Política en el deporte: ¿debe Piqué dejar de jugar en la selección española?

Xabier Mikel Errekondo Saltsamendi fue un buen jugador de balonmano. Militó en varios equipos de primera división, tanto en el País Vasco como en otros de lo que él llamaría “el Estado Español”. Contemporáneo de Iñaki Urdangarín, llegó a coincidir con él varias veces en la selección. Porque Errekondo jugó hasta nueve veces con la camiseta de la selección española de Balonmano.

Errekondo, después de retirarse del balonmano, fue alcalde de Usúrbil, y diputado en el Congreso, donde ha sido hasta hace pocas fechas portavoz de Amaiur.

1381258924_0

 

14478361297987

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuenta Errekondo que su decisión de participar en la selección española no le supuso ningún conflicto, ya que, según él, eso no iba a cambiar mis pensamientos. Sin embargo reconoce que para tomar la decisión de participar en la selección debió meditar bastante, y que no le resultó fácil explicar en su entorno abertzale por qué “jugaba con el enemigo”. Muchos de los suyos se lo echaron en cara.

El caso de Errekondo no es nuevo. Mucho antes, el famoso portero de la selección española José Angel Iríbar, vivió un dilema parecido, agravado por el hecho de que su participación en la selección se desarrolló entre 1964 y 1976. Francisco Franco Bahamonde, desde la tribuna, presenciaba sus gestas. Iríbar, vinculado en los primeros años de la transición al partido Herri Batasuna,  ha manifestado en varias ocasiones que cuando jugaba con la selección tenía sentimientos contradictorios porque, por una parte jugaba con España, pero por otra, iba contra España.

27377165

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El asunto se está avivando en los últimos años, porque la independencia ha pasado a ser un tema de debate constante en la política española. Y el deportista que en la actualidad encarna la polémica es, sin lugar a dudas, Gerard Piqué.

Piqué ha defendido la camiseta de la selección española desde 2009, y con ella ha sido Campeón de Europa y del mundo. Al igual que le ocurre a otros deportistas destacados, esto no le ha impedido manifestarse abiertamente a favor del “derecho a decidir” de los catalanes. Sus declaraciones sobre estos temas siempre son polémicas, y no se calla ni en twitter ni donde le preguntan. Todo esto ha generado un clima de opinión contrario a su continuidad en la selección española. Se acusa a Piqué (y a todos los deportistas que opinan como él) de utilizar a una selección en la que no cree, de aprovechar sus ventajas, su prestigio o las posibilidades que le ofrece, para promocionarse personalmente, cuando realmente la  desprecia.

El debate en la calle está abierto, y son muchos los que piensan que estos deportistas están obligados moralmente a renunciar a participar en la selección de un país que detestan.

En mi opinión se trata de una polémica muy injusta, porque mezcla la posición política personal del deportista con su trayectoria profesional. Y no tienen nada que ver. Como personas, todos tenemos opiniones. Vivimos en democracia, y lógicamente muchas veces esas opiniones no coinciden con lo que decide el gobierno, el Parlamento o la institución que sea. Todos tenemos derecho a criticar esas decisiones, a pensar como se nos antoje, sin que eso deba acarrearnos perjuicios en el ámbito público.

Los deportistas no son quienes deciden cuáles son los límites geográficos de su país, cómo se organiza o qué características políticas tiene. Los deportistas como tales, juegan en las selecciones que están disponibles, aquellas que responden a la situación política de cada momento, sin que puedan decidir nada sobre ellas.

Por lo tanto, pedir a Piqué (y a tantos otros) que renuncien a jugar en la única selección competitiva a la que tienen legalmente acceso, equivale a exigir a todos una especie de “certificado patriótico” que no es compatible con una democracia. Las opiniones políticas no pueden acarrear a quien las tiene consecuencias negativas en el plano personal o profesional.

Una persona puede desear que exista el Estado Catalán, la Confederación Ibérica Unitaria de toda la Península o la República Independiente de Cartagena. La Constitución le ampara para ello.  Negarle, por tener esos deseos o cualquiera otros diferentes, su derecho a participar en las selecciones nacionales legalmente constituidas, es una locura. El pensamiento no delinque. Los deseos tampoco. Que un independentista participe en una selección nacional diferente a la que quizás le gustaría no es una deslealtad.

