El INE acaba de publicar un informe completo sobre las migraciones en España durante 2017.

 

Hace unos días difundimos el estudio anterior del INE, sobre la población española, que mostraba que el crecimiento vegetativo de la población es ya negativo, sobre todo en el cuadrante noroeste (Galicia, Asturias, Castilla y León).

Sin embargo, ese balance ha sido compensado con el resultado positivo de las migraciones, porque en 2017 han entrado en España procedentes del exterior, 532.000 personas, mientras que solo han salido 367.000. La población, en su conjunto, ha crecido ligeramente.

Si analizamos los datos, distinguiendo las migraciones de españoles y de extranjeros, tenemos los siguientes resultados:

 

 

Los gráficos parecen torcidos (aunque están derechos) porque la evolución es muy abrupta y consistente.

Durante los últimos años de la crisis (2013, 2014…), los extranjeros seguían saliendo de España, siguiendo una tendencia que se inició, con fuerza, varios años antes. Pero desde 2015 el saldo se ha invertido y son más los extranjeros que emigran a España que los que salen de ella. En 2016 y 2017 la cifra supera ya los 100.000 y se encamina hacia los 200.000 nuevos residentes netos por año.

¿Y qué ocurre con los españoles?

Los españoles siguen emigrando en mayor medida que regresando a España. Aunque la tendencia se ha moderado en los últimos años, en 2017 aún hubo 9.000 españoles más saliendo del país que regresando a él.

Por último, repasamos qué ocurre a nivel de comunidades autónomas:

Gracias a las llegadas desde el resto del mundo, todas las comunidades salvo Murcia tienen un saldo migratorio positivo. Madrid y Cataluña acaparan más de la mitad de los nuevos aportes de población.

En cuanto a las tradicionales «migraciones interiores», de unas comunidades a otras, este es el balance del año:

 

Los desfases interiores no se corrigieron, sino que se agravaron durante 2017. Las comunidades del sur y el centro continúan siendo el origen de la inmigración interior, que se dirige en su gran mayoría a Madrid. El mapa demográfico y económico del país continúa desequilibrándose, añadiendo piezas donde ya hay muchas y restándolas, en general, donde quedan pocas.

José Salver

 

Suscribir
Notificar de
65 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

nomedigas
nomedigas (@nomedigas)
Miembro
2 años atrás

Estoy confuso. ¿Cómo es posible que entrará tanto inmigrante gobernando el PP?
¡Ja,ja!

Democrata3000
Democrata3000 (@jaume-quetis)
Miembro
2 años atrás

Muy interesante está publicación y aporta muchos datos algunos de los cuales yo desconocía.

La inmigración no es tan grande como creía y la huida de España fue y es mayor a lo que me lo esperaba tanto de nacionales y extranjeros.

Basándome en estos datos y en lo de las pensiones. Inmigrantes regulares sean bienvenidos e inmigrantes irregulares depende el origen y causa sean bienvenidos o no.

Gaditano1812
Gaditano1812
Invitado
2 años atrás

El 56.7% de los Españoles a favor de la acogida de Aquarius.
El 29.5% en contra.
El 13.8% NS/NC

Por partidos favor

PSOE: 75%
UP: 82.3%
CS: 36.8%
PP: más de 1/3

En contra

Cs: 43.5%
PP: 54.6%

Sanidad universal para inmigrantes

A favor: 42.9%
En contra: 42.3%
https://www.elespanol.com/espana/20180625/mayoria

JakeArryn ☀️☀️
JakeArryn ☀️☀️ (@jakearryn)
Miembro
2 años atrás

Va a llegar un momento en el que habrá que coger el toro por los cuernos, porque ese saldo positivo madrileño o catalán son sus mega áreas metropolitanas, porque porcentualmente cataluña está vacía, en población, si tebemos en cuenta la de Barcelona, mismo caso aplicable a Madrid pero en su norte, es ir hacia el norte de la capital y su despoblación va en aumento hasta encontrar pueblo de menos de 10 personos en Sierra De Guadarrama, claramente no se está gestionando bien la cuestión demógrafica, y unido a lo que se comentó en la otra entrada del Crec. Vegetativo, es necesario que se haga un pacto para mejorar esta demografía tan fuertemente dispar

El Guadiana
El Guadiana (@caracolo)
Miembro
2 años atrás

Vivimos en medio de un drama demográfico al que no le prestamos atención. El centro-noroeste se está vaciando, con una población envecida, mientras que Madrid y el arco mediterráneo aguantan porque son más dinámicos demográficamente y encima reciben población inmigrante.

