Sánchez como fiel representación del socialismo naranja y la confluencia peleando por arriba con el PP.

Se nos avecinan unos comicios que, sin ánimo de olvidar el frenesí inolvidable de diciembre, se me antojan más emocionantes que los anteriores. No sé si es el morbo de la caótica posibilidad de una carrera con ‘sprint’ final entre Rajoy e Iglesias, o si lo es la erótica posibilidad de que Rajoy y Ciudadanos no sumen y tengan que tender la mano a los nacionalistas y al PSOE.

Pedro Sánchez repite la estrategia de la pasada campaña: jugar al ‘FaceSwap’ con un adversario político. Con una diferencia: para el 20D se dejó coleta, mientras que para el 26J está mirando ya corbatas naranjas. 4 meses de justificar a sus votantes un pacto no muy bien visto con “las nuevas generaciones del PP” (Pedro dixit) le han pasado factura. Es consciente de la credibilidad que perdería si hace un discurso cercano a Podemos después de todo. El otro día parecía citar a Suárez, ergo, parecía citar a Rivera. De nuevo no me atrevo a afirmar quién mueve tal o cual hilo para que nuestro amigo twittero haga estas cosas pero lo que es evidente es que no parece estar por la labor de jugar con Pablo esta vez. Algo sorprendente y presumiblemente débil estratégicamente teniendo en cuenta que Alberto Garzón es una figura de consenso en la izquierda. La línea del Partido Socialista parece clara: renunciar a los votos de Podemos (no le funcionó en diciembre) y aprovechar la figura de constitucionalistas extremos y centristas ultra-consensuadores que se han ganado entre el electorado de Ciudadanos durante la legislatura más corta de nuestra democracia. Si Sánchez no aceptó la propuesta de Podemos que hacía presidente a Pedro Sánchez, es casi demencial pensar que podría aceptar una propuesta para hacer presidente a Pablo Iglesias si, tal y como plantean las encuestas, le superara en votos y en escaños. Así que, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, sigue acercando posturas con los hombres de Albert.

mima1

Nuestro presidente en funciones don Mariano Rajoy Brey va a por sus terceros comicios con la vista puesta en meter el miedo en el cuerpo de los votantes de Ciudadanos. Y no es una estrategia descabellada: el votante clásico del Partido Popular que quiso confiar en Rivera para limpiar una segunda legislatura de Rajoy no estará contento con el pacto Cs-PSOE. Y tampoco le harán mucha gracia las encuestas que podrían poner a un señor con coleta como presidente del Gobierno a expensas de un posible apoyo de los socialistas. Y de ahí podrían tirar los populares: de recuperar el terreno que les había ganado Albert Rivera. Insistirán de nuevo en que es la fuerza más votada la que debe formar gobierno, asumiendo de entrada que repetirán victoria. Hay poco más que decir. Si para el 20D tiraron de ‘catenaccio’, para el 26J podrían pedirle al árbitro algún penalti de los naranjas en el área socialista.

Podemos e IU. IU y Podemos. Las confluencias. Hay mucho material ahí dentro que ha conseguido entenderse con un objetivo: ¿sorpasso al PSOE o primera fuerza? Mucho se habla. Y es que el llamado Pacto de los botellines podría dejar un panorama verdaderamente interesante no solo respecto a la segunda posición sino, de hecho, respecto a la primera. Desde aquí soy de los que piensan que los discursos que tiran de ilusión antes que de miedo pueden pelear siempre por ganar. Y es que ni Podemos tiene techo ni el PSOE tiene capacidad efectiva para cerrar el grifo cuando se trata de frenar la pérdida de votos. La campaña de la confluencia va a tener dos ejes: desempate y el #SumamosParaGanar. Respecto al desempate tienen mucho que decir los portavoces de la confluencia, especialmente siguiendo la crítica a los movimientos y pasos en falso del PSOE durante la legislatura. El #SumamosParaGanar puede ser clave porque puede traer a votantes socialistas que dieron una nueva oportunidad a Sánchez en diciembre. Electoralmente hablando es un error subestimar la potencial fuerza de las sumas de actores, capaces todos ellos de rascar de diferentes sitios, así como de lo atractivo de un ente que agrupa a individuos que dejan de ser ellos mismos para ser más. Lo que está claro es que existe en este lado una oportunidad de culminar lo que se comenzó el 20D: la construcción de un nuevo bloque político que pelee de tú a tú con el Partido Popular.

