Desde hace décadas la izquierda y los movimientos sociales alternativos parecían no tener espacio en la política inglesa, condenados al ostracismo y con la única posibilidad de la lucha sindical como forma de reivindicar los derechos sociales y laborales. En gran parte, esta situación estaba provocada por su sistema electoral, el “first past the post”(escrutinio uninominal de una vuelta), que impedía a partidos minoritarios o novedosos, como el partido verde, acceder al parlamento y poder tener, así, un posterior crecimiento. De este modo, la izquierda alternativa debía organizarse dentro del Partido Laborista, que cada vez estaba mas escorado a la derecha, por el férreo control de los “Blairistas” sobre él.

Sin embargo, todo esto ha cambiado. Tras la victoria Conservadora en las elecciones de Mayo, se realizó una concentración antiausteridad en Parliament Square, con presencia de Corbyn, a la que sorprendentemente acudieron cientos de miles de personas, lo cual era un vaticinio de lo que iba a ocurrir. En las primarias laboristas del pasado 12 de Septiembre sus militantes eligieron, por una abrumadora mayoría del 59,5%, a Jeremy Corbyn como su nuevo líder, dejando muy atrás a los candidatos “Blairistas” (el mas cercano Andy Burnham con el 19%).

El éxito de Corbyn, se debe a sus planteamientos en materia económica y social: pretende controlar el capitalismo salvaje de la industria financiera de la “City” de Londres, nacionalizar los servicios de ferrocarriles y sanidad, entre otros, recuperar el control estatal sobre el Banco Central de Inglaterra, avanzar en la conquista de derechos sociales y en definitiva revertir los recortes y acabar con la herencia de Margaret Thatcher.

Nada mas ser elegido líder laborista, empezó la caza contra Corbyn desde todos los frentes posibles. David Cameron ha llegado a decir que es un peligro para la seguridad del Reino Unido, los medios de comunicación controlados por el capital ya bombardean contra él, difamando y manipulando (hasta lo han vinculado a Bin Laden), y lo mas grave, los propios diputados laboristas, que han crecido bajo el ala de Tony Blair y Gordon Brown, y que están esperando a tener una mínima oportunidad para derrocarle.

Sin embargo, el nuevo líder laborista tiene grandes apoyos. Se podría decir que, con el movimiento antiguerra empezó todo, ya que, es uno de los pilares de Corbyn, el cual fue impulsor de la asociación “Stop the War”, que luchó contra la invasión de Irak y creó una base social alternativa a los partidos del régimen. Otro de sus apoyos han sido los sindicalistas, que han visto en él una oportunidad de recuperar los derechos laborales perdidos. Pero donde más ha calado su ideario ha sido entre los jóvenes, sobretodo universitarios y de clase media o media-alta, que se han politizado por la subida de las tasas universitarias y de la imposibilidad de encontrar un empleo digno. No es casualidad que la mayoría de los voluntarios de Jeremy durante las primarias se ubicaran en una franja de edad entre los 25 y los 35 años. En definitiva, Corbyn se ha nutrido del movimiento antiausteridad, de aquellos que no se resignan, que creen que otra forma de gobernar es posible y que hay que poner las instituciones al servicio de la gente.

Algo esta cambiando en Europa, la victoria de Syriza en Grecia, de Jeremy Corbyn en las primarias laboristas, el buen resultado de PODEMOS en la elecciones generales españolas, la subida de la izquierda en Portugal, sobretodo del Bloco de Esquerda y el movimiento Nuit Debout en Francia, nos hacen pensar que el cambio, no solo es posible, si no que ya ha llegado y cada vez con mayor intensidad. Como ya apuntó Jeremy Corbyn: “Luchamos por una Europa social y cada vez somos más y más fuertes”.

Joan Pérez Lara

Suscribir
Notificar de
32 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

SenhorJarama
SenhorJarama
Invitado
4 años atrás

Hola Buenas, estamos realizando una encuesta pra un doctorado de la UCLM. Si pudierais pasar el enlace, mejor. Muchas gracias a todos.
https://docs.google.com/forms/d/1jyhoIAaC28uw-r76

DORAEM0ND
DORAEM0N (@doraemon)
Miembro
4 años atrás

Un fantasma recorre Europa.
Todas las fuerzas de la vieja Europa se han unido en santa cruzada para acosar a ese fantasma.

inThuRain
inThuRain (@inthurain)
Miembro
4 años atrás

Aparte de esos crecimientos de una izquierda más auténtica que la que ha reinado en Europa desde hace demasiado tiempo, yo lo que veo es que no acaba de compensar el crecimiento casi tan espectacular y más extendido de los fascismos y la xenofobia. No se si llega a compensar…

AGR_Ubeda
AGR_Ubeda (@seis_doble)
Miembro
4 años atrás

Me gusta Corbyn, me gusta su pasado de luchador y su presente coherente.
Y sobre Blair, cuanta razón enían los conservadores al destacar de él que era un mentiros. Yo añadiría corrpto y genocida. Pero de que es un mentiroso no debe albergar nadie dudas.

