Aunque las elecciones para elegir al nuevo (o para reelegir al viejo) presidente de los Estados Unidos no se celebrarán hasta el 3 de noviembre, se extiende ya por los ambientes políticos norteamericanos la sensación de que se está en campaña. O, al menos, Trump ya lo está.

El contexto es claro y a la vez complejo. El primer dato, el esencial, es que falta mucho, tanto que todo puede ocurrir. Pero el segundo, no menos relevante, es que cada vez falta menos, con lo que hay que llegar colocado a la línea de meta. Y Trump sabe que, hoy por hoy, no lo está.

Solo quedan dos candidatos a la presidencia, dos ancianos no del todo venerables:

  • Un tal Donald Trump, millonario excéntrico, dado a las declaraciones grandilocuentes, y que llegó a la presidencia hace cuatro años gracias al rechazo que suscitaba su rival, Hillary Clinton, a que en los meses previos a la votación supo apelar unas cuantas teclas clave para los sentimientos del americano medio de 2016, y a que las carambolas de un sistema electoral curioso le favorecieron.

  • Un tal Joe Biden, exvicepresidente con Barack Obama, que ha ganado la nominación demócrata al estilo Induráin, gracias que sus rivales se fueron descolgando uno a uno de un pelotón del que él nunca tiró pero en el que siempre aguantó. Un exvicepresidente envuelto en constantes pero nunca confirmadas acusaciones de acoso, que parece siempre al borde de caer en olvidos y demencias propios de la vejez, pero que nunca acaba de traspasar el límite.

Al presidente Trump se le han colado en la precampaña, por si fuera poco, dos asuntos que le traen de cabeza: una gestión controvertida del asunto del coronavirus y los incidentes raciales. Respecto al COVID-19, inicialmente fue capaz de capitalizar la oleada de protestas contra las restricciones a la libertad que se difundieron por todos los estados. En un país que ama como ningún otro la libertad individual, y que recela como pocos de los mandatos colectivizantes, Trump tenía muchas cartas para aprovechar la pandemia y conseguir reforzarse con un discurso anti-limitación de derechos, en la línea, tan americana, del «déjenme cuidar de mí mismo y no me digan qué debo hacer». Pero la acumulación de fallecimientos y la evidencia del descontrol de la enfermedad en lugares clave como New York, han hecho que cualquier «efecto bandera 🚩» a favor del presidente se haya disuelto.

Por otro lado, se ha reabierto en un momento inoportuno para Trump el asunto, nunca cerrado del todo, de la tensión racial. Los incidentes de Minneapolis son la muestra de ese permanente debate sobre las desigualdades sociales y raciales que está presente en el país. Con este contexto social y político, si no hace nada, Trump no puede ganar en noviembre. A Biden le basta con limitarse a «seguir en el pelotón», pedalear sin descanso mientras se suben las cuestas, aguantar, y dejar que el presidente, que es el que tira, acaba desgastado y hundido.

Pero el hecho fundamental es que esto no ha hecho nada más que empezar. Por eso Trump pretende hacer ahora lo que siempre ha hecho, con notable maestría: aprovechar sus puntos flacos, darles la vuelta para transformarlos en oportunidades, arengar a los suyos y coger aire justo cuando más falta le hace.

Para mitigar los efectos negativos del goteo de fallecimientos por el coronavirus, Trump ha decidido focalizar sus mensajes en dos diablos de fácil venta interna: China y la OMS. Acusando al gigante asiático de ocultar datos, aventando la teoría de la fabricación artificial del virus, y colocando así la responsabilidad en el rival externo, el presidente espera ganar crédito entre los numerosísimos norteamericanos que están dispuestos a comprar ese relato. Por su parte, alejando a los Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud, aprovechando la obviedad de que esta cometió algunos errores notables con sus recomendaciones iniciales sobre el COVID-19, Trump espera movilizar también el alma antisistema de gran parte de su país, ese recelo norteamericano hacia cualquier organización que pretenda controlarnos la vida.

Por último, a Trump no se le escapa que incidentes como los de Minneápolis pueden incluso favorecerle, si consigue mantenerlos dentro de ciertos límites mientras deja que sea la propia sociedad la que se vaya decantando. Trump sabe que este tipo de protestas suelen acabar perdiendo gas, lo cual le favorece, pero al mismo tiempo reafirman a cada grupo en lo suyo. Teniendo como base de su triunfo electoral al americano medio, blanco y con un difuso sentimiento diferencial respecto a otras etnias, los incidentes pueden acabar convirtiéndose en una baza a su favor.

