de escrúpulos, que nunca sabes bien dónde colocarte.

Carless
Carless (@carless)
Miembro
2 años atrás

No me he tragado los discursos enteros, pero lo que he escuchado, Casado tiene un discurso más ilusionante. Aunque sea por forma, no solo por fondo. Pero hoy en día el éxito de un partido depende de tener un líder que diga lo que la gente quiere oír, y de la forma que quiere oírlo, y después, gente detras capacitada en la gestión que sepa encauzar las cosas. No al revés. Soraya ha demostrado capacidad de gestión, pero la voz la tiene Casado.

Uptight
Uptight (@nicolas-de-condorcet)
Miembro
2 años atrás

Y que ocurre si hay un empate?

Peperos! Nunca podréis superar el episodio final de la tercera temporada del Prucès™ con ese empate de la asamblea de las CUP a 1515 votos.

Reino_de_Leon
Reino_de_Leon (@reino-de-leon)
Miembro
2 años atrás

Comité Ejecutivo Nacional de Pablo Casado: Enma Bug, Javier Campoy, Begoña Carrasco, Rafael Catalá, Diego Calvo, Conche de Santa Ana, Alejandro Fernández, Reyes Fernández, Manuel Fernández, Toni Fuster, Teodoro García, Javier García Molina, Isabel García Tejerina, Raquel González, Antonio González Terol, María del Carmen Hernández, Carlos Izquierdo, Andrea Levy , José Miguel Luengo, Fernando Manzano, Javier Maroto, María Martín, Dolors Montserrat, Diego Movellán, Francisco Javier Núñez, Esperanza Oña, Juan Parejo, Margarita Proens, Rosa Romero, Alfonso Rueda, Elena Samaniego, César Sánchez, Antonio Silván, Ana Belén Vázquez, Juan Ignacio Zoido.

Comité Ejecutivo Nacional de Sáenz de Santamaría: Fátima Bañez (propuesta como secretaria general del PP), Sofía Acedo, Ana Alós, José Luis Ayllón, Álvaro Ballarín, Miguel Barrachina, Yolanda Bel, Mari Mar Blanco, Jesús Julio Carnero, José Ciscar, Manuel Domínguez, Cuca Gamarra, María José García Pelayo, Arturo García Tizón, Gemma Igual, Carlos Iturgáiz, Dolores López, Paco Millán, Enric Millo, María Ángeles Muñoz, María Australia, Elena Nevado, Eva Ortíz, Iñaki Oyarzabal, Ramón Pacheco, Virginia Pérez Galindo, Pedro José Pérez Ruiz, Manuel Reyes, Carlos Rojas, Pilar Rojo, Pedro Rollán, Irene Royo, José Manuel Ruiz Rivero, Paco Vázquez y Luis Miguel Venta.

Me ha sorprendido la inclusión de Toño Silván (Alcalde de León) en la lista de Pablo Casado para el Comité Ejecutivo Nacional. Por si tenía pocas razones para apoyar a Casado, pues otra más.

bat
bat (@bat)
Miembro
2 años atrás

Por cierto, sobre Jordi Borràs: la agresión del poli no es casual. Borràs denuncia en twitter las fechorías de organizaciones ultraderechistas, nazis y xenófobas. Vive amenazado de muerte. Incluso amenazas públicas como la de Pedro Chaparro durante un mitin de Democracia Nacional.

AlertaUltra:
https://twitter.com/hashtag/AlertaUltra?src=hash

KyoGrey
KyoGrey (@kyogrey)
Miembro
2 años atrás

La diferencia entre creer en las cosas que dices, y creer decir cosas.

P.D: Estoy un poco preocupado por eso que dicen en el País (en el resto no tanto) dicen que Casado integrará al equipo de SSS.
¿Es que no se van a jubilar nunca a gente como Arenas?

bat
bat (@bat)
Miembro
2 años atrás

Este chico promete. Casado en el congreso del PP:

"La Tabarnia hipotética será de verdad. Emprenderé una reconquista para que caiga el engaño independentista en Cataluña"

GalegoEstadistaD
GalegoEstadista (@galegoestadista)
Miembro
2 años atrás

Estoy contigo creo que SS bajaria a a derecha unos 10 escaños, por el aumento de VOX que obtiene 2 y hace perder 12 a PP y C's

MPUNTORAJOY
MPUNTORAJOY
Invitado
2 años atrás

Pues se está destapando como un crack este Casado.

Buen discurso mitinero y baño espectacular a SSS. Droga dura para el militante pepero.

pablocobo
pablocobo (@pablo-cobo)
Miembro
2 años atrás

"El policía que agredió a Borrás, miembro de la Brigada de Información acusada por los Mossos en 2014 de alertar a yihadistas.

Esta unidad de la Policía Nacional fue denunciada por presuntamente alertar a una célula terrorista de que estaba siendo investigada por la policía catalana en la Operación Caronte. "
http://www.publico.es/politica/catalunya-policia-

Carless
Carless (@carless)
Miembro
2 años atrás

Gran empeño veo en que se piense que hay una guerra civil en el seno del PP. Pues no, no la hay. Hay ni más ni menos que lo que ocurre en cualquier partido con un proceso como este. Anoche, un periódico que yo ubico en el centro-izquierda, se ponía tremendo augurando poco menos que el armaggedon en el PP, si alguna candidatura ganaba por menos de 100 votos. Creo que hay ciertamente una campaña para hacer creer a la gente que el final de este proceso, inédito en el PP, acabe como acabe, acabará como un fracaso. Pues, no. Cuando Zapatero le gano por 7 votos a Bono, un Bono que era el candidato favorito del "aparato" del partido, como Soraya, en el PSOE no pasó absolutamente nada. Lo único que pasó es que para el PSOE fue un revulsivo, los que quieren llegar suelen tener mas ambición y ganas que que los que ya estaban, y que ZP, se convirtió en lider absoluto e indiscutido internamente. O, mas recientemente, lo sucedido entre Susana Diaz y Pedro Sánchez. Entonces si que se auguraba la ruptura del partido, pero cuando PS ganó, el resto se calló. Y por último Podemos, podemos hablar de la supuesta, o no supuesta, no lo sé, guerra entre Errejón e Iglesias. Tampoco en Podemos pasó nada.