La aprobación ayer del proyecto de Ley de Memoria Democrática por el Consejo de ministros sigue dando que hablar. Aunque incluye muchos otros extremos, alguno de ellos, como la probable extinción de la orden de los benedictinos que hasta ahora lleva el día a día de la abadía y, sobre todo, las declaraciones de Carmen Calvo según las cuales el gobierno «reflexionará sobre un eventual derribo de la cruz que actualmente preside el Valle de los caídos».

La líder de Vox , Rocío de Meer, ha advertido este martes al Gobierno de Pedro Sánchez que la cruz del Valle de los Caídos no se retirará de este enclave a pesar de la Ley de Memoria Democrática.

«No la vais a tocar«, ha señalado en un mensaje en su cuenta personal de Twitter que acompaña con una fotografía de la cruz y después de que el presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF), Juan Chicharro, haya llamado a esta formación a reaccionar ante esta ley.

Con esta ley, según ella, el Gobierno busca «enfrentar a los españoles y despreciar profundamente el trabajo de nuestros abuelos y padres en favor de la reconciliación y la concordia». «Como se ha quedado sin ideas, tiene que volver atrás, a las trincheras», ha apostillado en declaraciones a TVE.

En esta línea, tras reivindicar el trabajo de reconciliación que se hizo en la Transición, ha recalcado que Vox no busca «enfrentar» en un momento en el que es necesario que «salgamos todos hacia adelante y la prioridad y necesidades son otras». «El que se dedica a hacerlo –en referencia al Gobierno de Pedro Sánchez– tendrá que explicarlo a sus hijos», ha apostillado.

En un tono similar se ha pronunciado el líder nacional del partido, Santiago Abascal.

Artículo elaborado por EM a partir de la información proporcionada por Europa Press.

Suscribir
Notificar de
72 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

SocialpatriotaD
Socialpatriota (@socialpatriota)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

En la edificación de la cruz del Valle de los Caídos no trabajaron presos, solo personal especializado.

Los presos trabajaron en la explanada y demás, a cambio de cobrar el jornal normal por el trabajo, por lo que no era trabajo esclavo como han dicho algunos. Junto a los presos trabajaron gran cantidad de albañiles libres, que realizaron la mayor parte de la obra. Además de que para los presos no era obligatorio trabajar allí, pero muchos aceptaron porque te reducían la condena por cada día trabajado, además de poder cobrar.

Lo del trabajo esclavo por presos forzados y sin cobrar era en el Gulag soviético y en los campos de trabajo del III Reich.

Last edited 14 diás atrás by Socialpatriota
AzoteProgre
AzoteProgre (@azoteprogre)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

Vamos a ver, esto ya no lo hacían ni los tiranos emperadores romanos como Caracalla, que sí, borraban el nombre del rival político de todos los monumentos, etc… como con su hermano Geta, pero ya lo de derribar construcciones es propio del DAESH.

electoAlvaro
electoAlvaro (@electoalvaro)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

comment image&name=900×900

HispanoeternoD
Hispanoeterno (@hispanoeterno)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

Spoiler

 

 


 
 

Geopolítico
Geopolítico (@geopolitico3)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

No creo que vayan a derribar nada, una cruz es un símbolo católico, no representa ideologías políticas. Además, es que si la quitan se liaría literalmente la mundial por que no tiene absolutamente ningún sentido ni justificación más allá del odio y el revanchismo que al gobierno le ha dado ahora por azuzar.

Maria Garcia
Maria Garcia (@mariaircale)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

Tambien pueden derribar la capilla real del palacio real al ser un elemento religioso en un edificio aconfesional
Y hacerse cargp de todas las catedrales tras quitarselas a la iglesia y luego derribarlas
Y cambiarle el nombre a santa cruz de tenerife
A santa lucia de Gordón
A cada pueblo con nombre religioso
Y cambiar la bandera asturiana
Y ….

O ponerse a trabajar y sacarnos de la crisis

Maria Garcia
Maria Garcia (@mariaircale)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

En Alemania siguen en pie las grandes obras del nazismo como el estado olimpico o el ministerio del aire
En Italia las grandes obras de Mussolini como el foro italico o la UER
En Polonia la casa de la cultura «regalo»de Stalin
En Alemania la gran torre de la tv obra de la RDA o el monumento a los violadores societicos
En Rusia los grandes monumentos de la URSS
El gran edificio militar francés es los Invalidos presidido por la gran iglesia didicada a San Luis. Esta semana cumplió 350 años de su creacion y el ejercito frances invito a presidir el acto al nieto de Franco, Luis Alfonso,como jefe de la casa real francesa
Ningun pais ha derribado ninguna obra conatruida en tiempos dictatoriales.
La basilica del valle sigue siendo de la iglesia. La cruz esta sobre el altar. Se puede considerar comp parte de ella
Solo los talibanes con la destruccion de los Budas en 2001 ha llegado a ese extremo
dicen que quieren que sea un lugar de paz y reconciliacion. Aja. Y empezarian por enfrentar de nuevo a media España con la otra

España en pie
España en pie (@espana-en-pie)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

Spoiler
comment image
comment image

No tocarán la cruz. Y si la tocan, que se atengan a las consecuencias. Reaccionaremos.