Porque nada le importan ni a Trump ni a Biden los votos que puedan conseguir en Nueva York, California, Alaska o Alabama). Esos estados ya están perdidos (o ganados). A Trump solo le interesa recuperar unos pocos cientos de miles de votos, concentrados en estados que ahora mismo pierde según casi todos los sondeos, como Florida, Pennsylvania o Wisconsin, y que, de retornar a él, le permitirían volver a ganar.

Donald Trump y Joe Biden saben muy bien que, tal y como están las cosas, dos son los escenarios más probables:

  • En el primero, Biden ganará sin problemas en todos los estados clave y arrasará en el resto del país, dejándole a Trump el triunfo en apenas quince o dieciséis estados fieles, generalmente pequeños y puramente testimoniales.
  • En el segundo, Trump logrará de aquí a noviembre recuperar algo el tono, lo justo para empatar en votos con Biden (o incluso perder, pero por poco) pero triunfará en la mayoría de los estados indecisos, y con ello se llevará la reelección.

En la práctica, por raro que parezca, esto supone que hoy por hoy Donald Trump tiene aún casi tantas posibilidades de ganar la carrera como Joe Biden.

Suscribir
Notificar de
42 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

belerofonte84
belerofonte84 (@desiertooscuro84)
Miembro
Votante | Boto-emailea
1 mes atrás

Yo creo que en el lado demócrata va a tener mucho peso quien sea el candidato a vicepresidente.A mi personalmente me gusta mucho Pete Buttigieg. por que me parece que su tono y formas resaltan la imagen de Trump com exaltado y me gustaria q la política tanto en españa como en el mundo vuelva al camino de la sensatez y rompa con la exaltación.
 
Pero teniendo en cuenta que el estado visagra mas importante seguramente sea florida no descartasia un Candidato latino como julián castro o albio sires.
A mi me gustaria mas una Hilda Solís Pero creo q esta retirada de la política
 
Luego esta la opcion Michelle Obama

pau14
pau14 (@pmarinjimenez02)
Miembro
Votante | Boto-emailea
1 mes atrás

veo muy difícil que Trump pierda. Ojalá, pero sin Sanders -quien tenía que tener mucha suerte para ganar, por cierto- los demócratas se van a comer un chusco. Con esta doble (o triple) crisis que asola EEUU, quizás Bernie hubiera sabido sacar rédito, pero así las cosas, el americano medio -nacionalista, racista y ahora, acongojado- trumpeará un rato más.

Recemos por Ocasio para el 24.

Alex
Alex (@alex1214)
Miembro
Deputado | Diputatua
1 mes atrás

https://cadenaser.com/ser/2020/05/29/politica/1590774165_722977.html?ssm=tw

New York Times rajando de Vox con argumentos y razón. Ellos bolivarianos.

Valandil de Andunie
Valandil de Andunie (@valandildeandunie_2)
Miembro
1 mes atrás

Ni que decir tiene que los demócratas están preparando el mayor fraude electoral de la historia.

JReesMogg
JReesMogg (@jreesmogg)
Miembro
Votante | Boto-emailea
1 mes atrás

Minnesota es el estado del que nunca se habla en la carrera presidencial pero que está ahí.

Es un estado muy participativo (teniendo la mayor participación en las elecciones en todo el país), gracias también a que las leyes no impiden a los votantes ejercer su derecho, como ocurre en otros estados.

En Minnesota han votado al candidato demócrata en todas las presidenciales desde 1976 (más veces consecutivamente que cualquier otro estado fuera del sur). De hecho, es conocido como el único estado que aguantó el tsunami de Reagan, siendo el único lugar donde ganó Mondale (aunque por 0,34% de votos).

Sin embargo, en 2016 se produjo un gran (y completamente inesperado) cambio y mientras los estados del noreste iban cayendo uno tras otro a favor de Trump, (aunque es cierto que Minnesota aguantó azul) Clinton estuvo a 1,5% de perder el estado (apenas 45.000 votos), convirtiéndolo en la elección más empatada en el estado desde el Reagan-Mondale. Sin embargo, lo más llamativo (como en Wisconsin, Michigan y Pensilvania) fue sin duda el cambio del mapa del estado, aguantando únicamente la ciudad de Mineápolis y Saint Paul demócratas y votando el resto del estado (rural, blanco) a Donald Trump en masa.

No es descartable que, en el caso de una decente noche de elección para Trump, consiga recortando esos escasos 45.000 votos que necesita para vencer en el estado. De hecho, una encuesta de hace 10 días mostraba a Biden 49% y a Trump con el 44%, poniendo de nuevo en juego el estado.

meteo
meteo (@raul64783731)
Miembro
Conselleiro | Sailburua
1 mes atrás

GO TRUMP GO..Hay que ganar las elecciones..a luchar en campaña contra biden.

