El SuperMartes ya ha terminado (aunque sus consecuencias solo acaban de empezar), y lo ha hecho dando una auténtica sacudida a la carrera demócrata con respecto a cómo empezaban los candidatos la contienda esta jornada apasionante.

Los movimientos de los últimos días por parte de candidatos ‘moderados’ como Steyer, Buttigieg o Klobuchar (que se unieron a apoyar la campaña de Biden) han concentrado sus votos en el que fuera Vicepresidente de Obama, Joe Biden, que hace pocos días jugaba su supuesta ‘última carta’ en South Carolina y hoy ha visto resucitar sus opciones.

Noche triste (aunque lo quiera disimular) para Bernie Sanders. El senador de Vermont empezaba la noche con euforia al conocerse un gran triunfo en su estado de residencia, pero según avanzaban las horas veía como Biden cogía impulso y le arrebataba la victoria en casi todos los estados que votaban hoy. No contento con esto, Biden también hacía reducir la ventaja de Sanders en Vermont y superaba la barrera del 15%, consiguiendo arañar diputados del estado donde Sanders superó el 80% en 2016 frente a Hillary.

Proyecciones de ganador por estados:

La noche de Biden

Joe Biden ha conseguido la victoria en 8 de los 14 estados que votaban hoy: Massachussets, Virginia, North Carolina, Tennesee, Alabama, Arkansas, Oklahoma y Minessota.

Según las exit polls publicadas a lo largo de la noche, Biden ha arrasado entre los votantes afroamericanos (lo cual explica sus excelentes resultados en estados del sur) así como en las franjas de edad de más de 40 años.

Ya no solo es que haya ganado, es que en muchos de estos estados la distancia respecto a su rival inmediato (Sanders), es de casi el doble de votos, lo que hará que salga muy beneficiado en el reparto de escaños de los condados.

Sanders se desinfla

El caso de Bernie Sanders ha sido el opuesto a Biden. Comenzaba bien la noche y prometía una suma de apoyos en muchos de los estados en juego en la contienda, pero finalmente solo ha conseguido la victoria en Vermont, Utah y Colorado.

El electorado que se ha volcado con Sanders, atendiendo a los datos de las exit polls, ha sido el sector más a la izquierda del partido demócrata, los latinos y los más jóvenes (llegando a alcanzar en algunos estados como California un 72% de voto entre los electores noveles frente al 5% de Biden).

Warren, la gran perdedora de hoy

En cuanto al resto de candidatos, Elisabeth Warren ha sido la gran perdedora de la noche, y es que no solo no ha logrado movilizar al tan necesario 15% del electorado en los estados en juego, si no que además ha visto como Biden la ganaba en su estado natal sin haber hecho campaña siquiera, es más, ella ha quedado tercera ¡en su propio estado!

Pero esto no parece amedrentar a la senadora, y poco después de conocerse los malos resultados, enviaba un mensaje a sus seguidores vía móvil en el que les decía «en apenas una semana habrá primarias en al menos otros 6 estados. Os pido vuestra ayuda para no perder el momentum», por lo que parece que no entra en sus planes retirarse de la carrera.

Bloomberg. Poco partido para tanto dinero invertido

En el caso del que fuera alcalde de Nueva York, el billonario Michael Bloomberg, sus más de 560 millones de dólares invertidos en su campaña le dejan un controvertido resultado el SuperMartes: solamente ha conseguido la victoria en el territorio de Samoa americana, que reparte 6 delegados (y 2 han sido para Gabbard).

Aún así, es cierto que Bloomberg ha conseguido acercarse o superar el 15% en algunas zonas, por lo que se llevará delegados de esta noche, pero tiene casi imposible aspirar a la nominación.

Su jefe de campaña, preguntado por si se plantearía abandonar la carrera esta noche, ha dicho que no se lo plantea y no lo hará. Seguramente querrá esperar a las primarias en Nueva York… o cobrarle a Biden cara su retirada.