Piqué no es incoherente, ni falso, ni un traidor. Defiende la camiseta que le toca defender. Lo incoherente, en una democracia, es esperar que nuestros deseos personales sean idénticos a la organización social en la que vivimos. Lo incoherente sería que solo pudieran participar en las instituciones, los deportes o las selecciones, aquellos que están de acuerdo al cien por cien con ellas.

15 Comentarios
  1. Pues yo creo que el que no se siente español no debería representar a España y personalmente creo que Piqué sólo está en la selección por el dinero, aunque últimamente lo estoy empezando a dudar.
    Por eso mismo creo que la regla de obligación a jugar en la seleccion debería retirarse. Aunque ahora mismo tengo la intuición que Del Bosque llama a los jugadores antes de convocarlos por primera vez, y creo que precisamente por eso no va Aduriz a la selección.

    Por cierto, no tenía ni idea de lo de Iribar y Herri Batasuna. No se me había pasado ni por la imaginación.

  2. Piqué jamás ha hecho pronunciamiento alguno en favor de la independencia, como mucho a favor del referéndum. Todo esto es un juego de haters encabezado por Pedrerol y Eduardo Inda que, por cierto, fue director del Marca en la peor y más lamentable época del diario (preduntadle a Pellegrini). Eso si, sus manitas en twitter y su boca deberían permanecer cerrada algunas veces.

  3. Creo que el artículo omite comentar que la convocatoria en las selecciones españolas es obligada, sino te suspenden de jugar en las ligas nacionales. No es como los jugadores de la NBA que se pueden negar si estan cansados por ejemplo.

    Si un jugador recibe su primera convocatoria a la selecció y se niega serà suspendido, este chantaje pesara mucho en su elección de defender una selección de um estado con el que no cree.

  4. Es curioso porque los que siempre insisten en que no hay que politizar el deporte (la mayoría de ellos no han leído nada sobre esto en su vida) son los primeros que te esgrimen argumentos como el de "pues que no juegue con España por independentista".

    Hace falta avanzar mucho aún en este país

  5. Todos coa seleccion de Futbol gaelico. Ese si que es futbol del bueno y ademas España no juega los mundiales.

  6. Y sinceramente Pique solo va a la selección por el dinero, que ve el saldo que le vana a dar por jugar 4 partidos y se le olvida independencia, derecho a decidir y todo eso; y sino que se lo digan a Puyol y a su 3% 😉

    1. Si hubiera seleccion de cat y de españa si que iria x dinero, siendo como es va por dinero como cualquier otro futbolista que va con españa,o piensas que todos son mas "españolistas" y patriotas que el cid?

    2. Sabes que si lo convocan está obligado a ir verdad? Si no es suspendido de la LFP. Pero bueno habrás sudado de los hechos e ido a lo fácil…

  7. Depende de muchas cosas porque a ver si tu no apoyas a España, crees que no eres español pero si catalán y de verdad quieres irte de España pues hombre jugar en la selección española para enriquecerte y ganar prestigio pues yo moralmente no lo veo bien ya luego que cada uno haga lo que quiera si total Pique no hace daño a nadie por jugar o no en la selección.

  8. Estoy de acuerdo, los jugadores como ciudadanos que son tienen todo el derecho del mundo a creer en lo que les de la gana. Mientras sean respetuosos al pais que representan, no tienen porque compartir el proyecto politico.

    Ahora, ante la pregunta "¿debe Piqué dejar de jugar en la selección española?" la respuesta es SI .

    Pero porque es una vieja gloria sobrevalorada :p

    Alguien tenia que decirlo.

    1. tampoco está sobrevalorado. Piqué es muy buen central, el problema de Piqué es su actitud y las temporadas que jugó mal fue en parte por falta de actitud en el campo.

  9. La verdad es que el fútbol me da exactamente igual, si se quiere ir que se vaya y si no pues nada. Ah, y pole.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com