El crecimiento de las protestas en Estados Unidos está siendo clave en lo que, en términos europeos, podríamos llamar «precampaña» electoral para las elecciones presidenciales de noviembre. Con prácticamente todos los sondeos en su contra y otra vez niveles de aprobación en un saldo de alrededor de un -10%, Donald Trump sabe que solo cambiando el escenario de la discusión puede aspirar a la reelección. Pero el presidente sabe también que dispone de tiempo sobrado para ello, y ha acreditado sobradamente su capacidad para hacerlo.

Trump había logrado que sus niveles de popularidad al comienzo de la crisis del COVID-19, se recuperaran hasta casi alcanzar el «saldo cero» (diferencia porcentual entre el número de sus detractores y el de quienes le apoyan), pero la evolución posterior de la pandemia y el temor a sus consecuencias económicas, que ya se están dejando notar con enormes incrementos en el número de demandas de desempleo, han vuelto a abrir la brecha.

En este contexto, los incidentes raciales, una constante intermitente en la historia norteamericana de las últimas décadas, motivados casi siempre por la gran diferencia en el nivel de vida de las comunidades negra y blanca del país, y cuyo detonante suele ser algún episodio de violencia extrema que salta a la opinión pública, como ha ocurrido en este caso con la muerte de George Floyd en Minneapolis, son la ocasión perfecta para intentar dar el giro que la campaña necesita.

El oponente a Trump para la casa Blanca, el exvicepresidente con Obama Joe Biden, atesora el voto negro como uno de sus principales activos, y está manteniendo un tono prudente ante las protestas, consciente del delicado equilibrio que debe mantener entre la defensa a ultranza de la igualdad racial y el no caer en ningún error público que pueda hacerle parecer cómplice de los manifestantes más radicales. Un posicionamiento que siquiera pueda servir para insinuar que un candidato está en el mismo bando que quienes alientan la violencia, saquean supermercados o producen altercados, serviría para descartar a ese aspirante a cualquier aspiración pública, y mucho más si a lo que se aspira es a la propia presidencia del país.

Por eso Donald Trump, aparte de la conocida batalla contra la OMS, China, y otras referencias internacionales, está centrando ahora su estrategia en dos objetivos internos: los medios de comunicación y los manifestantes violentos.

En el primer terreno, Trump ha tenido encontronazos con diversos medios durante todo su mandato, pero en los últimos días sostiene una polémica con Twitter, medio que domina desde hace años y que le ha servido como trampolín, a raíz de que la red social decidiera ocultar el 26 de mayo uno de sus mensajes porque podía «alentar la violencia». Según Trump, la dirección de esta red social es mucho más activa en la persecución de mensajes de odio cuando se trata de perseguirle a él que cuando hay que hacer frente a los violentos de izquierdas. Mientras tanto, los followers y la repercusión social de los mensajes del presidente en el propio Twitter no dejan de crecer.

En cuanto a las manifestaciones de Minneapolis, que se han extendido por todo el país, Biden tiene un problema, y es que Trump puede estar consiguiendo encasillarlas en el debate político, gracias a las escenas de robos y pillaje que se han difundido. Al mismo tiempo, el presidente usó Twitter para avisar de su intención de perseguir a ANTIFA como organización terrorista. ANTIFA, que nació en Estados Unidos a finales de los 80 a imitación de iniciativas europeas parecidas, en los últimos años ha recuperado peso tras la elección de Trump como presidente. Es un movimiento poco organizado, desestructurado y sin una dirección clara, que se articula ahora a través de las redes sociales y que incurre a veces a veces en conductas violentas y desórdenes públicos.

Este último asunto, el de cómo conseguir que las protestas no deriven en incidentes está siendo motivo de fuertes debates entre los propios manifestantes en los últimos días. Si no lo consiguieran, el impacto social de estos hechos podría ser el mejor aliado de Trump para su reelección y el presidente es muy consciente de ello.

Suscribir
Notificar de
224 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

abetomanD
abetoman (@abetoman)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

Que Trump va a caer en noviembre está más que claro. Si le sumamos sus tonterías habituales como por ejemplo la de instar a la población a ingerir lejía, casi dos millones de infectados y 105.000 muertos por Covid hasta la fecha, los 45 millones de parados nuevos en USA, las filtraciones bastante comprometedoras que ha sacado Anonymous y las revueltas raciales, se le va a quedar a huevo las elecciones a Biden.

Escudo de Amistad
Escudo de Amistad (@allandorse16)
Miembro
3 meses atrás

Bien que hace. ¿Qué es eso de que gentuza agresiva, escudándose bajo la etiqueta de «antifascista» se permita arrasar con todo a su paso? ¿Y qué es eso de que Twitter discrimine a sus usuarios en función de su ideología?

el_gale
el_gale
Invitado
3 meses atrás

Cayetana y Pablo siguen sin dimitir a pesar del espectáculo de la semana pasada?

rias galegas
rias galegas (@patreon_36249807)
Miembro
3 meses atrás

Trump, como Bolsonaro, lo que son ante todo, es un par de burros. Tienen un discurso de nivel unineuronal
Por otro lado nadie podrá discutir que ambos son profundamente racistas. Son clasistas también. Sobra decir que quienes les apoyan lo hacen precisamente por su racismo y clasismo.
 

