La elección presidencial en los Estados Unidos se caracteriza históricamente por su regularidad y su solidez. Salvo excepciones (la última vez ocurrió con Nixon en 1974) el mandato duraba cuatro años (normalmente ocho) y terminaba la mayoría de las veces cuando, tras ocho años de presidencia, el presidente ya no podía volver a presentarse a la reelección.

Pero 2020 será especial incluso para esto. El presidente elegido en su primer mandato ha perdido las elecciones, salvo que las reclamaciones judiciales digan otra cosa, lo cual es muy improbable. De momento, el hecho es que el candidato del partido opositor, Biden, gana con bastante claridad, por más de ochenta millones de votos frente a menos de setenta y cuatro, y 306 votos electorales frente a 232.

Resultados electorales actualizados a 30/11/2020 según la cadena conservadora «Fox»

Parece por tanto que estamos a punto de presenciar un nuevo relevo en la presidencia que duraría, al menos, cuatro años. Sin embargo, en esta ocasión el asunto puede cambiar. Trump, que sigue negando la derrota pero ha dado instrucciones para, «de momento», ir gestionando la transición, quiere evitar a toda costa tener que estar presente en la ceremonia de toma de posesión de Biden, el 20 de enero, así que se empieza a ver como posible que, cuando el 14 de diciembre el Colegio Electoral de los Estados Unidos designe a Biden como ganador, Trump presente su dimisión. De hecho, ya ha realizado declaraciones públicas en ese sentido.

En ese caso, el vicepresidente Mike Pence ocuparía la presidencia durante 36 días, y sería él el encargado de dar el relevo a Joe Biden en enero. El mercado de apuestas le concede ya a este evento un 24% de probabilidades de ocurrir.

A continuación, el 20 de enero, Biden asumiría la presidencia. Pero el mandato es largo, y para cuando lleguen las siguientes elecciones, en el otoño de 2023, el presidente estará a punto de cumplir los 82 años. La posibilidad de que mientras tanto fallezca o tenga que renunciar a la presidencia por alguna enfermedad relacionada con su avanzada edad es grande, así que la próxima vicepresidenta, Kamala Harris, va a cobrar un protagonismo muy superior al de sus antecesores, incluido el que ha tenido Pence durante estos cuatro años. Los mercados de apuestas ven la hipótesis de su presidencia incluso más probable que la de Pence.

Si Pence fuera presidente durante un mes y Harris tuviera que asumir el poder antes de diciembre de 2023, sería la primera vez en la historia en que cuatro personas distintas han ejercido como presidentes en el plazo de cuatro años. Jamás ha ocurrido nada parecido.

Suscribir
Notificar de
13 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

aanodino
aanodino (@aanodino_)
Rey del verano
5 meses atrás

Mejor dicho cuatro presidentes en medio año, jejeje

chocoplancha
chocoplancha (@chocoplancha)
Picnic campestre
5 meses atrás

Candace Owens gana una apelación -abogados mediante- contra el fact-checking de Facebook, obligándoles a retractarse.
La afirmación de Owens, hoy verificada, dice:
«Joe Biden NO es ni literal ni legalmente el presidente electo. Luego, ¿por qué fingen los medios que sí lo es?»
Tiempo al tiempo que queda mucha partida que jugar.

boticario4796
boticario4796 (@boticario4796)
Rey del verano
5 meses atrás

Yo creo que Trump seguirá intentando inventarse triquiñuelas aunque haya votado el colegio electoral.

Si total, y a ha perdido por completo toda la decencia y normas del buen perder.

Aún no hemos visto todo