Last edited 14 diás atrás by España en pie
uCarusu
uCarusu (@ucarusu)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

Que hagan ‘reliquias’ con el esperpento ese y que hagan caja a costa de los nacionalcatólicos que quieran un trocito de 1cm3 como llavero.
Eso es lo que tendría que hacer un gobierno en un estado aconfesional. 

Baskoitxo
Baskoitxo (@baskoitxo)
Miembro
Concejal | Regidor
14 diás atrás

Yo si hay posibilidad de retirarla sin derribarla es lo que haria. Y luego que se la den a los fachas como de Meer para que hagan con ella lo que quieran que se la den a la Conferencia Episcopal, al Ovispado, al Papado a quien coño corresponda para que la reubiquen. Pero en un sitio que tiene que ser un monumento a la reconciliacion no pinta nada una cruz cristiana.

Rebel
Rebel (@psarria1280)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

Yo creo que hay que tirar primero esa cruz del odio, y luego ya preguntar a ver lo que se hace con ella…

Maestretard
Maestretard (@patreon_24645410)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

Lo que viene a ser una cortina de humo y crear problemas donde no los hay

VivaVigo
VivaVigo (@adristreet09_2)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

Sinceramente creo que si la acaban derrumbando sería un error, la cruz para mí no representa simbología fascista aunque la iglesia los hubiera apoyado y los apoye.
El Valle de los Caidos debe convertirse en un lugar de homenaje a TODOS los caídos durante la guerra civil, el episodio más triste de nuestra historia pues no hay peor guerra que la que ocurre entre «hermanos».

Last edited 14 diás atrás by VivaVigo
Karl *☭
Karl *☭ (@karl)
Miembro
Alcalde
14 diás atrás

Lo bueno, la reflexión del gobierno sobre un eventual deribo de la cruz del Valle de los Caídos. Es la primera vez que se conyempla oficialmente esta opción.
 
Lo malo. que es una reflexión del PSOE y ya sabemos lo que pasará. La cruz seguirá en su sitio.
 
Que no se preocupe tanto la señora de Meer. Que tampoco la cruz es suya.

llatzeret
llatzeret (@llatzeret)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

Opción a)

Como se ha quedado sin ideas, tiene que volver atrás, a las trincheras», ha apostillado en declaraciones a TVE.

Grandisima cortina de humo para tratar de tapar una crisis económica.

Como cuando ZP y los crucifijos. Si empiezas a trabajar por una sociedad aconfesional o la memoria histórica lo haces por tapar la crisis, la corrupción, el casoquetoqueenesemomento.

Te haces indepe? Es por tapar la corrupción!

Y, por supuesto, los crucifijos siguen ahí…. Y la crisis ha vuelto

Opción b)

El Gobierno busca «enfrentar a los españoles y despreciar profundamente el trabajo de nuestros abuelos y padres en favor de la reconciliación

Claro, igual que ZP y el matrimonio gay. Buscaba enfrentar. O los indepes que solo buscan la división.

Porque lo que divide y lo que reconcilia lo deciden ellos. Genial Oyga

Hasta aquí, bien, si te pasas de la raya que YO diga solo buscas la división y el enfrentamiento. Pero no porque la gente (mayoritariamente) esté hasta las pelotas de los curas, el franquismo o el estado español.

Nooo, es por tapar vete tu a saber que cosa (crisis, corrupción, caso tal, bajada en las encuestas, etc)

Y por supuesto el puxxValle y la puXX criuz siguen ahí.

Last edited 14 diás atrás by llatzeret
valandildeandunie
valandildeandunie (@valandildeandunie)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