mima2

Respecto a Ciudadanos, podría pasarle factura todo: el pacto con el PSOE, el miedo de los ex votantes del PP, la pérdida de fuerza después del 20D… no parece ser hoy en día una fuerza capaz de disputarse más del 15% del electorado. No tienen mucho que decir en campaña porque, de hecho, gastaron todas su balas en diciembre. Y se desinflaron. La previsible dicotomía PP-Confluencias le podría dejar en una posición muy complicada: disputarse la tercera posición con el Partido Socialista y su voto fiel. Querer abarcar todo ha podido finiquitar a Albert Rivera que podría quedarse, en efecto, como una fuerza de enganche para la formación de gobierno. Y nada más.

Es arriesgado mojarse a estas alturas, estando a más de un mes de los comicios, pero creo que nunca está de más darle salsa a la precampaña: intuyo que la confluencia no va a pasar factura a corto plazo a Podemos y que, de hecho, se conseguirá algo más que la suma de los votos el 20D. Creo que la figura de Garzón será un aliciente muy atractivo para los votantes del PSOE que no han soportado el baile de casi cuatro meses de Pedro Sánchez con Ciudadanos. Respecto a PP y Ciudadanos, cabría esperar (manteniendo siempre el respeto a lo que una campaña puede dar de sí) una recuperación de Rajoy a costa de Rivera. Así, sin más. Por miedo y por el pacto con el PSOE.

Que nos sea leve junio que, de nuevo, alguien podría atragantarse.

*** Un artículo de Eduardo García (@edutijoux)

Suscribir
Notificar de
41 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

Gari
Gari
Invitado
4 años atrás

Los podemitas, otra cosa no, pero entusiastas sois un rato. hemos pasado de la posibilidad de sorpasso al PSOE (que está por ver) a disputarle el primer puesto al PP… que está más por ver todavía. Por lo demás, de acuerdo con lo que explicas acerca del PP y Ciudadanos y sobre el PSOE…la verdad, no creo que ni ellos mismos tengan claro lo que quieren hacer en esta campaña. pero no olvidemos que los jubilados que votan a PSPOE y sobre todo a PP el día 26 no irán a la playa ni de excursión con los niños ni se quedarán en casa viendo la última temporada pirateada de Juego de Tronos A misa, a votar y luego, como mucho, a tomarse un aperitivo.

BayoArrate
BayoArrate (@patreon_10685208)
Miembro
4 años atrás

Mi madre socialista ,actual militante( pagando su cuota) y ex concejal de mi pueblo por el PSOE está ahora mismo mas cerca de votar a la confluencia Podemos-Iu que de votar al PSOE. Votar va votar seguro porque es una mujer muy politizada y así me lo ha transmitido de siempre a mi. Desde el pacto con ciudadanos esta que trina con el PSOE, después de una vida votando al PSOE,muchas veces con la nariz tapada pero suficiente para hacer frente al PP, esta vez todo me indica según lo que voy hablando con ella que votará a la confluencia.. Menuda sorpresa la mía después de la caña que le suele dar a Podemos.

