EMActualidadCOVID19Balance de la pandemia y una estimación de fallecimientos...

Balance de la pandemia y una estimación de fallecimientos en 2020

electomania.es -

Mucho se ha hablado a lo largo de este año de la diferencia entre los fallecidos declarados y los realmente causados por la pandemia. Aunque en todo el mundo hay discrepancias entre las cifras oficiales y las que se deducen de otros indicadores, España es uno de esos países donde las diferencias son notables y han dado para muchas polémicas.

El número de fallecidos al acabar el año, según datos oficiales, será de unos 51.000, pero el exceso de fallecimientos total es, según MoMo, de 70.885 (algunas otras fuentes dan cifras algo diferentes, pero todas van aproximadamente, en esa línea, y variarán aún algo hasta ser definitivas). La diferencia de unos 20.000 fallecimientos se explica, sobre todo, por el desbordamiento del sistema sanitario entre marzo y mayo de 2020, que llevó a una situación en que muchos decesos no fueron adjudicados a su auténtica causa correctamente.

¿Con qué cifra quedarse? Todo es provisional, pero los expertos están de acuerdo en que la segunda cifra es más cercana a la realidad que la primera.

Los datos de MoMo son una buena guía inicial:


No obstante, hay que tener en cuenta muchos otros factores para aproximarse a la realidad. Pensemos en la incidencia de elementos externos, como las variaciones en accidentes de tráfico, los accidentes laborales y otros, a lo largo de 2020, producidos por el descenso de actividad. Como ejemplo, las estadísticas sobre accidentes de tráfico:

Como se puede ver, la evolución global de la mortalidad es a la baja, aunque la pendiente del descenso se ha estabilizado mucho en los últimos años. En 1998 fallecieron en España 5.957 personas en accidentes de tráfico, mientras que la media de los últimos cuatro se cifra en unos 1.800.

Para saber qué parte del descenso de siniestralidad es atribuible a la bajada de movilidad que ha supuesto el covid-19, es necesario comprobar la variación mes a mes. A partir de marzo de 2020, este efecto es evidente.

Hemos comparado los datos mensuales del promedio de los cuatro años anteriores con estos últimos (en el gráfico se ve la variación respecto al último de ellos, 2019), y aplicado un coeficiente corrector por la evolución general de la siniestralidad. El descenso se concentra en los meses de marzo a junio, y hay otro, mucho menos acusado, en el otoño. En total, estimamos que el efecto atribuible al covid es de unos 160 fallecimientos menos de los esperables.

Su impacto en las cifras globales es muy pequeño, y al alza: es decir, si el último informe MoMo cifra el exceso de fallecimientos a 30 de diciembre de 2020 en 70.885 personas, a esa cifra habría que sumar los 160 calculados anteriormente, para un total de 71.183 personas. Parecido razonamiento debe hacerse respecto a los accidentes laborales. Sin entrar en tantos detalles, nuestra estimación es que se han reducido en 59 personas por causa de la pandemia, al bajar de 721 a, aproximadamente, 660 el número de víctimas mortales. Esto elevaría el exceso de mortalidad computable a 71.242 personas.

¿Es esta última la cifra real de fallecidos por covid-19 en España? No, porque quedan otros factores que considerar:

Un elemento más elevaría aún la cifra imputable al coronavirus. Es el descenso de fallecimientos ocasionado por la brusca disminución de otras enfermedades contagiosas, como la gripe y muchas otras, que se han reducido drásticamente gracias a las mejores medidas de profilaxis existentes. Su impacto global puede ser, según fuentes solventes, aunque muy provisionales, de uno o varios miles de personas (la gripe mató en la temporada 2017-18 en España a 6.300 personas, por ejemplo). Aunque la campaña de gripe aún no se ha iniciado (suele tener su pico a finales de enero), la de otras enfermedades otoñales ya ha pasado sin apenas incidencia. Si consideramos esto, el covid podría ser responsable realmente de unos 75.000 fallecimientos…

Pero aún hay más: hay factores adicionales que operan en sentido contrario, que son muy importantes. El más relevante son los fallecimientos ocasionados por el descenso de atención médica causada por la concentración de medios en el coronavirus: revisiones médicas retrasadas, intervenciones no realizadas, tratamientos demorados, consultas canceladas, atención telefónica de peor calidad que la presencial, etc, sin contar otros efectos en la salud como el recrudecimiento de enfermedades mentales, obesidad, enfermedades cardiovasculares o suicidios, todos muy probablemente al alza por culpa de los hábitos menos saludables que trajo el confinamiento. Diversas fuentes señalan que se trataría de varios miles de fallecimientos, que en este caso habría que descontar de la cifra total.

Considerando todo esto, queda claro que cualquier afirmación categórica sobre el número de fallecimientos hay que ponerla en cuarentena. Nos falta mucho por saber. Aún así nos parece razonable una estimación global de entre 65.000 y 70.000 personas que han perdido la vida directamente a causa de la pandemia a lo largo de 2020.

En el año que comienza se podrán ir evaluando uno a uno todos esos factores y aquilatar mejor las cifras. Pero quizás lo importante, a estas alturas, es que el total suba muy poco ya en 2021. Pero eso, en gran parte, está en nuestras propias manos.

Tu opiniónEM
EM no se responsabiliza de las opiniones de los usuarios

Existen unas normas 👮 📄 para comentar que si no se cumplen conllevan la expulsión inmediata y permanente de la web.

14 COMENTARIOS

Subscribe
Notify of
14 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

EM en redes

El Foro (eF)

Están comentando...

📊 Sondeos

🗳️ ElectoPanel

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
14
0
Would love your thoughts, please comment.x