Si algo caracteriza al elector español medio es que le molesta el ruido. De entrada, le gusta que los políticos digan cosas, tengan presencia, se manifiesten… Pero solo un poco. En determinado momento, en cuanto la presencia mediática sobrepasa cierto umbral, el elector muestra su cansancio y rechaza al político que no dosifica su presencia en los medios.

Pedro Sánchez consiguió notoriedad (y de paso, salvar el cuello), cuando se lanzó a la investidura tras el rechazo de Rajoy. Consiguió aún más notoriedad, y crédito social, cuando logró un acuerdo con Ciudadanos. Hasta ahí.

Pero una semana después la sociedad había llegado al límite, y todo lo ocurrido desde entonces lleva a Sánchez cuesta abajo: el exceso de exposición mediática empieza a perjudicarle  claramente, y la idea de que es un fracasado que vende humo se extiende como la pólvora. La sociedad es sumamente cruel, y pasa rápidamente de la adoración (que siempre es moderada) al desprecio, que puede llegar a ser absoluto.

Ahora Sánchez tiene por delante dos o tres semanas más de negociaciones, de idas y venidas mediáticas que, salvo que acaben con un acuerdo final que le redima, no harán otra cosa que perjudicarle. Se ha pasado de frenada, ha copado demasiados minutos en los medios, y ahora solo transmite confusión. Eso la sociedad no lo perdona.

Por su parte, Albert Rivera ha logrado, tras la llamada de Sánchez para negociar, alcanzar la cuadratura del círculo. Con un resultado electoral mediocre, que lo convertía en irrelevante e instauraba de hecho en España un sistema que los alemanes llamarían “de tres partidos y medio”, ha conseguido presencia y que, a la altura de abril, se hable en los medios sin excepción de “los cuatro grandes partidos”. Quien lo tenía más difícil a final de año es quien mejor lo ha hecho, para sus intereses, en el primer trimestre de 2016. Pero ese trimestre se acabó, y la estrategia que tan buenos frutos le ha proporcionado a los de Rivera está agotada. Su exposición mediática ha sido menor que la de Sánchez, la justa para ganar protagonismo pero no tanta como para cansar. Cómo conseguirá mantener el equilibrio en los próximos meses va a ser difícil. Los riesgos son muchos. Las posibilidades de caída, si no consigue mantener el pulso, altas.

Pablo Iglesias salió muy reforzado de las elecciones, pero dilapidó todo el capital acumulado en unos meses de febrero y marzo desastrosos, en los que sus intervenciones públicas parecían diseñadas por el enemigo. Por el camino, el discreto Garzón le fue ganando terreno con prudencia, apareciendo como “el contrapunto sensato”, allá, hacia la izquierda. Sin embargo, abril ha cambiado las cosas. La “foto a tres” ha devuelto a Iglesias el papel protagonista, sin las estridencias que tanto daño le hicieron en la sesión de investidura. En abril tendrá una buena oportunidad de recuperar terreno e impedir que Garzón le siga ganando espacio, viniendo desde abajo. En la particular partida que están jugando ambos, la confluencia o la separación marcarán la clave de lo que serían las futuras elecciones y sus expectativas electorales. Garzón tiene la llave de un posible segundo puesto en unas hipotéticas elecciones, y lo sabe. Qué exigirá a cambio de ello, es algo que está por ver. Qué papel jugará Errejón, cuya visión transversal de Podemos no encaja con Garzón, será fundamental.

Mientras en febrero y marzo todos movían sus posiciones, Mariano Rajoy optó por quedarse de espectador, como si la partida no fuera con él. Inicialmente, asumir ese papel le supuso un coste: fue visto como un cobarde, casi como un incapaz que facilitaba el gobierno al adversario. Pero el juicio popular es voluble, y el elector mediano, que es el único que importa realmente, ha acabado mareado por el movimiento de los otros tres partidos. Cuando alguien se marea, busca apoyo en algo cercano que parezca sólido, y no hay nada más sólido que lo que permanece inmóvil. Poco más puede decirse: Mariano es, hoy por hoy, el claro triunfador de esta situación, sin haber movido un solo dedo. Su estrategia para las dos semanas que quedan antes de que todo esté decidido es una incógnita.  Pero la inercia resulta claramente alcista: la gente común está harta y no quiere que los políticos les torturen más con sus reuniones.  Así seguirán, y con esa predisposición irán a votar si no cambian las circunstancias, llenando las urnas de votos para el Partido Popular el día 26 de junio.