Gabbard obtiene dos delegados por Samoa

Gabbard ha sido la candidata de la anécdota graciosa de la noche. Cuando nadie daba nada por ella, y pensaban que saldría de la noche con 0 delegados, el recuento en Samoa americana la posicionaba segunda con un buen porcentaje de voto que le asignaba 2 delegados.

Esto quizás le facilite participar del próximo debate electoral demócrata, lo que podría animarla a aguantar hasta las primarias en Hawaii, sin duda su gran meta. Dudamos que lo consiga…

Texas y California lo deciden todo

Con el escenario anterior sobre la mesa, la esperanza de los dos candidatos en cabeza (sobre todo de Bernie) es conseguir el mayor número de delegados posibles en los dos estados que asignan la mitad de escaños del total a repartir el Supermartes: Texas y California.

En Texas, Sanders partía como favorito con la que parecía una gran ventaja, pero a medida que avanza el recuento ambos candidatos se mueven en torno a cifras similares de voto que les están haciendo bailar entre la primera y la segunda plaza. Esto beneficia más a Biden, ya que se repartirá con Sanders los delegados cuando esperaba que este estado le diera una fuerte ventaja al senador de Vermont.

California, en cambio, parece inclinada sin paliativos hacia Sanders, y es Bloomberg quien está despuntando un poco por detrás junto a Biden. Esto haría que los delegados se repartieran entre ellos y con Warren por detrás que podría arañar también algunas decenas de delegados. De nuevo Sanders necesita la mayor ventaja posible aquí para no descolgarse.

Y ahora, ¿qué?

Pues ahora, a falta de conocer la asignación final de delegados, Joe Biden parte como favorito para las siguientes primarias y ha conseguido dar la vuelta a la campaña. Esto sin duda va a suponer mucha más atención, adhesiones y apoyos de miembros del partido y, sobre todo, aportaciones de inversores.

Por otro lado, Sanders tiene más complicado que nunca el darle la vuelta a la tortilla, y necesitaría unir a Warren a su campaña con algún tipo de acuerdo para intentar arañar el mayor número de votos posibles a su rival para, al menos, aguantar hasta la convención con opciones de victoria.

La victoria del establishment

Nadie puede cuestionar que el gran ganador de la noche es el aparato del partido demócrata. Con su estrategia de aglutinar voto moderado y esperar el ‘momentum’, ha conseguido que la mayoría de los demócratas vean ahora a Biden como «caballo ganador», y eso podría conllevar un efecto dominó que le catapulte hacia la nominación.

La baza que seguramente juegue ahora Sanders en su campaña es, precisamente, airear estas estrategias y presentarse como el candidato anti-establishment, emulando a Trump en 2016. Pero una campaña de ese estilo no es fácil, debe conseguir motivar y movilizar a un importante número de electores que hagan el vuelco posible.

Al aparato demócrata aún le quedan, al menos, dos ases en la manga: podrían presionar a Bloomberg para unirse a la campaña de Biden (aunque seguramente a coste de ofrecerle un puesto en un futuro gabinete) y también a Warren para no retirarse de la carrera y seguir dividiendo el voto más liberal de la formación, perjudicando a Sanders.

El problema oculto: ahora hay dos electorados enfrentados.

Pero un análisis que deberían realizar los expertos en campañas electorales (especialmente para las Presidenciales), es cómo volver a unir a dos electorados totalmente contrapuestos que desean con todas sus fuerzas la victoria de su candidato.

Por un lado los jóvenes más ‘antisistema’, la clase trabajadora, los latinos y los que apuestan por un cambio y un giro en las políticas sociales del país. Un grueso de votantes que generalmente no está movilizado para las Presidenciales, y que de no ser Sanders el candidato podrían decidir quedarse en casa en lugar de votar a Biden, beneficiando la abstención a Trump.

Por otro lado los mayores, las clases medias, los afroamericanos y el sector moderado del partido demócrata, aquellos que creen en extender las políticas de Obama pero sin políticas excesivamente liberales. Es un electorado más participativo en las elecciones, pero que podría pensárselo mucho antes de dar su voto a Sanders.