Pamplona72
Pamplona72 (@kaifas)
Miembro
Líder da Oposición | Oposizioko burua
1 mes atrás

Cs descarta apoyar una moción de censura del PSOE contra Ayuso: «Hay que cortar de raíz la rumorología»

El PP descarta la reunión con todos los partidos que propugna su socio de coalición en la Comunidad de Madrid

https://www.elmundo.es/madrid/2020/05/30/5ed12e2efdddff5a0c8b458a.html

Bat
Bat (@bat)
Miembro
Conselleiro | Sailburua
1 mes atrás

Saludos desde el lado oscuro.

Pamplona72
Pamplona72 (@kaifas)
Miembro
Líder da Oposición | Oposizioko burua
1 mes atrás

La Fiscalía pide hasta 18 años de cárcel para los CDR que agredieron brutalmente a 2 simpatizantes de Vox

https://okdiario.com/cataluna/fiscalia-pide-hasta-18-anos-carcel-cdr-que-agredieron-brutalmente-2-simpatizantes-vox-5681714

FedeSaladino
FedeSaladino (@firstofmohicans)
Miembro
Deputado | Diputatua
1 mes atrás

Lo veo mal para Trump. La epidemia se estanca en mas de 1000 muertos al dia. Asumiendo que a los americanos les da igual que mueran 100 mil, 200 o medio millón, si la gente no sale a la calle y no consume por puro miedo la economía no va arrancar

Cuntabést 158
Cuntabést 158 (@danipema03)
Miembro
Líder da Oposición | Oposizioko burua
1 mes atrás

Os ponéis la mascarilla en el coche?? es que yo no lo veo muy útil..

JReesMogg
JReesMogg (@jreesmogg)
Miembro
Votante | Boto-emailea
1 mes atrás

Desde 1992, se han celebrado en EEUU siete elecciones presidenciales. De ellas, ¿sabéis cuántas han ganado los demócratas en voto popular? Seis. Seis de siete.

John Kerry es el único demócrata que ha perdido el voto popular en los últimos 28 años. Y todo parece ser que Trump volverá a perderlo este noviembre.

El promedio de las siete elecciones es:

Demócrata 48,73%

Republicano 45,1%

aanodino
aanodino (@patreon_260243)
Miembro
Conselleiro | Sailburua
1 mes atrás

«Comentario más reaccionado»

«El hilo de comentarios más caliente»

Solo faltan los símbolos de Revali y Mipha; qué tal:

«El comentario que más ha despegado»

«El hilo que más fluye».

#BotW

Cuntabést 158
Cuntabést 158 (@danipema03)
Miembro
Líder da Oposición | Oposizioko burua
1 mes atrás

Lo que creo que va a pasar

Biden 46%

Trump44%

FedeSaladino
FedeSaladino (@firstofmohicans)
Miembro
Deputado | Diputatua
1 mes atrás

Los medios más de izquierda están dando mucho bombo al IMV. Pero, siendo serio, por dios, era el único país de zona euro sin ello. En Francia existe de toda la vida como “ayuda familiar”. Está bien, pero histórico no diría yo que es esto.

Lo que si lo sería histórico y rompedor, sería la renta de ciudadanía

JReesMogg
JReesMogg (@jreesmogg)
Miembro
Votante | Boto-emailea
1 mes atrás

Mi apuesta para:

Galicia

 :PP:  47% /// 40 escaños

  :PSOE:  23% /// 20 escaños

  :BNG:  15% /// 11 escaños

  :UP:  8% /// 4 escaños

 :Vox:  3% /// 0 escaños

 :Cs:  1% /// 0 escaños

Euskadi

  :PNV:  39% /// 30 escaños

  :EHBildu:  23% /// 18 escaños

  :PSOE:  14% /// 12 escaños

  :UP:  9% /// 7 escaños

 :PP: + :Cs:  8% /// 7 escaños

 :Vox:  2% /// 1 escaño

Cuntabést 158
Cuntabést 158 (@danipema03)
Miembro
Líder da Oposición | Oposizioko burua
1 mes atrás

Hay que echar al pato Donald,el bebe legia

Last edited 1 mes atrás by Cuntabést 158
cescbcn
cescbcn (@cescteruel)
Miembro
Votante | Boto-emailea
1 mes atrás

Mi primera POLE! Grande trabajo! Aun me estoy intentando acostumbrar y aprender todas las nuevas opciones. No consigo aun cambiar la imagen 🙁

Opción 2. Crear una cuenta nueva.

Last edited 1 mes atrás by cescbcn