No obstante, hay un riesgo. Es probable que las encuestas, entre hoy y los próximos diez días, confirmen una subida adicional del PP y algo aún más importante: un serio descenso del PSOE. Si es así, la debilidad de Sánchez puede llevarle a pactar lo que sea antes que acudir a unas elecciones en las que sería el más perjudicado de los cuatro contendientes. Entonces Sánchez cederá lo que haga falta, e Iglesias puede acabar sonriendo, con su cartera bajo el brazo. Si es que el aparato del PSOE lo permite.

Rajoy puede perder la Moncloa en el último momento, en un abrir y cerrar de ojos, allá por el 25 de abril. Y si es así,  su silencio de estos meses se volvería definitivo, porque se abrirá un panorama en el que su propio partido pondrá los ojos en otras personas.

Pero esto último es ciencia ficción. De momento, si todo sigue el guión previsto, el único que aquí tiene motivos para sonreír es él.

 

Suscribir
Notificar de
56 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

DORAEM0ND
DORAEM0N (@doraemon)
Miembro
4 años atrás

Tras sus grandes éxitos:
-Rita, eres la mejor.
-Yo quiero para España un gobierno como el presidido por Jaume Matas.
-Yo te quiero, ¡coño! (a Alfonso Rus)
-Luis, lo comprendo, sé fuerte.
-Mantengo la confianza porque soy justo (a Ana Mato)

llega su buevo dueto con Bertín Osborne: 'Voy a votar a Rajoy. Es un tipo brillante'

Es que no falla una, qué ojo. Yo si fuera Felipe González después de "Felipe González es un tío que está muy bien" empezaría a destruir papeles.

KyoGrey
KyoGrey (@kyogrey)
Miembro
4 años atrás

Erm…Mariano Rajoy está acabado.

Incluso en el caso de que PP y C's sumasen 176, los de Ciudadanos exigirían un presidente distinto.

RiojanoJoven
RiojanoJoven
Invitado
4 años atrás

Creo que ahora mismo UP está por el 5,5% y que Ciudadanos esté por el 15%
Lo que no sabría deciros es como anda el resto de partidos, PP por el 29%, PSOE por el 20,5% y Podemos por el 19,5%

Será importante la campaña electoral, las confluencias, hacia donde tire los partidos, etc.

Manhuel49
Manhuel49
Invitado
4 años atrás

Lo que está claro es que en este país tenemos lo que nos merecemos….en un país serio un presidente mudo, inactivo…amén de los chanchullos que tiene encima, tendría que ser castigado de por vida. Pero este país no es serio, tenemos una democracia frágil, y eso que ha habido tiempo de fortalecerla, pero una ciudadanía que premia la corrupción y la desigualdad, es una ciudadanía ignorante.. Penoso país……….Aquí prevalece la ideología, da igual que la gente no tenga que comer, da igual que sus propios hijos tengan un trabajo precario o directamente no lo tengan, da igual todo…..lo importante es que "ganen los míos"…..Lo dicho, ciudadanía ignorante….España no puede ser nunca un gran país…..y ahora los derechones que echen espuma….

Alex1214
Alex1214
Invitado
4 años atrás

Por mucho que las encuestas manipulen creo que de repetirse las elecciones el psoe apenas superará los 80 escaños y si ponen a Susana dudo que superen los 70…

LIsufelligus
LIsufelligus
Invitado
4 años atrás

Casi todos (Incluída Susana Díaz) sabemos que si se repiten elecciones el batacazo del Psoe va a ser monumental…casi todos menos Sánchez, que igual que pensó que sería presidente tras sacar ¡¡90 !! diputados ahora debe pensar que ganará las elecciones. Cosas veredes amigo Sancho que farán fablar las piedras…

solidare
solidare (@mateuvicc)
Miembro
4 años atrás

Soy de la opinión que artículos como éste bajan el nivel y la credibilidad de Electomanía.
Para empezar parte de un pre-juicio: "al elector medio español le molesta el ruido"
A partir de ahí una interpretación muy sui generis para concluir que Rajoy hace muy bien callando.

Que los políticos propongan y opinen no es "ruido", es la base de la política y es lo que define cada momento político.

