La reacción ante los atentados de Barcelona por parte de las autoridades fue bastante buena. Aunque hubo algunas excentricidades e intentos de llevarse el ascua a su sardina, en general los polìticos estuvieron a la altura, ignorando incluso las declaraciones no tan afortunadas cuando venían de los adversarios. Se impuso la colaboración entre administraciones, con un tono adecuado. Por supuesto, hechos como éste siempre dejan cuentas pendientes, pero en general se apreció en todos un intento por olvidar los reproches o, al menos, por posponerlos hasta que la situación se normalice.

Las redes sociales son otra cosa. Casi inmediatamente después de los atentados, el odio hizo su aparición allí con toda su carga de villanía.  Los reproches, la adjudicación de culpas (cuando todavía no se conocía ni la décima parte de lo que había pasado) se hicieron enseguida la norma. Numerosos kamikazes pusieron inmediatamente el foco en su adversario, y cada cual utilizó a discreción su bandera y, sobre todo, su idioma, como arma arrojadiza. Malnacidos.

En una macabra metáfora de lo que hoy en día es esta sociedad, la prensa siguió fielmente, casi de inmediato, el mismo esquema que iniciaron los tuiteros. Señalados periodistas, antes de saber realmente qué había ocurrido, ya vomitaban su resentimiento,  en twitter primero y en artículos después, arrojando odio a discreción. Grandes aportaciones a la convivencia, sin duda; habrá que darles las gracias.

Ahora, cinco días después del atentado, la bola de nieve ya es imparable. Toda la grandeza inicial se diluye en el mar de la división, y nada se salvará: la culpa siempre es del otro, no cabe ninguna duda, y hay que restregársela para sacar tajada.

Da igual que quienes sembraron la cizaña fueran inicialmente una minoría tanto en un bando como en el contrario. La sociedad, finalmente, acaba comprando el discurso de los radicales, si estos cuentan con altavoces,  porque su discurso es más simple y ahorra el enojoso vicio de tener que pensar y apreciar matices.

El desencadenante de la división ha sido, una vez más, el idioma. La diversidad lingüistica que debería ser nuestro orgullo, y parte de un patrimonio escrupulosamente respetado, es desde hace década y media, el principal acicate de los fundamentalistas que cada vez abundan más. Utilizan el mismo argumento, sin saberlo, los bárbaros y sus contrarios, porque ambos pretenden imponer su visión monolingüe de lo que debe ser un país. Su puto país.

Un tuit en catalán de los mossos, retuiteado dos mil veces, puede ser objeto de la justa ira de integristas castellanistas, que ignorarán olímpicamente que ese mismo tuit, en castellano y retuiteado tres mil veces, convive con el anterior en las redes. Puigdemont aparecerá en los medios hablando en catalán, obviando la más mínima referencia al castellano, lo cual puede ser asumible, pero olvidando incluso hasta la más pequeña referencia a la existencia de algo llamado España, lo cual le obligará a realizar rocambolescos rodeos en su discurso que al parecer no escandalizaron a nadie de su parroquia.

Con unos pocos pequeños mimbres de mezquindad como estos, las redes construyeron enseguida su bola de nieve llamada odio, y se lanzaron a agrandarla, gozosas:

En pocas ahora ya estaban todos desbocados, hablando de los bolardos, de que si la alcaldesa de Barcelona fuera del PP la estarían crucificando por no ponerlos; y los contrarios hablando de la privación de determinadas competencias en materia antiterrorista a los mossos, lo cual demuestra que la culpa de todo la tiene el gobierno fascista español; y los otros con el mapa de Catalunya en los telediarios, con todos los puntos de origen y destino de los yihadistas convenientemente detallados, demostrando así que la raíz de todo está en Catalunya, solo en Catalunya, nada más que en Catalunya; y los de más allá con el boicot a determinadas autoridades en las manifestaciones unitarias; y luego ya todo lo demás, y sobre todo el reproche lingüístico permanente, constante, en un fuego cruzado vomitivo.

#Bueno_pues_vayanse_ustedes_todos_a_freir_esparragos

La ciudadanía barcelonesa, a pesar de ese mar de fondo que crece, está dando aún un ejemplo de civismo y de saber estar digno de mejor ocasión. Nuestros políticos (en algún momento) y nuestra prensa (en demasiados) deberían avergonzarse. Pero no lo van a hacer: van a seguir devorando la carroña y llamando buitres solo a los buitres de enfrente, sin mirarse al espejo ni por un momento.

La convivencia, el diálogo razonado y la evaluación ponderada de lo ocurrido, se excluyen del tablero, porque lo único que importa es adjudicar la culpa a los otros, y que la parte de la opinión pública que le interesa a cada cual acabe comprando ese discurso.

En algún momento debería haber una rebelión cívica de la gente normal, de la gente no-tan-politizada-ni-tan-idiotizada-por-consignas, que mandara todas estas patrañas del odio a freír monas. Y no solo mediante la pasividad, sino mediante el voto activo. Un voto distinto, que quizás hoy por hoy si siquiera encuentra partidos políticos en que apoyarse.

