EMNacionalActualidadLos datos del desempleo de 2015 NO son tan...

Los datos del desempleo de 2015 NO son tan buenos

electomania.es -

Hay nubarrones en el horizonte. Más allá del triunfalismo del gobierno, que, lógicamente, apunta como méritos propios los datos de bajada del paro,  la Encuesta de Población Activa que se acaba de publicar arroja datos preocupantes.

 

pp-triunfal
Triunfalistas tuits insisten en el mérito del gobierno en la materia.

La bajada del paro en los términos que ahora le interesa resaltar al gobierno, es decir, el descenso en el número de desempleados, es evidente. Pero hay mucho más. Hay datos que no suelen aparecer en los informativos televisivos. La prensa se fija siempre, para lo bueno y para lo malo, en el número de desempleados.  Pero es una costumbre tramposa. Más importante que el número de desempleados, es la tasa de desempleados sobre el total de la población activa. Y mucho más importante es observar la evolución de las horas trabajadas totales en el país, porque indica cuánto trabajo hay de verdad en una economía.

 

Horas
Trabajamos mucho menos que antes de la crisis, y menos, incluso, que hace cuatro años.

 

La recuperación de los dos-tres últimos años es evidente pero muy inferior que lo proclamado por el gobierno. En España se trabajan aún  menos horas que cuando Mariano Rajoy llegó al gobierno. El balance es el de un país en el que el empleo se ha recuperado y hay algunos parados menos que hace cinco años,  porque las horas trabajadas se reparten entre más trabajadores que antes (avance de la parcialidad) y  porque muchos otros (inmigrantes primero, y españoles después) se fueron del país buscando empleo fuera al no encontrarlo dentro.

Pero esto ya lo sabíamos, si es que nos hemos molestado en informarnos más allá de los titulares de la prensa. ¿Qué hay de nuevo ahora, qué podemos decir a la vista de la EPA resumen de 2015?

Podemos decir que continuamos con una fuerte bajada nominal del número de desempleados. Pero ese buen dato esconde otros más preocupantes. El sector privado ha dado un claro frenazo. Uno de cada tres nuevos puestos de trabajo creados en el último trimestre de 2015 son públicos. ¡Públicos, en medio de un supuesto esfuerzo por reducir el déficit!. Esto es un indicador clarísimo de debilidad de la economía real  El empleo industrial se ralentiza. El empleo a tiempo completo disminuye su peso respecto al parcial. Y el más rotundo aviso que nos da el mercado es, una vez más, el avance de la temporalidad. Es consecuencia de ese modelo contractual español, que divide a los trabajadores en varias categorías laborales. Es un modelo dual, mantenido durante cuarenta años en España por los dos partidos mayoritarios y que, salvo alguna voz discrepante a la que los españoles han castigado por serlo, nadie se atreve a cuestionar porque hacerlo suena a ser de derechas.

Así que seguimos con ese tan progresista modelo basado en

  • Unos contratos fijos protegidos.
  • Otros, temporales, mucho menos protegidos.
  •  Otros más, interinos, para la formación, aprendizaje, en prácticas… directamente abandonados.

 

El poder se concede, así, al empleador, que puede escoger.  ¿Y qué harán los empresarios ante la más mínima posibilidad de hacer frente a costes menores? Aprovecharla. No son malvados: son racionales.

La legislación laboral española sigue mandando al empresario un mensaje aterrador: en caso de tener que contratar, no hagas fijos si puedes evitarlo.  La consecuencia es ésta: 

 

temporalidad
Fuente @jorgeGalindo

 

En el último trimestre de 2015 ha aumentado el empleo creciendo a la vez  la precariedad y la temporalidad. Con la crisis, disminuyó sobre todo el empleo precario, porque era el más sencillo de laminar, pero con la recuperación volvemos a las andadas. No hemos aprendido nada porque no hemos cambiado nada. La reforma laboral del PP  abarató el despido para los empleos indefinidos pero no ha logrado incentivarlos. ¿Cómo es posible? Pues porque sigue habiendo contratos más baratos a su disposición, y mientras eso continúe así, seguirá habiendo dualidad. No se ha atajado el fondo del problema. Nada estructural ha sido tocado.

Hasta aquí los datos. Pero digamos la verdad: a nadie, en el ámbito político, le importan un bledo los datos. En el ámbito político lo que se quiere es vender la mercancía y que el elector la compre. Y hasta el momento, en este asunto, quien mejor ha sabido venderse ha sido el Partido Popular, que se ha apropiado los éxitos (dudosos) de la recuperación, y ha endilgado los fracasos (ciertos) de la crisis al gobierno de Zapatero.

¿Qué pasará en el futuro? Cuando el descenso en el número de parados empiece a tocar fondo (allá por el otoño de 2016), la prensa empezará a poner nerviosos a los políticos. La gente preguntará por las causas. Seguiremos con 4.000.000 de parados y la cifra ya no descenderá. ¿Qué nos dirán, entonces?

En ese momento, cada político dará las explicaciones que le convengan. Como siempre. Y su público las comprará. Como siempre.

  • Los contrarios al PP dirán que la culpa la tiene la reforma laboral del PP. Dirán que derogándola se arreglará todo, que hay que proteger más al trabajador, que hay que aumentar tal prestación, subir tal indemnización, promover tal política activa, etc. Fácil.
  • Muchos economistas afirmarán que el empleo ya no crece porque se acumulan las incertidumbres, porque finalmente nos afectó el desplome del precio de las materias primas, por las dudas sobre China o Brasil, etc.
  • El PP, si sigue en el gobierno, dirá que la culpa de todo la tuvo la incertidumbre política que crearon los malvados izquierdistas a principios de 2016: se paralizaron las inversiones, se pospusieron las decisiones que crean empleo. Por el contrario, si ha pasado a la oposición,  le echará toda la culpa al desastroso gobierno izquierdista que estará en sus primeros meses de actuación. Fácil.

Nada nuevo. Cada cual arrimará el ascua a su sardina. Y todos tendrán buenas razones, que sabrán presentar ante su público. Mientras tanto, seguiremos sin afrontar el fondo del problema, que es un mercado laboral de locos, profundamente injusto, que nadie se atreve a reformar de verdad.

Ay del gobierno al que le toque afrontar el final del descenso del número de parados, que si la coyuntura internacional no lo remedia, ocurrirá a finales de 2016. La culpa de lo que se está gestando ahora le será atribuida a él y a nadie le importará otra cosa.

 

 

 

Tu opiniónEM
EM no se responsabiliza de las opiniones de los usuarios

Existen unas normas 👮 📄 para comentar que si no se cumplen conllevan la expulsión inmediata y permanente de la web.

17 COMENTARIOS

Subscribe
Notify of
17 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

EM en redes

El Foro (eF)

Están comentando...

📊 Sondeos

🗳️ ElectoPanel

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
17
0
Would love your thoughts, please comment.x