Sky Haussmann
Sky Haussmann (@skyhaussmann)
Miembro
4 años atrás

Corbyn tiene el apoyo de la vieja izquierda, parte de la generación de descontentos y de hijos de ex-sindicalistas y con opciones de quitarle el voto chav y de trabajadores no cualificados a la UKIP de Farage.

Una buena parte del votante laborista no lo ve con buenos ojos y si la economía sigue iendo bien en 2020 es posible que se pasen a la abstención. La mayor parte del Reino Unido está orientada a la derecha y sólamente el viejo Norte industrial de Inglaterra, Gales y parte de Irlanda del Norte son feudos laboristas junto con las áreas centrales de Londres, en los que Corbyn previsiblemente arrasará. La única posibilidad de los laboristas de volver al poder sería conquistar parte del voto del Sur y un candidato como Corbyn está demasiado a la izquierda para convencer.

Todo va a depender del candidato que pongan los conservadores y de la situación económica en 2020. Si el candidato no es bueno y la situación económica empeora, entonces Corbyn tendrá su oportunidad.

Por cierto, no hay ningún "stablishment" en contra de Corbyn, sólo se vierten críticas desde los tabloides más a la derecha y desde periódicos conservadores. Mientras que The Guardian o The Morning Star están a su favor, como siempre han estado con cualquier candidato laborista.

El paro en UK está en torno al 5%. La economía va bien y los salarios aumentan año tras año. El año pasado el salario mínimo por hora subió un 4% y Cameron planea llegar hasta las 9 GBP por hora en 2020. La econmía va bien a pesar de la masiva afluencia de inmigrantes desde países del Este. La mayoría de estudiantes universitarios consiguen un trabajo después de la graduación. Los conservadores han hecho un buen trabajo en el Reino Unido en los últimos 6 años y de momento, las cosas van bien,

Anderungen
Anderungen (@data_elections)
Miembro
4 años atrás

Yo es que soy muy pesimista en cuanto al futuro de la UE. Por muchos gobiernos anticapitalista, de izquierdas o antiestablishment que haya, no va a cambiar el gobierno de la comisión europea.

Lo más lógico sería salirse, pero significaría convertirte en una Rusia pero sin recursos naturales y llevándote a hostias con el resto de la UE y USA.

Podría ser Alexis jefe de gobierno, Pablo presidente, Corbyn echando órdago de aquí a 5 años, los del Bloco con un PSocialista de izquierdas, Beppe Grillo con otro órdago, Marine Le Pen,….

Y aun así seguiría Juncker. Gobierno de gran coalición en la UE, y si no les da en escaños, ya tendrán el apoyo de los liberales.

Alejandro
Alejandro
Invitado
4 años atrás

Gracias por tu artículo, Joan. Independientemente de los principios ideológicos de cada uno, es cierto que se atisban nuevos líderes en Europa próximos a la izquierda, especialmente en aquellos países en los que se carecía de un partido fuerte de este espectro. ¿Hasta dónde llegarán? ¿Serán capaces de hacer frente a su exposición y al ataque de un importante sector de los medios? ¿Sabrán dar respuesta a sus votantes y potenciales votantes?
Creo que muchos coincidiremos en que estamos en una época de cambios en Europa (incluso en Latinoamérica y puede que en EEUU) que se estudiará dentro de no mucho en los libros de texto.

Las Canteras
Las Canteras
Invitado
4 años atrás

No creo que esté cambiando mucho en Europa. En el centro y el norte quien manda es el miedo y sus consecuencias, la xenofobia y el meterse dentro de uno mismo.

En el sur sí que ha triunfado en parte una izquierda más rompedora, es cierto.

Pero solo ha llegado al poder en Grecia y, en menor medida, en Portugal. Y en ambos casos lo ha hecho renunciando a sus postulados iniciales, porque los suyos eran sencillamente irrealizables.

Y es que una cosa es predicar y otra dar trigo. Una cosa es la ilusión y las ganas de cambio, y otra pretender implementarlo en la dirección equivocada.

La verdad es que la izquierda europea está desorientada y no tiene programa. La verdad es que se ha quedado muy atrás. La alimenta la indignación, pero la indignación no sabe gobernar.