Una de las propuestas estrella del documento que Podemos presentó al PSOE el 15 de febrero es una sustancial subida del salario mínimo en España. ¿Es una buena idea?

Desde la derecha no se atreven a decirlo claramente, porque los ciudadanos se les echarían encima, pero  lo que realmente piensan sobre el salario mínimo es que es un estorbo que debería suprimirse. Hay que optar por algo diferente: que el empresario pague al trabajador lo que le parezca oportuno y ni un euro más. Si la derecha económica tuviera todo el poder, acabaría también con los convenios colectivos, con las normas de prevención de riesgos laborales, con la limitación de cuarenta horas semanales trabajadas, etc, etc. Todo eso, para ellos, son trabas que impiden al mercado funcionar libremente, así que hay que acabar con ellas.

Pero, ¿están en lo cierto?

Veamos por qué el salario mínimo puede no ser es un capricho sino una necesidad. En primer lugar, el SMI es un imperativo de dignidad. No puede obligarse a nadie a trabajar en condiciones de esclavitud, recibiendo salarios miserables que apenas le permitan subsistir. Solo este hecho, la exigencia de que las personas vivan dignamente de su trabajo, bastaría para justificar la existencia del salario mínimo, pero es que hay más: hay razones económicas que pueden hacerlo imprescindible.

Los ricos suelen gastar una pequeña parte de su renta, mientras que ahorran mucha. A los pobres les sucede lo contrario. Quien ingresa cien mil euros mensuales no tiene ningún problema en vivir a cuerpo de rey gastando cuarenta mil. Pero quien ingresa quinientos se los gasta íntegramente. No tiene opción.

Imaginemos entonces a un rico que ingrese 100.000 euros al mes, y a doscientos pobres que, entre todos ellos, ganen lo mismo que él (500 euros cada uno). Supongamos que esos doscientos pobres “tienen suerte”, porque trabajan, y lo hacen, precisamente, para el rico. ¿Qué parte del dinero que ingresan esas 201 personas vuelve a la economía en forma de gasto, y sirve así para mantener la maquinaria funcionando y creando empleo en su país?  Vuelven los 100.000 euros que se gastan los pobres  más los 40.000 que despilfarra el rico. En total, 140.000 euros gastados.

Supongamos ahora que establecemos un salario mínimo de 600 euros al mes. El potentado tendrá que pagar unas nóminas mayores, y verá disminuir sus ganancias hasta los 80.000 euros mensuales. Pero le dará igual. Seguirá gastando sus 40.000 y aún le quedará mucho para ahorrar. Los pobres, en cambio, gastarán cien euros más todos los meses. Su vida será un poco más digna y seguirán gastándose todo lo que ingresan, porque aún viven en el umbral de la pobreza. En conjunto, sumando ricos y pobres, gastarán 160.000 euros todos los meses: un 14% más que antes. La economía recibirá entonces un buen empujón. El país entero se beneficiará con el aporte extra, habrá más empleo, más ingresos… y éstos a su vez generarán aún más, entrando una auténtica “espiral virtuosa” en la que se combinará mayor riqueza y mayor justicia social. Y esto sin contar el incremento de productividad que se produce cuando los trabajadores están mejor remunerados.

La espiral virtuosa se basa, técnicamente, en una realidad económica universal: que las propensiones marginales a consumir de unos y de otros, de ricos y pobres, son distintas. Pero no nos hace falta usar lenguaje económico aquí, ni  complejas ecuaciones. El sentido común nos dice lo mismo: los pobres no pueden ahorrar. Los ricos sí.

Por lo tanto, disponer de un salario mínimo e incrementarlo todo lo que se pueda, va a servir para hacer más digna la vida de las personas y para redistribuir la renta de una manera  más justa. No disminuye la capacidad productiva ni cierra empresas, porque solo afecta a la plusvalía que se apropia el empresario, reduciéndola, lo cual no es nada malo. Aumenta la productividad de las empresas porque mejora la motivación del trabajador. Y sirve, sobre todo, para estimular el consumo, la economía y el empleo, al poner más dinero en la economía real, contribuyendo a incrementos de renta adicionales.

Son muchos los economistas que defienden esta posición. En España, diputados como Alberto Garzón lo han argumentado repetidamente con buenas razones. “Esto tiene arreglo” es un libro imprescindible para quienes quieran disponer de una visión más detallada del asunto.

La propuesta económica de Podemos, por tanto, podría ser más acertada de lo que parece. Parece una locura, porque implica una gran subida de gastos que se sufraga con una demora en el cumplimiento de los objetivos de déficit y, sobre todo, con un imaginario incremento de la actividad productiva que permitirá mejorar los ingresos públicos.

“¿Pero de dónde va a salir ese incremento de la actividad?”, clamará la derecha.

“De una sociedad más justa, en la que sus ciudadanos vivirán mejor y podrán consumir mucho más”, les replicará entonces el ministro de economía de Podemos. Y puede que tenga razón.

@josesalver

Subscribe
Notify of
44 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

lizarraba
lizarraba
Guest
4 years ago

Haber, está claro que para los ultraliberales lo mejor sería quitar todo el sueldo, en pos del dinero, y además haber todas las fronteras para el paso de mano de obra baratisima.
Pero lo de que TODA la derecha quiere quitar el sueldo… Enfin

leptopolis
leptopolis
Guest
4 years ago

Subiendo el sueldo puede que ciertos negocios no sean rentables, y al empresario no le salga a cuenta tener a gente contratada.