El
Ni se construyó como tumba faraónica para Franco ni lo levantaron «esclavos» perdedores de la guerra. La izquierda revisionista ha creado una leyenda negra en torno a este monumentoDe los diez años que duró laconstrucción del Valle, sólo durante 7 hubo trabajadores penados que llegaron para beneficiarse mediante la obra de reducciones y salario
Ni se construyó como tumba faraónica para Franco ni lo levantaron «esclavos» perdedores de la guerra. La izquierda revisionista ha creado una leyenda negra en torno a este monumentoUno de los argumentos utilizados en la campaña difamatoria contra Franco es el de la construcción del Valle de los Caídos, presentandolo como el monumento dedicado a honrar exclusivamente la memoria de los del bando ganador de la Guerra Civil; y construido por presos del perdedor, que habrían sufrido allí una explotación que les convertiría en «esclavos» o condenados a trabajos forzados en el mejor de los casos. Aparte de la intención, también supuesta, y, desde luego ridícula, del entonces Jefe del Estado, de construirse una tumba «faraónica» que glorificase su memoria. Esto último se cae por su peso a la primera de cambio, a poco que se quiera, realmente, conocer la verdad en vez de hacer demagogia: Franco está allí enterrado por decisión de Juan Carlos I, y de nadie más. Tendría que haber sido un megalómano muy perturbado, cosa que no fue nunca, para haber concebido semejante idea. Lo del monumento faraónico viene repitiéndose desde que se le ocurrió el brillante símil a Indalecio Prieto, y está claro que hizo fortuna, porque a base de decirlo, los autores de esta leyenda negra, han logrado consolidarlo. Nada más falso en cuanto a su verdadera finalidad.
Basta con leer por encima el decreto de 23 de agosto de 1957, que constituía la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos: en su párrafo primero, después de invocar el «perdón evangélico», y los lustros de «unidad y hermandad entre españoles», transcurridos desde el final de la guerra, dice claramente que «ha de ser el Monumento a todos los caídos, sobre cuyo sacrificio triunfen los brazos pacificadores de la Cruz». No puede, por tanto, como se ha solicitado frecuentemente, desde hace años –empezando por la comisión de expertos de Rodríguez Zapatero–, «convertirse» en el monumento a todos ellos, sencillamente porque lo ha sido siempre. Y se supo desde el principio; no sólo en España, sino a nivel internacional: «The New York Times» titulaba el 3 de abril de 1959: «El general Franco ofreció el ramo de olivo de la paz a los millones de españoles que entre 1936 y 1939 lucharon al lado del Gobierno republicano vencido», refiriéndose a la inauguración del monumento.

Estuvo muy claro hasta que hace ya tiempo comenzó la campaña difamatoria. Y es grave que se consolide algo que tiene por objeto lo contrario a lo que se buscaba en 1959: crear un enfrentamiento entre españoles, que nos lleve a 1936, al Gobierno del Frente Popular, única fuente de «legitimidad» que reconocen los que ahora mismo pretenden establecer, desde el poder, un verdadero totalitarismo con la supresión de las libertades individuales, empezando por las de expresión, imprenta, pensamiento y cátedra. Abriendo heridas, en vez de cerrarlas, de manera tan artificial como interesada y peligrosa

En primer lugar hay que aclarar que de los 10 años que duraron las obras, sólo durante 7 hubo penados en ellas; entre 1943 y 1950, año en el que los últimos fueron indultados; que trabajaron junto a los libres en los mismos tajos, con los mismos horarios, mismos seguros, mismos jornales y mismas raciones y que ninguno fue llevado al Valle a la fuerza: lo solicitaron a través del Patronato Central para la Redención de Penas, o de Nuestra Señora de la Merced, creado al efecto, y dependiente del Ministerio de Justicia. Así lo reconocieron todos los entrevistados por el escritor Daniel Sueiro, cuando, ya después de la muerte de Franco, preparaba su libro «La verdadera historia del Valle de los Caídos», nada favorable al franquismo pero que tiene el gran valor de contener esos testimonios.