Resultado de imagen de voters usa

Nuestro análisis de la noche es, por descontado, que las próximas citas con las urnas serán clave. Por tanto ahora se abre un período de unas semanas donde los debates ganarán importancia, las campañas se acentuarán y los candidatos pondrán toda la carne en el asador para ganarse la nominación.

Y nosotros estaremos aquí para seguir contándolo, sin dormir, confiando en que el escenario sea lo más abierto posible para vivir muchas más emociones con vosotros.

Noches como la del SuperMartes nos suponen un gran esfuerzo. Por desgracia no contamos con muchos medios, pero tú puedes solucionarlo.

Apóyanos haciéndote patrón por apenas 2€ mensuales y a cambio tendrás 2 electopaneles exclusivos a la semana durante la campaña para las autonómicas en Euskadi y Galicia.

Suscribir
Notificar de
250 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

DUGIN_79
DUGIN_79
Invitado
6 meses atrás

Sorry??? jajaja

Dargo92
Dargo92 (@renubeirufurniellu)
Miembro
6 meses atrás

Si fuera Sanders no daría mi apoyo explicito a Biden cuando terminen las primarias si este gana. Animaría a la abstención.
Lo que Biden representa, y lo que la élite del partido demócrata representa, es que nada cambie, seguir la misma senda que Trump. Tal vez sin un lenguaje incendiario, pero lo mismo.

O Biden adopta parte de las políticas propuestas por Sanders o Warren o que se vaya a la mierda.

Antonio24I
Antonio24I (@patreon_36257908)
Miembro
6 meses atrás

Sanders lo fiaba todo a conseguir una ventaja de delegados inalcanzable por sus rivales en el Super Tuesday, cosa que hasta hace 72 horas iba a pasar porque el voto moderado se iba a dividir entre 3 candidatos… pero los astros se han alineado en su contra: Bloomberg se ha desinflado y no ha mordido tanto en el voto de Biden, Warren ha tenido una mala noche PERO ha estado fuerte en estados clave como Maine o Massachussets que han hecho que Biden gane y salga beneficiado en la suma de delegados, los puntos que le han faltado en Texas a Bernie o en California para despuntar más son los que Warren ha conseguido arañar…

En fin, Bernie lo tiene muy crudo de ahora en adelante. Contaba con tener de 100 a 300 delegados de ventaja respecto a Biden a día de hoy y resulta que ahora es a él a quien le faltan una media de 80 delegados para alcanzar a Biden. Ese margen se agrandará cuando Florida, con 219 delegados, dé una victoria contundente a Biden.

La única esperanza de Bernie es que Warren se retire, lo apoye enérgicamente y haga campaña con él.

BitBatD
BitBat (@disqus_vetblnciqu)
Miembro
6 meses atrás

Bloomberg se va.

Warren probablente se retirará en los próximos días. Si Sanders no fuera un puñetero egócrata, le ofrecería algo para conseguir unir los votos del ala más progresista. Pero ni se le pasa por la cabeza.

Montanes99
Montanes99 (@montanes99)
Miembro
6 meses atrás

https://www.google.com/amp/s/cnnespanol.cnn.com/2

Bloomberg se retira y dice que apoyará a Biden. La nominación se pone cada vez mejor para este último.

Civis liberali
Civis liberali
Invitado
6 meses atrás

Bloomberg se ha retirado !!

pssst93
pssst93 (@alberto-garcia)
Miembro
6 meses atrás

En estos casos mejor tener algunas decenas de falsos positivos que no hacer las pruebas, el coste/beneficio de ello creo que es positivo.

Por otro lado, los que están leves por lo general estarán en sus casas o serán objeto de medidas preventivas más suaves.

Tomar el 0,5% de muertes de Corea del Sur de media creo que es razonable porque es el país que mejoras referencias tendrá del virus dentro de sus fronteras. Aunque dependiendo de la distribución de la enfermedad por edades y quedarnos en 1,2-1,5% de muertes también sería plausible. Más de eso creo que implica que no se ha hecho una buena identificación cuando pasas de más de 1000 afectados

Vic21v
Vic21v
Invitado
6 meses atrás

Warren está hablando con su equipo para ver qué pasos seguir a raíz de los resultados.