tnucsoid
tnucsoid
Invitado
4 años atrás

–La oferta de Gobierno y el «show» para confluir en el Senado, ¿se escenificaron de verdad para que el PSOE aceptara? Parece plausible lo que dice el PSOE de que Podemos nunca quiso pactar…
–¿Qué tiene que decir sobre las acusaciones de financiación ilegal desde Venezuela?
–¿De verdad alguien se cree que Monedero cobró 425.000 euros por un informe a Venezuela que nunca ha aparecido?
–¿Si un cargo del PP cobrara 425.000 euros de una constructora por un informe que no aparece, usted se lo creería?
–¿Es tajantemente falso que haya cobrado de Venezuela?
–¿Los españoles tienen que tener miedo ante un Pablo Iglesias presidente del Gobierno?
–Syriza ha vuelto a bajar las pensiones y a subir los impuestos. ¿No le da miedo que Podemos se convierta en un «bluff» como Syriza?

Menuda vergüenza de preguntas. Es impensable en cualquier otro medio haga preguntas así a un político del PP, PSOE, Cs.

Xavi_CLM
Xavi_CLM (@xaviclm)
Miembro
4 años atrás

Segunda vuelta electoral o balotaje es el término utilizado para designar la segunda ronda de votación en algunos sistemas de elección a cargos ejecutivos o legislativos. El vocablo «balotaje» proviene del francés ballottage1 2 y este a su vez del verbo ballotter, que significa votar con bolillas. En sentido amplio, consiste en que para llegar al cargo público que corresponda es necesario obtener más de la mitad de los votos emitidos. Esta institución nace en el siglo XIX, por primera vez en 1852 con la instauración del Segundo Imperio de Napoleón III. Luego se aplica nuevamente en la III República, y surge con gran fuerza en la V República a través de la Constitución de 1958. Es una institución electoral paradigmática del derecho electoral y constitucional francés.

En otras palabras, cuando en una elección presidencial ninguno de los candidatos supera un determinado porcentaje de los votos (por lo general mayoría absoluta), se realiza una segunda vuelta para decidir entre los dos primeros candidatos. Se trata pues de una eventual etapa del proceso de elección de una autoridad.

Extraído literalmente del artículo de Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Segunda_vuelta_elec

Si fuera una segunda vuelta, sólo habría dos candidatos: Mariano Rajoy y Pedro Sánchez.

Conclusión: ¿Por qué algunas llaman segunda vuelta a lo que son unas nuevas Elecciones Generales?

Caminante
Caminante
Invitado
4 años atrás

Entrada en la linea mayoritaria del foro, podemita. Como tal, bien presentada y pulcra. Pero si te elevas un poco mas allá de ese mundo, el argumentario es muy flojo.

Xavi_CLM
Xavi_CLM (@xaviclm)
Miembro
4 años atrás

Mariano Rajoy Brey no va a por sus terceros comicios… sino los quintos: 2004, 2008, 2011, 2015 y ahora 2016.

El resto del artículo muy interesante: La mezcla* de ecosocialistas, comunistas, republicanos, pancatalanistas y algún que otro bolchevique están en disposición de ganar las elecciones en España.

Alguno, aún no ha aprendido eso de que Grecia no es España.

* Mezcla para ESTAS elecciones: Podemos – IU – EQUO – Anova – EG – Mareas – AltoAragónEnComún – BarcelonaEnComú – ICV – EUiA – Compromís – Més

¿Cómo de grande tendrá que ser el gobierno de la mezcla para que haya ministros de todos los partidos que lo forman?

Saludos cordiales

Relojero78
Relojero78 (@relojero78)
Miembro
4 años atrás

Hace días leí en la Republica.com (medio bastante conservador y cercano a C's, a pesar del nombre) que Rajoy estaba negociando bajo manga con Pablo Iglesias que el cara a cara próximo en televisión española fuera entre ambos, dejando fuera a Sánchez. El argumento ante los presumibles lloriqueos del PSOE es que Podemos+IU suma medio millón de votos más que el PSOE.
¿Lo veis? ¿Os parece verosímil?

Alex1214
Alex1214
Invitado
4 años atrás

Un análisis acertado.

no_puedor
no_puedor
Invitado
4 años atrás

La foto de Ken de miedo.