[iframe src=»https://docs.google.com/forms/d/1GF_VVUH29mXO3uIkb3Or4siuHRiMZeprXZcelZ5kI7s/viewform?embedded=true» width=»800″ height=»800″]

Suscribir
Notificar de
2 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

great site
great site
Invitado
4 años atrás

I just want to say I’m very new to blogging and seriously savored your web-site. Probably I’m want to bookmark your blog post . You certainly come with exceptional posts. Thanks for revealing your web-site.

Pen_sa_dor
Pen_sa_dor (@pen_sa_dor)
Miembro
5 años atrás

Pues a ver, hay que tener en cuenta muchas variables:

1. La participación en elecciones griegas en las dos últimas elecciones griegas (junio 2012 y 2015) fue del 62% y 64% (respectivamente). Sin embargo, en mayo de 2012 había sido del 65%, y en las anteriores convocatorias electorales (desde 1974) las dos participaciones más bajas fueron el 71% de 2009 y el 74% de 2007. Es decir, que aunque a primera vista parezca que no, la participación en Grecia ha sido tradicionalmente muy alta y se podría repetir mañana.
2. En las últimas elecciones: los partidos del SÍ (ND-Potami-PASOK-KIDISO) sumaron 2.534.478 votos (41,0%). Los partidos del NO (Syriza-XA-ANEL) 2.927.917 (47,4%). Los bloques se mantienen bastante estables, quitando las transferencias entre los mismos (ya que, según las encuestas, lo que los partidos de un bloque perderían al bloque contrario lo compensarían, más o menos, con lo que le arrebatarían al otro bloque). Es decir, que a priori, y a falta de saber lo que votarían los votantes del KKE (que en cualquier caso sabemos que no votarán por el SÍ, pero la duda es si lo harán por el NO) gana el NO de calle, con un 64% de participación.
3. La disputa se centrará, por tanto, en la participación. A priori, una participación baja beneficiaría al bloque del NO. Sin embargo, esto no asegura que una participación alta beneficie al bloque del SÍ, ya que no se puede saber a ciencia cierta a quién le podría beneficiar una participación alta (si una subida de participación repercute en los dos bloques por igual nada cambiaría). Lo único cierto es que el bloque del SÍ necesita como agua de mayo atraer a gente de la abstención mucho más que el bloque del NO.
4. Ahora mismo tenemos que:
— El bloque del SÍ juega con el miedo.
— El bloque del NO juega con la ilusión.

De esta contraposición miedo/ilusión dependerá el resultado final. Sin embargo, a riesgo de equivocarme, y sobre todo vista la movilización de los bloques en los mítines de ayer (el del NO fue unas 3 o 4 veces más multitudinario que el del SÍ, y se suponía (en vista de las manifestaciones del 29 y el 30) que ambas partes estaban igual de movilizadas) diría que el NO va a ganar.

A grandes rasgos, mi predicción:

NO: 53% (por lo anterior, porque en principio lo tienen más fácil y ya parten de un 47%; cogen algo del voto del KKE (entre un 33-50%) frente al 0% que recoge el SÍ, y porque Tsipras está bien valorado y si pierde el referéndum dimite).
SÍ: 47% (mucho miedo que puede animar a votar a parte de los abstencionistas, pero parten de una base baja, Tsipras juega con la ilusión (que si se hace de forma eficaz es más efectiva que el miedo) y es un líder muy popular, frente a los líderes impopulares de los que disponen ND y PASOK).

El voto blanco y nulo no cuenta como voto válido en Grecia, así que por eso no los incluyo. Probablemente falle estrepitosamente en mi predicción, pero bueno, si al menos con mi argumentación os he convencido aunque sea en parte de que el resultado al que he llegado puede ser lógico y plausible, me conformo. xD Al menos querrá decir que argumento bien las cosas.