EMInternacionalHungría: celebra unas reñidas elecciones en las que Orbán...

Hungría: celebra unas reñidas elecciones en las que Orbán aspira a consolidar su rumbo conservador

electomania.es -

Cuando Viktor Orbán llegó al poder en 2010 lo hizo por la puerta grande, con un nivel de apoyo inédito en democracia. Doce años después, los húngaros están llamados de nuevo a dirimir en las urnas si quieren que el líder de Fidez siga llevando el timón de un país que se reivindica como conservador y que se ha visto abocado a hacer equilibrios políticos y dialécticos por la guerra de Ucrania.

Los sondeos anticipan un escenario reñido, marcado en gran medida por unos indecisos que parecen alejarse de partidos minoritarios y que podrían terminar de consolidar un bipartidismo entre el Fidesz de Orbán y la plataforma opositora Unidos por Hungría, que aglutina a seis formaciones y tiene como abanderado a Peter Marki-Zay, vencedor de las primarias en busca de un frente común.

Marki-Zay, alcalde de la pequeña localidad de Hodmezovasarhely y de ideología conservadora, aspira a aprovechar la mayor oportunidad reciente de arrebatar el poder a Orbán, si bien las encuestas sitúan a su coalición ligeramente por detrás. Sí parece claro, no obstante, que Fidesz tiene más complicada la supermayoría parlamentaria de la que viene gozando.

Unos ocho millones de personas determinarán el reparto de los 199 escaños del Parlamento, que se compondrán mediante un sistema mixto: 106 de los diputados saldrán de circunscripciones uninominales, mientras que los 93 restantes se repartirán entre los partidos que hayan obtenido más del 5 por ciento de los votos a nivel nacional –el 15 por ciento en el caso de alianzas como Unidos por Hungría–.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha enviado una misión de observación para estos comicios, un gesto poco frecuente para un país de la UE y que tiene que ver, entre otras cosas, con el temor a la influencia de Orbán en sectores que teóricamente deberían ser independientes, como la prensa.

No en vano, una de las críticas recurrentes contra el actual Gobierno, tanto por parte de la oposición como de observadores internacionales, es que el entramado de Fidesz trasciende ya a la política y alcanza a prácticamente todas las instituciones, incluida también la justicia.

En los últimos días de campaña, además, han surgido críticas sobre el voto por correo y la oposición ha reclamado que se anule todo el sistema tras la aparición de supuestas papeletas abandonadas en la vecina Rumanía.

Putin y Orbán

Orbán no ha ocultado su sintonía con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, con quien se reunió en Moscú a principios de febrero. El inicio de la ofensiva sobre Ucrania, sin embargo, le ha obligado a modificar discurso y posiciones, de tal forma que quien estaba considerado como el líder de la UE más pro Putin se ve ahora abocado a hacer equilibrios.

Tras el inicio de la invasión rusa en territorio ucraniano, Budapest se vio obligado a aclarar que no bloquearía las condenas contra Moscú en el seno de los Veintisiete, ni tampoco las primeras baterías de sanciones. La línea roja de Orbán está en la energía rusa, de la que Hungría depende en gran medida.

Asimismo, ha insistido por activa y por pasiva que Hungría no puede verse “arrastrada” a la guerra en Ucrania. “No es nuestra guerra”, declaró en una reciente entrevista, antes de insistir en que Hungría –país miembro de la OTAN– no enviará armamento al país vecino ni tampoco permitirá que pasen armas por su territorio.

Orbán no ha dudado incluso en responder públicamente al presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, que interpeló expresamente a Hungría en busca de más ayuda durante su discurso la semana pasada ante el Consejo Europeo. “Hungría es lo primero”, espetó el mandatario.

Para Marki-Zay, este tipo de posicionamientos causan “vergüenza” y, de hecho, le ha pedido a Orbán, el “amigo de Putin”, que rompa cualquier lazo con el Kremlin. El líder opositor ha lanzado también numerosos gestos de apoyo a Zelenski y a la OTAN, marcando distancias con las actuales autoridades, si bien esta misma semana anunció una querella contra el ministro de

Exteriores por dar por sentado un contubernio secreto con Kiev que implicaría el envío inmediato de armas en caso de derrota de Orbán. La alianza opositora tiene entre sus principales lastres haberse compuesto específicamente para la ocasión, lo que ha dado como resultado una amalgama en la que se mezcla la izquierda tradicional y la “ultraderecha”, pasando por los liberales. El Gobierno, de hecho, se ha esforzado por presentar a su principal rival como un bloque ‘contra natura’, a merced incluso de intereses externos.

El sistema electoral, que el Fidesz habría redibujado también a su favor, tampoco favorece a las aspiraciones de la oposición. Los analistas estiman que necesitaría tener una ventaja de varios puntos porcentuales sobre el oficialismo a nivel nacional si quiere arrebatarle bastiones que tradicionalmente se han inclinado por Orbán, algo que al menos las encuestas no han detectado.

Tu opiniónEM
EM no se responsabiliza de las opiniones de los usuarios

Existen unas normas 👮 📄 para comentar que si no se cumplen conllevan la expulsión inmediata y permanente de la web.

23 COMENTARIOS

Subscribe
Notify of
23 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

EM en redes

El Foro (eF)

Están comentando...

📊 Sondeos

🗳️ ElectoPanel

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
23
0
Would love your thoughts, please comment.x