La carrera para elegir al futuro presidente de los Estados Unidos es larga. Prácticamente desde la mitad del mandato (dos años desde la elección), se empieza ya a preparar las siguientes presidenciales.

Así que, aunque aún falta más de un año para que los americanos tengan que elegir entre Donald Trump y un candidato demócrata para ocupar la Casa Blanca entre comienzos de 2021 y comienzos de 2025, la carrera para designar su adversario y competir en las elecciones del 3 de noviembre de 2020 ya está lanzada.

En electomania.es estamos siguiendo la campaña mes a mes. Tras los primeros debates debates celebrados en Miami (junio) , las posiciones de los cuatro principales aspirantes demócratas se habían igualado. Ahora, a finales de julio, se han celebrado los segundos debates, en este caso en Detroit. El escenario se resume en un «todos contra Biden», el exvicepresidente con Obama que sigue siendo el principal favorito y que, de nuevo, ha cobrado ventaja en las encuestas.

En los próximos meses los elementos clave de la carrera serán tres:

  • Los abandonos de muchos de esos candidatos «menores», que suelen hacerlo manifestando públicamente su apoyo a «uno de los grandes», lo cual reequilibra las fuerzas entre ellos.
  • Los nuevos debates que se celebrarán entre los aspirantes. En Estados Unidos la carrera de las primarias está salpicada de espectáculos televisivos que dan a conocer a los distintos contrincantes, y sirven para poner a algunos en el candelero mientras otros salen muy tocados de ellos.
  • La posible «resurrección» de alguno de los aspirantes que hoy por hoy damos por descartados.
Mientras tanto, financiar una carrera tan larga requiere fondos cuantiosos, que en este país dependen de los donantes privados. El New York Times ha publicado un interesante mapa interactivo sobre las donaciones indivuales que está recibiendo cada candidato demócrata.



El otro aspecto importante en el que han evolucionado los sondeos en el último mes ha sido el fortalecimiento de la posición del presidente, Donald Trump. Si a comienzos de junio varios de los candidatos demócratas le aventajaban claramente para un hipotético «frente a frente» final, ahora las encuestas ofrecen márgenes mucho más estrechos, a menudo ya con ventaja para el actual presidente. Incluso perdiendo en voto popular, Trump podría ganar las elecciones si consigue retener los estados clave. Recordemos que en las elecciones de 2016, Trump venció a Hillary Clinton gracias al peculiar sistema de «votos electorales» vigente (cada estado adjudica al candidato ganador en él la totalidad de sus votos electorales, sea cual sea el margen con el que se obtenga la victoria) aunque Clinton le aventajó en más de dos puntos (cerca de tres millones de papeletas) en voto popular.

En relación con esto, la popularidad de Trump, si bien sigue siendo baja, presenta una consistencia considerable y una gran resistencia frente a hipotéticos desplomes. Es más, está dando muestras, semana a semana, de irse recuperando lentamente.


Para los próximos días se abre, no obstante, una nueva incógnita: ¿afectará a la popularidad de Trump el debate que se acaba de reabrir en el país por el uso y facilidad de acceso a las armas de fuego, la violencia y el rechazo a la inmigración, tras los sucesos de Texas y Ohio?

Suscribir
Notificar de
30 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

ClariHarlowe
ClariHarlowe (@firstofmohicans)
Miembro
1 año atrás

Trump es una pedorreta de la historia de Occidente

Respirala a gusto

Gaditano1812
Gaditano1812
Invitado
1 año atrás

Juventud por el Clima rechaza reunirse con Sánchez: "No queremos ser un instrumento mediático en la formación de un Gobierno"
https://m.publico.es/politica/2109114/juventud-po

Gaditano1812
Gaditano1812
Invitado
1 año atrás

El primer coordinador de Cs en Canarias abandona el partido: "Somos la marca blanca del PP"
https://m.publico.es/politica/2109119/el-primer-c

El comediante
El comediante (@hectormagno3)
Miembro
1 año atrás

Porque eso es indiferente para una gran mayoría. Crea trabajo, dicen que viven mejor, le votarán aún diga las mayores barbaridades.

RanV
RanV
Invitado
1 año atrás

Mariano Cejas, excoordinador de C's en Canarias, abandona el partido acusándole de haberse convertido en "la marca blanca del PP" y entre acusaciones a Melisa Rodríguez y otros prebostes naranjas afortunados.

https://www.eldiario.es/canariasahora/politica/Ab

Adrinorte99
Adrinorte99 (@adrinorte99)
Miembro
1 año atrás

Una pregunta: Trump ha sido designado automáticamente candidato a las presidenciales puesto que es presidente o tiene que pasar unas primarias? Porque siempre salen encuestas de los Demócratas y ninguna de los Republicanos

City_of_scars
City_of_scars
Invitado
1 año atrás

¿Con Obama eran menos? Ése es el dato clave.

IsNew
IsNew
Invitado
1 año atrás

Las elecciones americanas como siempre estarán muy emocionantes. Personalmente apoyo la campaña de Tulsi Gabbard, una valiente progresista de Hawaii que combina medidas izquierdistas con la única voz que se alza contra las costosas guerras en el extranjero y que se enfrenta a la élite neocon y neoliberal de ambos partidos. De segunda opción tendría a Sanders o a Warren, supongo.

vico_XXI
vico_XXI (@vico_xxi)
Miembro
1 año atrás

Eso es lo que pasa cuando los gobierno cae en manos de radicales de uno u otro sentido.

Juanilloserna
Juanilloserna
Invitado
1 año atrás

Los tiroteos/matanzas en EEUU ya sea en centros comerciales, universidades e institutos llevan existiendo toda la vida al igual que crímenes racistas. Culpar de eso a Trump tras ver lo que ha pasado en las últimas décadas en EEUU es cuanto menos tendencioso y demagogo. En cuanto podéis os subís al carro. También lo de Breivik fue por culpa de Trump? Y lo de Boston?

Fifty-fifty
Fifty-fifty (@caracolo)
Miembro
1 año atrás

Las elecciones americanas van a ser interesantísimas y muy reñidas.

Trump es un candidato formidable que tiene un apoyo social sólido como una roca, aunque no llega a ser mayoritario.

Por eso es tan importante quién sea el candidato demócrata. Si es alguien demasiado a la izquierda, Trump saldrá ganando, pero si es alguien demasiado "soso", que motive poco para ir a votar, también saldrá ganando.

Difícil equilibrio tienen que encontrar los demócratras. Ojalá lo consigan, porque cuatro años más de Trump en la Casa Blanca, serían mucho peores que los primeros. La historia está repleta de segundos mandatos que revelaron lo peor de los presidentes.

En este caso ni siquiera hace falta revelarlo, porque ya está a la vista, esperando que surja la ocasión adecuada para hacerse realidad.

RanV
RanV
Invitado
1 año atrás

A causa de la designación de Josep Maria Turull, en sustitución de Joan Evangelista (nombrado por Tarradellas en 1977), me acabo de enterar de la existencia del cargo de prior de la capilla de Sant Jordi del Palau de la Generalitat. ¡Vaya ejemplo de separación entre Iglesia y Estado!

gvaa1
gvaa1
Invitado
1 año atrás