Todos, aparte de admitir de entrada que habían pedido su traslado allí, hablaban de las ventajas que les movieron a hacerlo, y también a llevar a sus familias en cuanto pudieron. Debo decir que en las fuentes estudiadas se encuentra una abrumadora cantidad de documentos que confirman lo dicho por ellos, pero también mucho más: me llamó especialmente la atención que se encontraran en casa de aquellos trabajadores niños dados en acogida por sus padres, por razones económicas o por buscar un lugar más beneficioso para su salud, que en verano llegaran al Valle visitantes, casi siempre parientes –hijos, sobrinos, cuñados o suegros– para pasar allí lo que reconocían como «vacaciones». En tal cantidad que el regidor llegó a establecer un control sobre los habitantes instalados en los poblados entre julio y septiembre, para conocer sus circunstancias. A partir de entonces tuvieron que solicitarlo y, salvo en una ocasión, se les concedió a todos. El que más pases familiares llegó a pedir en un mismo verano fue un recluso, Juan Solomando, que pidió cuatro para dos grupos distintos y dos individuales para otras dos personas; uno de ellos, su cuñado que venía a recoger a un hijo suyo que vivía en casa del solicitante; el otro para su suegra.
Pocos son los que saben ahora que en el Valle existió una escuela donde coincidían los hijos de presos y libres, funcionarios de prisiones, y profesionales que trabajaban en las obras, entre otros, el médico del hospital, el practicante del mismo, o el propio maestro, Gonzalo de Córdoba. Los tres llegaron como presos acogidos al sistema de redención de penas, y permanecieron allí como libres al terminar sus condenas. Aquellos niños se examinaban en el Instituto San Isidro de Madrid, y la mayoría acabaron así el bachillerato. Su asistencia a clase era obligatoria, y, por supuesto gratuita. Tampoco se sabe que a medida que iban terminando las obras, se buscaba a los trabajadores otras colocaciones, o se les ofrecían viviendas baratas en Madrid. Así lo había acordado el Consejo de las Obras, órgano rector de las mismas.
Uno de los tópicos más repetidos es el de los «presos políticos» que habrían ido a parar al Valle por el simple hecho de haber pertenecido a un sindicato o partido político, pero la mayor parte de los investigados debían sus condenas a delitos de sangre cometidos en la retaguardia republicana. Allí hubo asesinos de los que masacraron a los presos del «tren de la muerte», o «de Jaén», en 1936; entre ellos el obispo de esa diócesis, don Manuel Basulto, beatificado en 2013, su hermana Teresa, y las monjas de la Caridad, que formaban parte de aquella expedición acabada en genocidio: más de 200 personas, fusiladas por las milicias en el Pozo del Tío Raimundo.
Un caso es el del «matacuras», que debía el sobrenombre al hecho de haber matado a varios durante la guerra. De ello se jactaba abiertamente, lo que no le impidió ser el llavero de la Abadía sin que se registrara el menor roce con los benedictinos, que allí le encontraron a su llegada y le trataron de cerca durante años. Algo parecido a lo que pasaba con el fontanero, y con otros trabajadores; casi nunca sus expedientes personales hablaban de sus pasados delictivos; reconstruirlos, por eso, ha sido difícil. Toda la documentación transmite una realidad no distinta sino opuesta a lo que se ha convertido en lugar común: el Valle de los Caídos, lugar de sufrimiento y humillación, cuando no exterminio, para miles de perdedores de la guerra civil. Por el contrario, el perdón evangélico invocado por Franco en el decreto fundacional fue la norma; lo que hizo posible que se diera una convivencia normal entre personas que se habían combatido a muerte unos años antes. Un ejemplo a seguir y digno de darse a conocer, si queremos que se restablezca la verdad; y podamos superar, por segunda vez, todo el rencor originado por esa guerra en vez de atizarlo con falsedades ochenta años después de su final.

Last edited 14 diás atrás by valandildeandunie
Centralista_andaluz
Centralista_andaluz (@centralista_andaluz)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

Grandisima cortina de humo para tratar de tapar una crisis económica.

Askatasuna
Askatasuna (@askatasuna2020)
Miembro
Alcalde
14 diás atrás

Con todos los respetos a todas las víctimas de la dictadura y la guerra civil (en las que se incluyen familiares míos como en todas las familias supongo) pero no me parece muy sensato derribar la cruz.
No porque sea una cruz cristiana (y franquista no lo olvidemos), que tampoco me importa mucho.

Me parece que el valle de los Caídos se debe convertir íntegramente en museo nacional de las víctimas del franquismo y del bando nacional.

Para ello se debe conservar íntegramente, identificar una vez por todas los retos de los enterrados (evaluarlo si es posible o no)y exhumar a todos los gemocidas.

Después se puede hacer un museo donde se explique detalladamente qué pasó en la Guerra Civil y que pasó durante el franquismo.

Y ya, podrían hacer visita «obligada» para todos los estudiantes de 4 de la ESO en el viaje de estudios.

Menos Salou y más memoria histórica.
No creo que venga mal.

Ulúrukú
Ulúrukú (@uluru2020)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

«No la vais a tocar (la cruz de la vergüenza construida por el genocida)», «república comunista antiespañola», «el general Franco»… A VOX cada vez se le ven más las costuras y eso es muy positivo. Cuanto más enseñan la patita, más claro queda lo que son (aunque a veces intenten negarlo con la boca muuuy pequeñita, ya se sabe que esto de ser un nazi abiertamente no vende mucho hoy en día).

Son fascistas, son franquistas, son una amenaza para la democracia y los derechos que tanto ha costado conseguir. Con su odio y su violencia (implícita y, cada vez más, explícita) son, en definitiva, un peligro para el progreso y el bienestar del pueblo español. No pasarán.

España en pie
España en pie (@espana-en-pie)
Miembro
Militante | Militant
14 diás atrás

La cruz no se toca. Es patrimonio nacional de España y no se puede derruir así por así.

Si la derruyen dejarán claro que este gobierno está a la par de la República cuando comenzaron a quemar iglesias y catedrales o matar indiscriminadamente a religiosos. Su, esos serán los siguientes pasos del gobierno anticlerical.