EMNacionalActualidad ¿Qué es la transversalidad?

[Entrada de usuario] ¿Qué es la transversalidad?

electomania.es -

Un artículo de Joan Pérez

 

En los próximos meses, PODEMOS elegirá el modelo estratégico, comunicativo, e incluso, en parte, ideológico, que prevalecerá en los años venideros.

Ninguno de los modelos a debatir, cuestiona la necesidad de que PODEMOS sea un herramienta política transversal, que aspire a representar a la mayoría social existente en “la calle”. La diferencia entre dichos modelos se puede representar mediante estas preguntas : ¿qué es la Transversalidad? ¿parecerse a la PAH o al viejo PSOE? ¿ser duros o blandos en nuestro discurso? ¿apoyar la movilización de la sociedad civil y colaborar en su organización o trabajar exclusivamente en las instituciones? ¿asumir el “tablero político” que nos impone el adversario o politizar lo cotidiano?. Son algunas de las preguntas que nos hacemos en Podemos y que ayudan a entender el debate en el que estamos inmersos.

Hay que destacar, que el éxito inicial de Podemos se ha debido, precisamente, a ser diferente a los partidos clásicos, comunicando de una forma distinta y mucho más clara, no asumiendo el protocolo institucional del régimen del 78, poniendo encima de la mesa temas olvidados por el resto de agentes sociales, siendo muy duros con la corrupción y las corruptelas, tanto las legales como las ilegales, destacando que nos gobiernan aquellos que no se presentan a las elecciones (IBEX35, eléctricas, petroleras, banca, etc), proponiendo nuevas soluciones a los problemas cotidianos de la gente y, en definitiva, diseñando una alternativa creíble al “austericidio”, al bipartidismo y al pensamiento único.

Por tanto, ¿qué nos hace pensar que parecernos a los viejos partidos nos permitiría ver crecer nuestro apoyo social?. Es mucho mas sensato, llegar a la conclusión, de que dicho silogismo nos haría perder el apoyo de todas esas personas, que en mayo de 2011 gritaban: “no nos representan”, ya fuera en las plazas o en sus casas, y que si se han sentido representadas por nosotros y nosotras. Destruiríamos ,de un plumazo, esa nueva mayoría social e ideológica, que hemos empezado a construir. De hecho, esto ya nos paso, a pequeña escala, en las elecciones del 26 de Junio, en las que se desmovilizaron un millón de votantes que no se fueron a ningún otro partido y a los cuales no conseguimos movilizar con el tono moderado de la campaña.

Además, tenemos una oportunidad histórica, pues el matrimonio del nuevo partido único del poder “PPSOECs”, nos ha dejado para nosotros solos, un espacio electoral enorme. En primer lugar, la izquierda tradicional a la que, ahora, solo nosotros podemos representar. En segundo lugar, aquellos que ansían la regeneración de las instituciones y ven con malos ojos el servilismo de Cs al partido de la corrupción, el PP. Por último, las personas no ideologizadas, pero enormemente molestas con un sistema político,social y económico que les deja sin derechos, ni esperanzas (si nos fijamos, no hay conversaciones menos moderadas, que las que se producen en la barra del bar o en la sala de espera de un centro de salud). Por lo tanto, ningún partido con un discurso moderado o que se parezca a los partidos tradicionales puede aglutinar este espacio. De esta forma, no debemos concentrarnos en seducir, ese falso espectro electoral denominado tramposamente “Centro”, que no es tan amplio como se plantea y por el cual luchan el resto en una posición enormemente ventajosa.

Si aceptamos y hacemos nuestros conceptos impuestos por el adversario como: “clase media”, “centro” o “moderación” e intentamos jugar en su tablero político, perderemos. Lo haremos, por que los poderosos tendrán el terreno allanado para seguir imponiendo a la sociedad su ideología, en la cual, relatos como el nuestro, no tendrán cabida y nuestra posición “de alternativa real” desaparecerá, como así, le ha ocurrido a la socialdemocracia europea.

Por contra, si politizamos la cotidiano y explicamos, con pedagogía, que detrás de cada desahucio , de cada corte de luz, de cada familia que ya no puede salir a cenar o al cine, el fin de semana, hay responsables y que esos responsables son los poderes económicos, políticos y la prensa afín, seguiremos construyendo una oposición social, una alternativa y un tablero político en el que podemos ganar.

Nuestro modelo de transversalidad (opuesto al de Trump), también tiene que pasar por feminizar la política. Esto significa, trasladar al terreno político, los valores mayoritariamente aplicados por las mujeres en la vida cotidiana, como la solidaridad y el cuidado al otro. Además de pasar de un modelo político basado en la competencia, el peloteo y el arribismo, a otro basado en la horizontalidad en la toma de decisiones y en la forma de trabajo.

De esta forma, la transversalidad no consiste en parecerse al antiguo PSOE, ni por ser “chicas y chicos buenos”. Sino, por parecernos a la PAH, es decir, tener un mensaje contundente y claro con nuestro “enemigo” (los corruptos, los bancos que desahucian o las grandes empresas que explotan a sus trabajadores), feminizando la política, movilizando a la sociedad civil y creando lazos de solidaridad, para la conquista de derechos sociales y libertades. Pero, todo esto, solamente se puede conseguir de una forma: mediante la politización de lo cotidiano.

 

 

 

Tu opiniónEM
EM no se responsabiliza de las opiniones de los usuarios

Existen unas normas 👮 📄 para comentar que si no se cumplen conllevan la expulsión inmediata y permanente de la web.

102 COMENTARIOS

Subscribe
Notify of
102 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

EM en redes

El Foro (eF)

Están comentando...

📊 Sondeos

🗳️ ElectoPanel

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
102
0
Would love your thoughts, please comment.x