En un contexto así, lo ideal sería que la inmigración cubriera el desequilibrio aportando población y asentando núcleos en Galicia, Asturias y CyL.

¿Es eso lo que está pasando? ¡¡Al revés!! Ahi es donde menos van los inmigrantes. ¿Dónde van? Pues donde hay actiividad, claro. Donde ya hay DEMASIADA gente. A Madrid, sobre todo, y al arco mediterráneo, luego.

Estupendo. Es como si tuviéramos un cuerpo con zonas llenas de sangre y otras vacías, y bombeáramos más sangre hacia las zonas llenas quitándole a las vacías la poca que tienen.

Estamos locos. Pero no hacemos nada. Palabrería política de escaso nivel pero nada que compense esos desequilibrios. Todo lo contrario.

El problema básico, digámoslo claramente, es el elefantismo de Madrid.

En Egipto (no lo pongo como modelo a seguir, pero sí como un intento, al menos, de hacer algo) están construyendo una capital nueva en medio del desierto para descongestionar El Cairo, alilviar sus problemas y vertebrar el país.

Por supuesto esto aquí sueña a política ficción, pero empieza a ser urgente algo similar en España. Madrid tiene tal cúmulo de infraestructuras, servicios y actividad que no le pasaría nada por perder dependencias administrativas. Simplemente dejaría de crecer artificialmente, y a cambio el resto del puñetero país, el resto de "Castilla", tendría una oportunidad para dejar de morir lentamente.

Harían falta iniciativas ambiciosas, totalmente impensables en un país mezquino como este. Una deslocalización de la administración central, valga la paradoja, hacia dos núcleos transversales (Segovia y Toledo, por ejemplo: poco ambicioso), (León y Albacete, por ejemplo, muy ambicioso)… daría al país una profundidad y una vertebración históricas. Y no sería nada difícil de implementar en el mundo actual, tecnológico.

Nadie va a hacer nada ni parecido. Por supuesto. Es mejor dejar morir poco a poco provincias que llegan a 250.000 kilómetros cuadrados. Es mejor alimentar las diferencias de tal manera que al final tendremos un "núcleo español" elefantino (Madrid) y una periferia que se irá largando, con el resto, la mitad del mapa, formando una "España del vacío".

Bonito país se nos está quedando mientras discutimos de otras cosas, de chorradas y no hacemos nada frente a un problema gigantesco como es este.

jmp2911
jmp2911
Invitado
2 años atrás

Debido al cierto revuelo que ha causado uno de mis comentarios, en el que decía que me parecía bien que Cs y REM se aliaran para las próximas europeas, ya que ambos comparten ideología (liberal progresista), y al decir yo que prefería la socialdemocracia a la "izquierda" utópica e inútil de Chiripas y Casazas, algunos usuarios ya empezaron a decirme que si Cs no era socialdemócrata, ni de izquierdas, y ñiñiñliñi (como si no lo supiera, y como si ya lo hubiera dicho), voy a dar una clase básica de ideologías políticas, centrándome sólo en el caso español, no vaya a ser que a algunos, cuyas entendederas no les llega más que a entender derecha e izquierda, o "izquierda", que no es lo mismo, les sature:

PSOE: Socialdemocracia
PP: liberal conservador
Cs: liberal progresista
UP: "izquierda", neocomunismo, socialismo del siglo XX
VOX: conservador con tintes de extrema derecha nacionalista
PACMA; ecologista, animalista
UPyD: no lo sé muy bien, pero a medio camino entre la socialdemocracia y el liberalismo progresista
PDECat: nacionalismo liberal burgués catalán
ERC: independentismo progresista catalán
CUP: neoanarquismo asambleario independentista catalán
PNV: nacionalismo liberal burgués vasco
EH Bildu: "Izquierda" neocomunismo, antiguos pertenecientes a banda criminal armada (muchos de ellos)

De nada.

Electomano
Electomano (@electomano)
Miembro
2 años atrás

La gente huye de la España profunda para concentrarse en las hiper ciudades como son Madrid y Barcelona en menor medida. Ni si quiera Sevilla tiene el tejido empresarial necesario para retener el talento de los más preparados en Andalucía.

Es necesario un plan de acción urgente para dotar de atracivo y empresas importantes a otras ciudades que no sean Madrid y Barcelona. Yo siempre he sido partidario de ciudades grandes, pero la situación en Madrid puede volverse insostenible