Hubo un tiempo, hace veinticinco o treinta años, en que tuvimos una oportunidad real para construir un país grande, dialogante y generoso. Un país como algunos (pocos) más que hay por el mundo.  Un país civilizado que diera ejemplo de pluralidad. Pero ese momento quedó atrás. En su lugar, por nuestra propia responsabilidad, vivimos ahora en un batiburrillo de resentimientos y desconfianza, un auténtico polvorín del que nadie, por mucha arrogancia que exhiba, sabe realmente cómo vamos a salir. Los responsables de todo esto tienen nombres y apellidos concretos. Su actividad favorita consiste en idear resentimientos, en agrandar minucias y sacar rédito político de ellas. Culpan y demonizan, empaquetan su odio, y lo venden luego en forma de tuits, en forma de artículos, en forma de tertulias con gran audiencia.

Así van a seguir. Y usted, lector, va a continuar comprando esos discursos. Así que usted también es responsable. Todos lo somos.

 

Suscribir
Notificar de
239 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

Knos
Knos
Invitado
3 años atrás

Poner en la misma balanza y sugerir que están al mismo nivel la catalanofobia que hemos visto en las redes y los medios de comunicación con el hecho de que el president de la Generalitat hable en catalán y omita la palabra "España" en su discurso (Oh! pecado!) es de un cinismo vergonzante para alguien que pretende dar una sensación de persona razonable y moderada. Lo que ha ocurrido es miserable, pero tambien previsible porque viene ocurriendo desde hace muchos años (mucho antes de que empezara "el procès")

Nico_
Nico_ (@nico)
Miembro
3 años atrás

Causas de hacer vehicular aquello que no debería haber pasado de manifestaciones folclóricas y culturales.

segre
segre (@francesc-roca)
Miembro
3 años atrás

El título de esta entrada no me gusta nada.

Podría haber sido otro más neutral.

Al hablar de Cataluña y el puto idioma uno podría pensar que es el catalán el puto Idioma y entiendo que eso no se quiere decir.

DORAEM0ND
DORAEM0N (@doraemon)
Miembro
3 años atrás

Tema menor: aún sigo sin oír Ripoll en ninguna cadena española, siempre es Ripol.
Y encima la gente hablando en catalán en Cataluña. Donde iremos a parar…

Errai
Errai (@errai)
Miembro
3 años atrás

Analizando la "información" facilitada por los Mass-mierda estos días, debe haber por el mundo gente de derechas que cree que por orden del ministro Zoido la legión se ha cargado a terroristas islamicos independentistas que atentaron por culpa de Colau y que los catalanes hablan catalán para joder a los castellanoparlantes..

Gaditano1812
Gaditano1812
Invitado
3 años atrás

Francia
La popularidad de Macron se hunde
El 43% de los que votaron a Macron en segunda vuelta lo hicieron sólo para frenar a Le Pen.
Su triunfo vino acompañada de la abstención más alta desde 1969 y con el voto blanco más alto de la democracia: 11.5%.
http://www.libremercado.com/2017-08-22/la-popular

Gaditano1812
Gaditano1812
Invitado
3 años atrás

Ecuador
Lenin Moreno roza el 80% de aprobación tras 100 días de gobierno según 4 encuestadoras https://www.elcomercio.com/actualidad/presidente-

Gaditano1812
Gaditano1812
Invitado
3 años atrás

Trump se hunde en 3 estados claves: Michigan, Pennsylvania y wisconsi
http://elperiodicodemexico.com/nota.php?id=864889

Répør
Répør (@reporterosreportados)
Miembro
3 años atrás

¿Es posible un segundo atentado de falsa bandera en Cataluña?
https://elrobotpescador.com/2017/08/21/es-posible

Répør
Répør (@reporterosreportados)
Miembro
3 años atrás

OFF-TOPIC

Hoy se cumplen 90 años de las ejecuciones de Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti. En la Wikipedia tenéis información sobre el caso: https://es.wikipedia.org/wiki/Muerte_de_Sacco_y_V

Para la posteridad quedó esta canción de Joan Baez y Ennio Morricone: https://youtu.be/7oday_Fc-Gc

Here's to you

Here's to you, Nicola and Bart
Rest forever here in our hearts
The last and final moment is yours
That agony is your triumph.

Pantxito
Pantxito (@pantxito123)
Miembro
3 años atrás

Respecto al tema, creo que el jefe de los Mossos lo ha resumido todo perfectamente. Hay que ser un poco ….. para indignarse porque responda en catalán a una pregunta en catalán… Está claro lo que buscaban, (dejar mal a los Mossos, y por lo tanto al Govern) pero al final les ha salido el tiro por la culata.
Pero lo que la mayoría de los españoles ha transmitido estos días a Catalunya (solidaridad, apoyo…) ha sido mucho mejor. Está claro que esta vez la sociedad ha estado a la altura (quitando a los 4 gato perdíos que intentan sacar provecho para fomentar la islamofobia), y la mayoría de los políticos (no todos, porque por ej. lo de Zoido fue ridículo) también.

