EMInternacionalTrump se reafirma al calificar a "ANTIFA" como terrorista...

Trump se reafirma al calificar a “ANTIFA” como terrorista y sigue su batalla contra Twitter

electomania.es -

El crecimiento de las protestas en Estados Unidos está siendo clave en lo que, en términos europeos, podríamos llamar “precampaña” electoral para las elecciones presidenciales de noviembre. Con prácticamente todos los sondeos en su contra y otra vez niveles de aprobación en un saldo de alrededor de un -10%, Donald Trump sabe que solo cambiando el escenario de la discusión puede aspirar a la reelección. Pero el presidente sabe también que dispone de tiempo sobrado para ello, y ha acreditado sobradamente su capacidad para hacerlo.

Trump había logrado que sus niveles de popularidad al comienzo de la crisis del COVID-19, se recuperaran hasta casi alcanzar el “saldo cero” (diferencia porcentual entre el número de sus detractores y el de quienes le apoyan), pero la evolución posterior de la pandemia y el temor a sus consecuencias económicas, que ya se están dejando notar con enormes incrementos en el número de demandas de desempleo, han vuelto a abrir la brecha.

En este contexto, los incidentes raciales, una constante intermitente en la historia norteamericana de las últimas décadas, motivados casi siempre por la gran diferencia en el nivel de vida de las comunidades negra y blanca del país, y cuyo detonante suele ser algún episodio de violencia extrema que salta a la opinión pública, como ha ocurrido en este caso con la muerte de George Floyd en Minneapolis, son la ocasión perfecta para intentar dar el giro que la campaña necesita.

El oponente a Trump para la casa Blanca, el exvicepresidente con Obama Joe Biden, atesora el voto negro como uno de sus principales activos, y está manteniendo un tono prudente ante las protestas, consciente del delicado equilibrio que debe mantener entre la defensa a ultranza de la igualdad racial y el no caer en ningún error público que pueda hacerle parecer cómplice de los manifestantes más radicales. Un posicionamiento que siquiera pueda servir para insinuar que un candidato está en el mismo bando que quienes alientan la violencia, saquean supermercados o producen altercados, serviría para descartar a ese aspirante a cualquier aspiración pública, y mucho más si a lo que se aspira es a la propia presidencia del país.

Por eso Donald Trump, aparte de la conocida batalla contra la OMS, China, y otras referencias internacionales, está centrando ahora su estrategia en dos objetivos internos: los medios de comunicación y los manifestantes violentos.

En el primer terreno, Trump ha tenido encontronazos con diversos medios durante todo su mandato, pero en los últimos días sostiene una polémica con Twitter, medio que domina desde hace años y que le ha servido como trampolín, a raíz de que la red social decidiera ocultar el 26 de mayo uno de sus mensajes porque podía “alentar la violencia”. Según Trump, la dirección de esta red social es mucho más activa en la persecución de mensajes de odio cuando se trata de perseguirle a él que cuando hay que hacer frente a los violentos de izquierdas. Mientras tanto, los followers y la repercusión social de los mensajes del presidente en el propio Twitter no dejan de crecer.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1267129644228247552?s=20

En cuanto a las manifestaciones de Minneapolis, que se han extendido por todo el país, Biden tiene un problema, y es que Trump puede estar consiguiendo encasillarlas en el debate político, gracias a las escenas de robos y pillaje que se han difundido. Al mismo tiempo, el presidente usó Twitter para avisar de su intención de perseguir a ANTIFA como organización terrorista. ANTIFA, que nació en Estados Unidos a finales de los 80 a imitación de iniciativas europeas parecidas, en los últimos años ha recuperado peso tras la elección de Trump como presidente. Es un movimiento poco organizado, desestructurado y sin una dirección clara, que se articula ahora a través de las redes sociales y que incurre a veces a veces en conductas violentas y desórdenes públicos.

Este último asunto, el de cómo conseguir que las protestas no deriven en incidentes está siendo motivo de fuertes debates entre los propios manifestantes en los últimos días. Si no lo consiguieran, el impacto social de estos hechos podría ser el mejor aliado de Trump para su reelección y el presidente es muy consciente de ello.

Tu opiniónEM
EM no se responsabiliza de las opiniones de los usuarios

Existen unas normas 👮 📄 para comentar que si no se cumplen conllevan la expulsión inmediata y permanente de la web.

222 COMENTARIOS

Subscribe
Notify of
222 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

EM en redes

El Foro (eF)

Están comentando...

📊 Sondeos

🗳️ ElectoPanel

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
222
0
Would love your thoughts, please comment.x