EMNacionalActualidad¿Nuevas elecciones? El miedo cambia de bando

¿Nuevas elecciones? El miedo cambia de bando

electomania.es -

Después de las elecciones del 20-D, todos parecíamos de acuerdo: si finalmente teníamos que llegar a unos nuevos comicios, los grandes beneficiados serían el Partido Popular y Podemos.

Con la entrada del mes de enero, las primeras proyecciones que se publicaron y las encuestas que aparecieron después lo confirmaban: el PP superaba por primera vez en año y medio el 30% de votos, y Podemos(+) estaba muy cerca de conseguir el sorpasso al PSOE, si es que no lo había logrado ya.

Pero en esto llegó la renuncia de Rajoy y el encargo de formar gobierno a  Pedro Sánchez. Lo ocurrido en la primera semana de febrero está cambiando radicalmente la situación, y algunas encuestas empiezan a anunciarlo. Es muy posible que en las próximas semanas PSOE y Ciudadanos dén un paso adelante en las preferencias de los electores, mientras PP y Podemos retroceden.

Esta tendencia puede confirmarse o no: todo depende de cómo se desarrollen las conversaciones a partir de ahora. Pero si se confirma, quienes estarían interesados en un adelanto electoral serían, ahora, Sánchez y Rivera, mientras que Rajoy e Iglesias querrían justo lo contrario. Sorpresas te da la vida.

La situación es diabólica: los dos partidos centrales, que parecían los grandes perdedores en la resaca de las elecciones, pueden estar dándole la vuelta a la tortilla. Y los dos partidos de los extremos están perdiendo la iniciativa.

Ahora, la estrategia racional de PSOE y Ciudadanos puede pasar por hacer todo lo posible por alcanzar un pacto y presentarlo a la investidura (porque esa intención será premiada por los electores) pero no lograr materializarlo en un auténtico gobierno por culpa de otros. Para ellos lo ideal sería conseguir que PP y Podemos voten a la vez contra la investidura de Sánchez, para que sigan apareciendo ante el elector medio como los malos de la película. A continuación,  Ciudadanos y PSOE acudirían a unas elecciones generales en las que rentabilizarían la situación.

Por el contrario Podemos y, sobre todo, el PP, se pueden ver ante la tesitura opuesta: su interés puede ser ahora evitar como sea unas nuevas elecciones.  A Podemos le conviene la abstención del PP, para quedar como la única oposición existente, mientras que al PP le interesa la abstención de Podemos para que ocurra exactamente lo mismo. A ambos  les convendría la abstención del otro, pero a ninguno la suya propia.  Y ambos tienen difícil salir de esta tela de araña, porque no pueden hacer otra cosa que votar en contra, cavando así su propia tumba a la vez que ayudan a cavar la de su opuesto.

Diabólico, en fin. La votación de investidura de Pedro Sánchez se empieza a parecer cada vez más a un juego de manos tendidas entre cercanos, combinado con guiños y disimulos entre contrarios, donde cualquier jugada en falso saldrá carísima. Alguien perderá mucho en este juego, pero aún no sabemos quién.

 

 

 

Tu opiniónEM
EM no se responsabiliza de las opiniones de los usuarios

Existen unas normas 👮 📄 para comentar que si no se cumplen conllevan la expulsión inmediata y permanente de la web.

34 COMENTARIOS

Subscribe
Notify of
34 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

EM en redes

El Foro (eF)

Están comentando...

📊 Sondeos

🗳️ ElectoPanel

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
34
0
Would love your thoughts, please comment.x