AGR_Ubeda
AGR_Ubeda (@seis_doble)
Miembro
4 años atrás

De hecho mira. Todo este rollo de encuestas de no sé que de propotencias, dontancredismos, etc. para qué? para terminar como el 20D?
Pero teniendo en cuenta la navaja de Ockham, creo que era mucho más fácil llegar a que todo esto de los vaivenes encuestiles no es más que paja, relleno. Y de hecho es algo a lo que alguien imparcial llegaría sin demasiado esfuerzo.
Qué hemos visto en estos meses de los candidatos que ya no supieramos? nada. Si es que en verdad no ha pasado nada.
La gente no es bipolar y las intenciones no cambian en semanas de forma apreciable.

En cambio el comentarista se come todo este ruido y lo hace suyo (posiblemente d forma inconsciente) solo porque le conviene a su idea fuerza.

Hispalense
Hispalense
Invitado
4 años atrás

Rajoy está políticamente amortizado salvo en el improbable caso de lograr mayoría absoluta en las próximas elecciones.

O se va ahora voluntariamente cediendo su puesto a un independiente que sea aceptable también por el PSOE y fraguar la Gran Coalición, o en unos meses Rivera y los críticos en el PP se van a cobrar su cabeza.

AGR_Ubeda
AGR_Ubeda (@seis_doble)
Miembro
4 años atrás

Acaba de salir Soria y su hermano en lode Panamá.

En breve volverán en el A3, El PAís, etc. con no sé que de Venezuela y Podemos

CentroPerdido
CentroPerdido
Invitado
4 años atrás

Si siempre haces lo mismo(nada), alguna vez te tocará acertar, por pura probabilidad, vamos.

Deuteragonismo
Deuteragonismo (@c0nsulend0)
Miembro
4 años atrás

Ayer en el Cien Montaditos decían lo mismo…

Nivelazo…

AGR_Ubeda
AGR_Ubeda (@seis_doble)
Miembro
4 años atrás

Leo lo que escribe José Solver y no me puedo quitar la sensación de que tiene una única idea, denostar todo lo posible a Podemos y ensalzar las derechas, sobre todo a C's. Todo el resto del artículo, desde el título al fin son añadidos para que parezca que se trata de un artículo que trata de algún tema, cuando en realidad solo son postizos de la idea fuerza que siempre es la misma.
Este es un ejemplo y otro, muy gracioso, era otro artículo en el que comentaba sobre la legislación laboral en el que llegaba a la conclusión de que la culpa de que en lo laboral las leyes actuales no fueran adecuadas para reducir el paro era de… redobles… tachán… Podemos!
He de admitir que echarle la culpa de la legislación laboral actual a Podemos fue de cracks anti-Podemicos, a la altura de Aguirre y pocos más.

FranStopTTIP
FranStopTTIP
Invitado
4 años atrás

Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en Madrid (partido muy de centro y muy regenerador), "admirador" de Mario Conde.
Ahí van unos cuantos tuits: https://twitter.com/ignacioaguado/status/25467266https://twitter.com/ignacioaguado/status/29525063https://twitter.com/ignacioaguado/status/25454015

diosarcano
diosarcano (@diosarcano)
Miembro
4 años atrás

El diario online pública una información sobre la fundacion CEPS (creo que se escribe así), la noticia en resumidas cuentas dice que de aquellos siete millones que el Gobierno venezolano pago por asesoramiento, la sociedad tan sólo declaró 3'9, queda claro que la práctica de monedero era habitual, y estaba bien arraigada.

Aquí volvemos a ver otro caso de cuádruple moralidad por parte de la formación morada, si bien no dudo que con artimañas, de una manera o otra introdujeron el dinero y probablemente de manera legal, deja patente que ni mucho menos son nueva política, son de la misma clase que el pp, pero con mucho más maquillaje.

Fuente: http://okdiario.com/inveystigacion/la-fundacion-d

Espero que la implicación del ministro en los papeles de Panamá no tape este otro escandalo

Canariaguanche
Canariaguanche
Invitado
4 años atrás

El ministro Soria implicado en los papeles de Panamá. Otro en la lista de Rajoy.

raspunchen
raspunchen (@zumalakarregi)
Miembro
4 años atrás

Discrepo.
Rajoy, cual medalla del amor, está hoy más en la cuerda floja que ayer, pero menos que mañana.
Ya no volverá nunca más a ser presidente y lo saben tanto él como Mudanzas Manola, la mejor de Santa Pola.