El invierno empieza el 1 de diciembre

Estamos en los que probablemente van a ser los días más fríos de este invierno, así que nos destapamos hoy con una pequeña entrada sobre el clima de España.

Este primer mapa (gracias, Onlmaps) nos muestra el promedio de temperaturas anual en las distintas provincias:

 

Pocas sorpresas. Castilla y León aparece nítidamente marcada como la región (en conjunto) más fría de España, y Canarias (mundo aparte) es la más cálida, seguida por Andalucía y las provincias limítrofes no mesetarias. Sorprende, quizás, el frío promedio coruñés (causado por unos veranos muy suaves) y la variedad vasca (con un territorio interior casi mesetario y una Guipúzcoa inesperadamente cálida), pero en general todo está en orden.

Aprovechemos este post para desmontar (sin éxito, claro) un mito: el invierno NO EMPIEZA el 21 de diciembre en ningún sitio. El 21 de diciembre es el día con menos minutos de sol al año, nada más. Por tanto, podríamos decir que en esa fecha, si acaso, empieza el invierno astronómico, pero nunca el climático.

Si entendemos el invierno como “los tres meses más fríos del año”, lo cual  parece una definición climática bastante más cercana a la realidad entonces…

 

… en la mayor parte de España, esos tres meses más fríos comienzan ANTES del 1 de diciembre. Por supuesto, no en todos los lugares esos 90 días son exactamente los mismos. El interior de España ve llegar los días más fríos un poco antes del día 1 de diciembre, mientras que en las costas la llegada del invierno meteorológico se retrasa unos días, de manera que en la Costa del Sol, la costa de Almería y Cantabria no llega hasta el cinco o seis de diciembre.

Pero en todo el hemisferio norte los noventa días más fríos del año (es decir, el invierno) comienzan entre el 24 de noviembre y el 14 de diciembre, con el promedio situado en el día 4. Sin lugar a dudas, si no queremos seguir troceando meses, sería mucho más justo con la climatología y con los hechos llegar a una convención según la cual el invierno abarca los meses de diciembre, enero y febrero, en lugar de la absurda convención astronómica que seguimos en la actualidad. Por lo tanto, deberíamos acordar que el invierno empieza el 1 de diciembre.

Batalla perdida, por supuesto. A las ideas les cuesta morir, y nadie va a renunciar a sus prejuicios, firmemente asentados desde la infancia, solo porque la realidad no encaje con ellos.

 

@josesalver

Comentarios

avatar
5000
  Suscribir  
Notificar de