Actualización 14:30:

El gobierno ha dado el visto bueno al Real Decreto Ley que regulará la materia, en su reunión del martes por la mañana.

..//..

Gobierno, sindicatos y empresarios han alcanzado en la tarde del lunes un preacuerdo para regular el trabajo a distancia en el sector privado después de una reunión maratoniana que arrancó a las 11.30 horas de esta mañana.

CEOE y Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT someterán hoy a la consideración de sus organizaciones el preacuerdo alcanzado con el Ministerio de Trabajo para su ratificación, según las mismas fuentes, que apuntan que el texto se aprobará directamente en el Consejo de Ministros como Real Decreto Ley.

Según lo acordado, se entenderá que es regular el trabajo a distancia que se preste, en un periodo de referencia de tres meses, un mínimo del 30% de la jornada, o el porcentaje proporcional equivalente en función de la duración del contrato de trabajo.

El desarrollo del trabajo a distancia deberá ser sufragado o compensado por la empresa y no podrá suponer la asunción por parte del trabajador de los gastos relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral. Los convenios o acuerdos colectivos podrán establecer el mecanismo para determinar y abonar las compesaciones de gastos correspondientes.

Según fuentes de la negociación, al trabajo a distancia implantado excepcionalmente como consecuencia de las medidas de contención sanitaria derivadas de la pandemia de coronavirus y mientras éstas se mantengan, le seguirá resultando de aplicación la normativa laboral ordinaria. En todo caso, precisan las fuentes, las empresas estarán obligadas a dotar de los medios, equipos y herramientas que exige el desarrollo del trabajo a distancia, así como al mantenimiento que resulte necesario.

La negociación colectiva, en su caso, establecerá la forma de compensación de los gastos del ‘teletrabajador’ durante la pandemia, si existieran y no hubieran sido ya compensados.

VOLUNTARIO Y REVERSIBLE

En términos generales, el trabajo a distancia será voluntario y reversible y requerirá la firma de un acuerdo, que podrá formar parte del contrato inicial o realizarse en un momento posterior, sin que esta modalidad pueda ser impuesta.

La futura ley, cuya entrada en vigor no está previsto que se produzca hasta algunas semanas después de su publicación en el BOE, distingue entre trabajo a distancia (actividad laboral desde el domicilio o el lugar elegido por el trabajador, con carácter regular); teletrabajo (trabajo a distancia realizado exclusivamente o de manera prevalente por medios y sistemas informáticos o telemáticos), y trabajo presencial (el que se presta en el centro de trabajo o en el lugar que elija la empresa).

En los contratos de trabajo celebrados con menores y en los contratos en prácticas y para la formación y el aprendizaje, solo se podrá llegar a un acuerdo de trabajo a distancia que garantice al menos un porcentaje del 50% de prestación de servicios presencial, sin perjuicio del desarrollo telemático de la formación teórica vinculada a estos últimos, según apuntan fuentes de la negociación.

MISMOS DERECHOS QUE LOS PRESENCIALES

Los empleados que trabajen a distancia tendrán los mismos derechos que los presenciales y no podrán sufrir perjuicio de sus condiciones laborales, incluyendo retribución, estabilidad en el empleo, tiempo de trabajo, formación y promoción profesional.

La negativa de un empleado a trabajar a distancia, el ejercicio de la reversibilidad al trabajo presencial y las dificultades para el desarrollo adecuado de la actividad laboral a distancia exclusivamente relacionadas con el cambio de una prestación presencial a otra que incluya trabajo a distancia, no serán causas justificativas de despido ni de la modificación sustancial de las condiciones de trabajo, precisan las mismas fuentes.

Las personas que trabajen a distancia desde el inicio de la relación laboral durante la totalidad de su jornada tendrán prioridad para ocupar puestos de trabajo que se realizan total o parcialmente de manera presencial, por lo que la empresa deberá informar de las vacantes disponibles.

Artículo elaborado por EM a partir de la información proporcionada por Europa Press.

Suscribir
Notificar de
6 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

Berenjena Durisima
Berenjena Durisima (@bdurisima)
Miembro
Concejal | Regidor
1 mes atrás
Karl *☭
Karl *☭ (@karl_zaharra)
Miembro
Alcalde
1 mes atrás

Ahora sólo falta una regulación equivalente para los empleados del sector público.

Hmmm.
No veo a la Administración pagando los Gigas a los funcionarios…

Kayros
Kayros (@patreon_35146726)
Miembro
Alcalde
1 mes atrás

Me parecen todos puntos de sentido común, ahora, no creo que vayan a servir para evitar uno de los problemas principales y es que con el trabajo a distancia se fomenta mucho las horas extras no remuneradas. En buena parte porque el empresario se aprovecha, pero también porque el propio trabajador se acaba liando a hacer cosas.

valandildeandunie
valandildeandunie (@valandildeandunie)
Miembro
Concejal | Regidor
1 mes atrás

Buenos días a todos, hablando de este tema , ya el estado se mete en el teletrabajo, como sigan así las cosas, ya pronto decidirá en que cama debemos dormir.

Debemos decir que los sindicatos son unas organizaciones totalitarias que se atribuyen la representación de todos los trabajadores cuando representan a una parte pequeña de éstos y decir que eres tú , y no los sindicatos quienes debes negociar tus condiciones de trabajo, luego pasa lo que pasa con estos mastodónticos convenidos colectivos que lo único que hacen es dificultad el acceso al mercado de trabajo.

Para terminar, es un mito muy extendido decir que los sindicatos han mejorado las condiciones de trabajo, si por ellos fueran, todavía estaríamos conduciendo coches fé caballo.

Ha sido el capitalismo quien ha mejorado las condiciones laborales.