Por cierto, hoy he estado hablando con mi madre sobre el tema, y ella cree que lo que hay que hacer es quitar todas las ayudas a los inmigrantes y echarlos a todos del país (vamos, que mañana se puede afiliar a VOX). Es de las personas que se han tragado el cuento de la islamofobia. ¿Cómo puedo hacer para convencerla?

PD: esto de La Pera ya se nos está yendo de la mano a todos…

Buenas noches a todos, Gabon

liber_all
liber_all (@liber_all)
Miembro
3 años atrás

El problema con las distintas lenguas es que se utilizan como arma política. La otra vez salió una encuesta sobres los sentires nacionalistas y hay una correlación clara. Donde más catalán se habla, por ejemplo, más catalana se siente la gente y menos española. Y entre más catalana se sienta, más deseos de independencia, autonomía, autogobierno, etc etc.
Ni la pela, ni deseos de mayor democracia, ni la pena de sentir que los terribles españoles no los quieren y los desprecian, ni la cultura… la cuestión principal es la lengua que se habla.
Y esto lo sabe los dirigentes políticos y así lo usan, y los que tienen dos dedos de frente lo perciben claramente.

Cuando un político catalán presiona para que el catalán se use en el 90% de las horas lectivas no es porque quiera proteger sea lengua, ni porque quiera proteger su cultura, lo hace porque sabe que unos años así tendrán a una persona alienada con uno pensamiento que favorece las consecución de los objetivos de ese político.
Y si alguien de fuera lo ve se horroriza y se muestra contrario a ello… pero claro, es toda una maquinaria y de pronto acaban convirtiendo esa oposición en una especie de ataque contra los individuos o contra una cultura o contra la lengua misma.

Estudiante
Estudiante (@estudiante)
Miembro
3 años atrás

Una reflexión de alguien que vino a trabajar al PV.
https://youtu.be/O-G6cnyMbUs

Y otra que vino a trabajar a Catalunya
https://youtu.be/M14ebPJ-AtM

Dargo92
Dargo92 (@renubeirufurniellu)
Miembro
3 años atrás

A ver esto la ha resumido muy bien el jefe de los mossos:

PUES MOLT BÉ, PUES ADIÓS.

Def
Def (@ibrsbk)
Miembro
3 años atrás

Lo que me hace gracia es que escribís Cataluña con NY, en castellano es con Ñ.

Estudiante
Estudiante (@estudiante)
Miembro
3 años atrás

En España hace falta mucha tolerancia hacia el catalán, euskera,…. Desde los topónimos hasta la libertad lingüística. ¿Por que tiene un cargo que hablar en castellano? ¿Pq no puede hablar en los dos idiomas o en el que elija? Todo el mundo sabe que si elige el castellano no pasa nada, pero como elija el otro la cosa está liada.

Ejemplos de tolerancia hacia otras lenguas: https://youtu.be/4gsL7UIl0JA
https://youtu.be/q1GuH3KjvhQ
https://youtu.be/SrqUWDkZ2lE (la que habla es Blanca Urgel consejera de cultura del PSE que creo que nadie podrá decir que su crítica no es imparcial).

Y encima en vez de ser apoyados fueron objeto de crítica:
https://youtu.be/Ig1PE9zu3EY

Solo un pequeño ejemplo. Como digo la falta de tolerancia en temas lingüísticos es síntoma de los problemas territoriales que tiene España

Leftliberal
Leftliberal (@linksliberal)
Miembro
3 años atrás

No entiendo los problemas…

1.una lengua vehicular que establezca la posibilidad de comunicarte con el mayor número de personas en global

2.una lengua que te ofrezca poder comunicarte,socializarte y relacionarte con los habitantes de tu estado, que ofrezca igualdad de oportunidades y entendiendo

3.una lengua que sea vehicular en tu ámbito más próximo y regional

Leftliberal
Leftliberal (@linksliberal)
Miembro
3 años atrás

La LOCAZIU con menos 108 de valoración .. sinceramente yo creo que cierta persona está traspasando todos los límites del buen gusto.

Me parece muy enfermo.

mfjj
mfjj (@mfjj)
Miembro
3 años atrás

Esos no nacionalistas son también nacionalistas…

eseneno
eseneno (@cefirointhesky)
Miembro
3 años atrás

Un discurso de Putin subtitulado al castellano entre los más vistos de Youtube España ahora mismo. Preocupante que tenga muchos más likes que dislikes.

https://youtu.be/JptkHakRnYQ

Mezcla de una forma absurda la homosexualidad y transexualidad con los atentados yihadistas. Y dice que estas tres cosas son un plan de Occidente para reducir la población. Todo muy loco y disparatado.

El segundo arsenal nuclear más grande del mundo está en manos de un demente. Y el primero está en manos de un admirador de este demente.