Def
Def
Invitado
3 meses atrás

Hay q poner orden ante la extrema izquierda, es una verguenza como estan haciendo arder el pais, quemando propiedad privada, pegando a los que quieren parar esa locura por la calle. Hay q enviar al la Guardia Nacional ya.

ElPoss
ElPoss (@elposs8)
Miembro
3 meses atrás

Que patético es esté señor https://youtu.be/Bk5dHqsLqXI

Bertolt_BrechtD
Bertolt_Brecht (@disqus_dd4qoucs8u)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

Una vez más, orgulloso del movimiento antifascista mundial. Ni un paso atrás

adrianvlc
adrianvlc (@adrianvlc)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

Viva la lucha antifascista!!
Ahora y siempre

No moleste Progre
No moleste Progre (@alemaniaadelante)
Miembro
3 meses atrás

Quiero denunciar que estoy siendo víctima de una campaña contra mi. Me están reportando por dar mi opinión.
 
 
No he faltado a nadie. Tened en cuenta eso.

GUTI_EH
GUTI_EH (@guti_eh)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

En cuanto a las palabras de Irene Montero, primero de todo, son una torpeza. No se responde a preguntas de los medios de comunicación más que las que se sepan que se van a publicar. Pero de ahí a que con esa respuesta se pueda sacar la conclusión de que el Gobierno poseía información como para cancelar las manifestaciones y no quiso hacerlo, pues como que no. ¿Qué información podía tener el Gobierno sobre el estado de la epidemia que no tuvieran las CCAA? Si ahora, con mando único en Sanidad, son las CCAA, algunas gobernadas por el PP, las que proporcionan los datos para hacer el seguimiento del estado epidemiológico, antes del 8M, que no lo había, pues también. ¿Qué quiero decir? Que si sabían que la situación era más grave que lo que transmitían a la ciudadanía, lo sabían todos, no sólo el Gobierno central.
 
En cuanto a las palabras de Irene Montero, primero de todo, son una torpeza. No se responde a preguntas de los medios de comunicación más que las que se sepan que se van a publicar. Pero de ahí a que con esa respuesta se pueda sacar la conclusión de que el Gobierno poseía información como para suspender las manifestaciones y no quiso hacerlo, pues como que no. ¿Qué información podía tener el Gobierno sobre el estado de la epidemia que no tuvieran las CCAA? Si ahora, con mando único en Sanidad, son las CCAA, algunas gobernadas por el PP, las que proporcionan los datos para hacer el seguimiento del estado epidemiológico, antes del 8M, que no lo había, pues también. ¿Qué quiero decir? Que si sabían que la situación era más grave que lo que transmitían a la ciudadanía, lo sabían todos, no sólo el Gobierno central.
 
 

Last edited 3 meses atrás by GUTI_EH
IliemoD
Iliemo (@disqus_wrpdkxpdhz)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

Polarización en todos lados. Entre los «antifas» que se parecen muchos más al fascismo que lo que ellos califican fascismo, y lo que empieza a surgir en el otro extremo (de momento asociado a grupos radicales de los equipos de fútbol), tenemos tontos entretenidos un rato.

Alex
Alex (@alex1214)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

Vaya, parece que no funciona la herramienta Reportar. A mi por lo menos me aparece el formulario cortado y no me sale la opción de enviar. Revisadlo porfa.

falconetipresi
falconetipresi (@falconetipresi)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

¿Alguien sabe explicar por qué ley divina las comunidades vasca y navarra pueden gestionar la renta mínima y las demás no?

No moleste Progre
No moleste Progre (@alemaniaadelante)
Miembro
3 meses atrás

Hola.

Last edited 3 meses atrás by Plus Ultra
pau14
pau14 (@paumj14)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

2019+4=2023
 
88+52=140 (los 10 ya ni os lo pongo)
 
snif snif

botarate
botarate
Invitado
3 meses atrás

Lo primero que tendría que hacer el nuevo gobierno una vez esta escoria que nos desgobierna sea defenestrada, es hacer la medida simbólica de marcar el 8-M como día oficial en conmemoración por las víctimas del coronavirus. Ese aciago día fue el pistoletazo de salida de la catástrofe más grande de la historia reciente de España, perpetrada en colaboración con el gobierno de España. Fue un genocido.
 

Last edited 3 meses atrás by botarate
Habanero
Habanero (@habanerocubano)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

No por repetir esto en cada comentario se va a hacer realidad.

Alex
Alex (@alex1214)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

No cambia nada aquí. Siguen los mismos Trolls y los mismos mensajes de spam absurdos. Siguen los mismos mensajes simples y estúpidos. No se por qué me molesté en volver. Estaba mejor baneado, la verdad.
 

Last edited 3 meses atrás by Alex
Alex
Alex (@alex1214)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

A reportar!

Alex
Alex (@alex1214)
Miembro
Militante | Militant
3 meses atrás

Hoy a las 9 estaba desayunando y tenía puesto en la televisión el Programa de Ana Rosa. Estaban entrevistando/masajeando a Feijóo. Aunque nunca votaría a este señor, se agradece su sensatez. Si bien miente y manipula en temas como por ejemplo Alcoa echándole la culpa a este gobierno (aunque reconoció errores también en el gobierno de Rajoy). Las críticas eran bastante constructivas y se desmarcó de la línea de Casado y la inefable Álvarez de Toledo.
 
 

Last edited 3 meses atrás by Alex