MiguiCM
MiguiCM
Invitado
6 meses atrás

Biden salva la campaña por los candidatos que se retiraron justo antes del supermartes, no ha dado tiempo a esos votantes a recolocarse y se han concentrado mucho más de lo previsto. La cosa parece quedar más o menos empatada por ahora, por lo tanto ambos tienen posibilidades, ahora los simpatizantes de los retirados tendrán más tiempo para pensarselo. Por otro lado habrá debates de más calidad con menos candidatos donde se podrán confrontar mucho mejor las ideas, ahí Sanders tiene clara ventaja, todo sigue abierto entonces, aún queda más de un 60 % de delegados que asignar.

Otro factor a analizar serán los votantes de Warren, aunque no se retire, ya nadie la ve como ganadora, sería lógico pensar que muchos de sus votos se muevan a los demás.

Ivan Kazarchov
Ivan Kazarchov (@josh_737)
Miembro
6 meses atrás

Un alivio de noche. La victoria de sanders sería nefasta para América incluso aunque Trump le ganara luego.

nomedigas
nomedigas (@nomedigas)
Miembro
6 meses atrás

Podría estar recopilando información y bombardearnos próximamente.

Debe ser para él un calvario cada día que amanece y vivir en ese martirio.

Zíu
Zíu (@ziu)
Miembro
6 meses atrás

Zíu 2067

Sanders Vs Biden…
Biden Vs Sanders…

Parece que de momento Sanders y Biden son los dos grandes aspirantes.., no sé hasta qué punto el apoyo de los candidatos y candidatas que se retiran pueden influenciar en el voto para los que quedan…

En lo que me concierne.., me gustaría que Sanders fuera el candidato que le dispute la presidencia de EU al mete mierdas de Trump…

California.., para Sanders… Los 415 delegados valen su peso en oro…

sherpa_granota
sherpa_granota
Invitado
6 meses atrás

A falta de los resultados finales de California parece que todo quedara muy igualado entre Sanders y Biden, por lo que todo queda en el aire ante las grandes urbes que quedan por votar.

liberaldefuturo
liberaldefuturo
Invitado
6 meses atrás

Al fin y al cabo, el senador Sanders no deja de ser "el Trump rojo".

FuturPolitologo
FuturPolitologo (@mikel_montoia)
Miembro
6 meses atrás

Sanders se la juega en Michigan la semana que viene. Si gana Biden allí, game over.

sherpa_granota
sherpa_granota
Invitado
6 meses atrás

A falta de los resultados finales de California parece que todo quedara muy igualado entre Sanders y Biden, por lo que todo queda en el aire ante las grandes urbes que quedan por votar.
Sanders parece ser que compensara los malos resultados de un desastroso supermartes, con los resultados de California.
Tanto bombo con el supermartes, y va a resultar que todo queda en un empate más o menos en la jornada de hoy.

nomedigas
nomedigas (@nomedigas)
Miembro
6 meses atrás

Jajaja. Debe estar excavando un búnker para más acopio y refugio. Lleva ya dos días sin aparecer.

progrehaploide
progrehaploide
Invitado
6 meses atrás

Es lla Bernie president??

Lla?????

TRUMP 2020

FuturPolitologo
FuturPolitologo (@mikel_montoia)
Miembro
6 meses atrás

Bloomberg a punto de bajar del umbral del 15% en California con el recuento al 81%:

Sanders 32,67%
Biden 23,38%
Bloomberg 15,16%
Warren 12,21%
Buttigieg 7,08%
Klobuchar 3,52%
Steyer 2,98%
Yang 1,06%
Gabbard 0,71%
Castro 0,29%

pssst93
pssst93 (@alberto-garcia)
Miembro
6 meses atrás

Sin ser un coronafriki comentarte que posiblemente el número de infectados en Italia sea muchísimo mayor, al igual que en la gran mayoría de países, pero no se han detectados y ese sea el motivo de observar una mortalidad tan alta. En Corea del Sur se supone que están haciendo pruebas a todo bicho andante y han detectado más de 5000 casos teniendo alrededor de 0,5% de fallecidos.