EMNacionalActualidad El paro baja en mayo de los 4.000.000

[Opinión] El paro baja en mayo de los 4.000.000

electomania.es -

Esta mañana nos hemos desayunado con la noticia de la bajada del paro. El número de personas registradas en las oficinas de empleo ha bajado de cuatro millones justo en mayo de 2016. El dato es coherente con la serie histórica, así que debe de ser cierto.

Veamos la evolución de los últimos años:

 

Sin título10

 

La dinámica es impresionante. Tenemos menos parados que hace cuatro años. Vamos camino de conseguir rebajar la cifra en un millón de personas, y si contamos el peor momento de la crisis, que fue hace tres años, ya lo hemos conseguido: hay un millón de  desempleados menos que en mayo de 2013.

Bajamos ya claramente de los cuatro millones,  y el ritmo no parece animorar. Quedan un par de meses buenos para el empleo, por lo que, aunque en otoño la cifra total vuelva a subir, ya no llegará nunca más a los cuatro millones.

¿Nunca más?

Si le preguntásemos a Mariano Rajoy nos diría que si él sigue en el gobierno, así será. Pero la verdad es que no podemos estar tan seguros. La situación se puede torcer en cualquier momento, y no solo por la llegada de ineptos económicos al gobierno (que también).

Pero, ¿tiene razón el gobierno al proclamar a los cuatro vientos esta mejora?, ¿tiene razón al apuntarse el tanto?

El gobierno ha hecho cosas bien, sin duda.  Ha sido un gestor razonable de la crisis. No ha cometido errores graves. Ha sabido subirse al carro de la recuperación internacional con calma y sin hacer aspavientos ni espantar inversiones: no ha puesto más palos en las ruedas. Pero la verdad es que, aparte de una reforma laboral que aplica mayores restricciones pero no rompe con el régimen laboral imperante en España,  el gobierno no ha hecho gran cosa durante estos cuatro años. Más bien se ha quedado quieto esperando cambios en los vientos. Y los vientos le han resultado favorables. Nada más.

Si analizamos los datos con mayor frialdad, la situación real queda al descubierto. Para el gobierno resulta muy conveniente presentar las cifras de desempleados, pero esas cifras no reflejan el empleo que realmente existe en el país. Reflejan cuánta gente está demandando trabajo sin conseguirlo, pero no tienen en cuenta a los que han desesperado y ya no renuevan su demanda. Ni a los que regresaron a sus países de origen, también desesperados. Ni a los que se fueron del suyo, llamado España, para acabar trabajando en el extranjero y engrosando el PIB de otros países. Todos esos ya no cuentan como desempleados: así cualquiera.

Busquemos un indicador mejor que el número de desempleados. Sepamos cuánto trabajo hay, de verdad, en España:

 

Sin título98

 

En el gráfico podéis ver que no es oro todo lo que reluce. Las horas trabajadas totales, indicador que refleja mucho mejor el empleo destruido/creado, están recuperándose muy lentamente. Demasiado lentamente. Con las prisas solo he encontrado datos EPA hasta marzo de 2016, pero la tendencia está clara. Estamos solo un poco mejor que hace tres años, y, desde luego, muchísimo peor que hace ocho. No remontamos en condiciones.

No voy a extenderme mucho más, así que mejor os despacho con unos cuantos gráficos que he captado al vuelo, para que interpretéis por vosotros mismos:

 

Numero-efectivas-semanales-trabajadas-ocupados_EDIIMA20150724_0653_18

 

Numero-horas-extraordinarias-pagadas_EDIIMA20150724_0650_18

 

Horas-trabajadas-trimestralmente-por-puesto-de-trabajo-
La línea roja es la fecha de la reforma laboral del Partido Popular

 

Como podéis comprobar, oculta por la disminución del número de desempleados se esconde un empeoramiento grave del mercado de trabajo, con un menor número de horas trabajadas por trabajador (en otras palabras: más empleo a tiempo parcial). No hemos conseguido remontar más allá de un 10% o 15% de lo perdido durante la crisis. Hay que reconocer esa pequeña recuperación, pero en cambio no se puede, bajo ningún concepto, afirmar que estamos a punto de recuperar “los niveles anteriores a la crisis”. Faltan años para eso.

Un último gráfico:

 

Sin título1

El gobierno suele presumir mucho del incremento del número de afiliados, y es cierto que ese incremento se ha producido. Pero la tendencia en los últimos meses, la “tasa interanual” de variación, está empezando a presagiar el fin de la creación de empleo. Desde el máximo alcanzado en mayo del año pasado, esta tasa no ha hecho más que bajar (una cierta moderación es lógica, porque no son sostenibles grandes incrementos permanentemente) pero el dato preocupante es  que la bajada se está acelerando. Mal 2017 tendremos si seguimos así.

Nada de todo esto lo contará el gobierno. Y nada de todo esto lo sabrá contar la oposición.  Ninguna oposición. Suelen quedarse, todos, en el dato pequeño, mezquino, del número de desempleados. Suelen malinterpretarlo según les conviene, según sopla el viento cada mes. Quizás creen que la sociedad no está preparada para un debate más profundo, o quizás son ellos los que no están preparados…

Pero la verdad, la cruda verdad, es que durante estos cuatro años no se ha avanzado en un cambio de modelo que permita acabar con la lacra del desempleo en España. Tenemos y seguiremos teniendo, en las bonanzas, tantos parados como la media europea; y, en las crisis, entre dos y tres veces más. Esto es algo inasumible. Y  el culpable es el sistema, el ordenamiento laboral cuyas bases, con meros retoques, se han mantenido intactas durante los últimos treinta años con el apoyo del Partido Popular y el Partido Socialista. Es un ordenamiento situado en tierra de nadie, que mezcla una regulación laboral pretendidamente abierta,  con puntillosas, y absurdas regulaciones/limitaciones/casuísticas que asfixian. Es un ordenamiento que está a medio camino entre dos sistemas, el abierto y el planificado,  y que soporta lo peor de los ambos: la interferencia y el capricho de los políticos.

Solo una reforma en profundidad podrá sacarnos de esta situación. No meros retoques. Deberíamos optar por un camino o por el otro: por un sistema realmente libre o por otro realmente planificado. Deberíamos tener un debate serio sobre el asunto, plantarlo frente a la sociedad, para luego decidir y lanzarnos a la reforma. Porque seguir en tierra de nadie está matándonos, por mucho que les dé réditos políticos a los partidos gubernamentales.

Así que no: prácticamente nada de lo poco bueno que está pasando en materia de empleo es mérito del Partido Popular. Provienen de dinámicas que nos son ajenas y que no controlamos. En cambio, mucho de lo malo que puede volver a pasarnos en el mercado laboral, en cuanto la situación se tuerza un poco, sí será responsabilidad suya. Por inacción. Por cobardía. Por falta de convicciones profundas, y por actuar siempre movido por el corto plazo. En esto su mayor aliado lleva décadas a su lado, y se llama Partido Socialista.

 

 

Tu opiniónEM
EM no se responsabiliza de las opiniones de los usuarios

Existen unas normas 👮 📄 para comentar que si no se cumplen conllevan la expulsión inmediata y permanente de la web.

385 COMENTARIOS

Subscribe
Notify of
385 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

EM en redes

El Foro (eF)

Están comentando...

📊 Sondeos

🗳️ ElectoPanel

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
385
0
Would love your thoughts, please comment.x