EMNacionalPolíticaCisnes en Venecia

Cisnes en Venecia

electomania.es -

El 26 de abril de 1986 se produjo el peor accidente nuclear de la historia. La central de  Chernóbil, a caballo entre Ucrania, Rusia y Bielorusia, sufrió una serie de fallos y errores en cadena que condujeron a una catástrofe sin precedentes, que contaminó una gran extensión de terreno que llegó a doce países diferenes, pero sobre todo a los tres estados soviéticos, cubriendo áreas superiores a los 150.000 kilómetros cuadrados.

La zona más cercana a la central fue evacuada, y una amplia área alrededor del lugar del accidente está vedada desde entonces para los habitantes humanos por tiempo indefinido. Hoy, 34 años después después, la naturaleza ha recuperado su espacio y la vida ha vuelto, a pesar de la radiación. Perros asilvestrados, conejos, búhos, caballos de Przewalski y un sinfín de especies más han encontrado un nuevo hogar, o más bien recuperado el que siempre fue suyo. Casi todas las especies que habitaron tradicionalmente la zona, y que habían sido expulsadas por el hombre, han tomado carta de naturaleza, y hasta el esquivo lobo, que necesita unas condiciones de libertad de movimientos que ya casi no existen en ningún lugar, campa a sus anchas por las calles de la ciudad. Chernóbil, probablemente, evitará la extinción de los icónicos caballos de Przewalski.

La vegetación ha invadido la ciudad, se cuela entre el asfalto, crece en los tejados, y proporciona mil cobijos que los animales aprovechan. En la cercana ciudad de Pripyat, casi ninguna puerta permanece cerrada ya: la naturaleza, con el paso de los años, ha abierto casi todas, y dentro, en las casas, las oficinas, las cocinas y los viejos despachos de funcionarios gubernamentales, hay vida.

Venecia no es Chernobyl, pero está viviendo un pequeño paréntesis que nos indica qué ocurre cuando la presión humana cesa. Hace casi un mes, cuando el resto de Europa aún permanecía ignorante de la gravedad de la situación, ya se tuvo que declarar allí una cuarentena que cambió drásticamente la faz de la ciudad. Los turistas desaparecieron de golpe y la imagen de una ciudad atestada, hermosa pero llena de canales malolientes, aguas turbias, ruido y agobio, se esfumó de repente.

Solo quedaron los pocos habitantes permanentes, recluidos, y unos servicios mínimos necesarios para mantener los servicios esenciales.

Hoy, 26 días más tarde, los cambios son pequeños pero claramente perceptibles. Ya no huele mal. Las aguas se han vuelto cristalinas, la contaminación se está disolviendo y la naturaleza, mucho más modestamente que en Chernóbyl, por supuesto, pero con decisión, ha vuelto. Hay peces en las aguas, se ve el fondo de los canales, y los defines se aventuran en lugares que hace décadas habían abandonado.

https://twitter.com/BANGWOOL_PD/status/1240234071701229568

Tu opiniónEM
EM no se responsabiliza de las opiniones de los usuarios

Existen unas normas 👮 📄 para comentar que si no se cumplen conllevan la expulsión inmediata y permanente de la web.

382 COMENTARIOS

Subscribe
Notify of
382 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

EM en redes

El Foro (eF)

Están comentando...

📊 Sondeos

🗳️ ElectoPanel

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
382
0
Would love your thoughts, please comment.x