No quiero decir que no sea razonable subirlo, no lo sé, pero quizá no sea la fórmula mágica que esperamos.

santico
santico
Guest
4 years ago

El argumento me parece correcto, pero… el problema de todo esto es que no contempla la economía globalizada, los acuerdos mundiales de libre comercio y la deslocalización de empresas.
En el momento en que incorpores esos tres factores a la ecuación de crecimiento se produce un extraño fenómeno: en España el crecimiento del PIB mejora, pero el paro empeora, dado que se produce un enorme déficit en el comercio exterior. Nos ponemos a crear empleo en… China.
Habrá que ver qué hacemos con los acuerdos internacionales de comercio, dado que Keynes no estaba al cabo de la calle de la que se ha liado en el mundo actual.

PericoRealista
PericoRealista
Guest
4 years ago

"No disminuye la capacidad productiva ni cierra empresas, porque solo afecta a la plusvalía que se apropia el empresario, reduciéndola, lo cual no es nada malo"

Madre mia, marxismo again… la docrtina mas fracasada d la historia

Que vayan a una PYME y miren su P&L para ver si no cerraria empresas

Anderungen
Anderungen (@data_elections)
Member
4 years ago

Pero por qué criticáis algunos foreros taaaaanto a Podemos?

Se han aplicado sus medidas alguna vez en algún país europeo grande y que no esté al borde del colapso como Grecia? No.

Pues entonces no os inventéis sus efectos coño, lo mismo son hasta buenos!

Aquí solo se ha hecho lo contrario, y no ha tenido buenos efectos. Lo mismo haciendo esto la cosa mejora. Además, que de vosotros no depende que se haga o no, depende que lo apruebe el parlamento.

Aun así, por qué os escandalizáis, si Podemos apenas tiene margen de maniobra, si está todo atado y bien atado, si no se puede hacer NADA. A los que sois liberales, no sé por qué os preocupáis, en este país va a haber liberalismo por muuuchos años.

A los que no somos liberales, solo nos queda conformarnos con que Evo gane el referéndum del domingo, o directamente sea relevado por otro líder.

Neoproyecto
Neoproyecto (@neoproyecto)
Member
4 years ago

Partiendo de la base de que yo estoy a favor de la subida del SMI de forma escalonada hasta ponerlo a niveles de dignidad… me parece que el artículo peca de simplismo.

El tópico del empresario super rico y derrochon (por favor, si hasta las palabras son propias de chascarrillos de bar y ya predisponen al lector hacía la orientación ideológica buscada) frente a tropecientos mil empleados que ganan lo mínimo.

Pero ¿esa situación es real? ¿es mayoritaria? pues no. En España el empleo lo crean las Pymes. Y en ese contexto no hay empresarios que ganen 100.000 euros al mes… vamos, ni al año.

Pensemos en los negocios que más abundan: restauración (la inmensa mayoría bares pequeños, con frecuencia llevados por un clan familiar) y pequeños comercios. Le voy a comentar esta tarde a la de la mercería de debajo de mi casa que ella es una explotadora empresaria sin pudor, a ver qué me responde. O al dueño del bar donde tomo café, que debe trabajar unas 14 horas diarias, que le ayuda su mujer, y que tiene a dos empleados…

No se pueden usar argumentos tan lejanos a la realidad y tan trasnochados para defender una subida del SMI, que tiene más que justificaciones técnicas por si misma.

Neoproyecto
Neoproyecto (@neoproyecto)
Member
4 years ago

Vaya cantidad de tópicos sin sustentos. Parece más un chascarrillo de bar entre amiguetes que un artículo serio y digno para una Web de política.

¿Que la derecha querría eliminar el SMI o los convenios colectivos? pues depende, que la derecha es un concepto muy amplio. Yo se de mucha gente que se puede considerar de derecha que aceptan esas protecciones sociales con la mayor naturalidad.

Ni siquiera entre los liberales sería un postura generalizada el rechazo al SMI, pero desde luego entre conservadores, cristianodemócratas y demás familas del contexto de la derecha… lo que dice el artículo es una pura falsedad.

Me van decepcionando un poco más cada día este tipo de artículos, basados en tópicos, y que no se ajustan al objeto verdadero de la Web: encuestas políticas.

Y que me disculpe el autor, al que considero un experto en encuestas, pronósticos y elecciones… pero como analista político no me convence. Lo siento, es mi opinión. Y en cuanto a la Web, tanto abusar de este tipo de artículos les pasará factura.

javiperez
javiperez (@javiperez)
Member
4 years ago

Esta bien lo de enfocarlos desde los dos puntos de vista aunque creo que en este te has pasado con la posición de la derecha española..

"Desde la derecha no se atreven a decirlo claramente…si la derecha económica tuviera todo el poder, acabaría también con los convenios colectivos, con las normas de prevención de riesgos laborales, con la limitación de cuarenta horas semanales trabajadas, etc, etc"

Creo que es exagerada esta posición ya que hoy por hoy estas cosas están asumidas por todos, parece como que si pudieran los empresarios estarían con el látigo y los trabajadores seriamos esclavos. Y en todo caso si lo que querias era comparar ese tipo de "derecha" tendrías que haberlo en el otro artículo dando una visión de extrema izquierda. Algo así como… la izquierda no se atreve, pero lo que realmente piensan es que si pudieran abolirían la propiedad privada, todo las empresas y propiedades del empresario pasarían a formar parte de los propios trabajadores, todos tendríamos el mismo sueldo,etc, ect.

Barry192
Barry192 (@barry)
Member
4 years ago

Esa idea según la cual el ahorro es malo y el consumo es bueno es un disparate.

Sin ahorro no hay inversión. Y sin inversión no hay desarrollo.

trackback
2×1: Lo que la izquierda no reconocerá sobre el salario mínimo – Electomanía
4 years ago

[…] ENLACE AL ARTÍCULO QUE DEFIENDE LA POSTURA CONTRARIA […]

CentroMadrid
CentroMadrid (@centromadrid)
Member
4 years ago

Menudos titulares os sacáis en esta página.