Un fantasma recorre Europa y no es el populismo. El populismo, signifique lo que signifique esa palabra, no es la causa sino la consecuencia de lo que nos ocurre.

Cuando el entorno es digno de confianza, los seres humanos no necesitan experimentar, fantasear ni buscar mundos paralelos en los que encontrar solución a sus problemas: les basta con el mundo real. Pero cuando lo que nos rodea se vuelve turbio, lleno de poses, de mentiras, entonces algunos ciudadanos, muchas veces los más conscientes, huyen de todo eso buscando soluciones diferentes, acertadas o equivocadas, mágicas o no.

Nuestro problema, el de Europa, es que desde el final de la guerra mundial, y más aún conforme iban pasando las décadas, la clase política ha ido poniendo en marcha  toda una serie de montajes por el bien de la sociedad que finalmente se vinieron abajo con estrépito con la crisis de 2007. La Unión Europea, el estado del bienestar y todo lo que acarrean, han sido un buen punto de partida para nosotros, e inicialmente contaban con un enorme apoyo popular que en parte aún conservan, pero han terminado por convertirse en nuestra cruz.

Ha faltado autocrítica, revisión constante, actualización y contacto entre los objetivos de los políticos y los sentimientos de la calle. La consecuencia ha sido que la desafección hacia la política ha crecido poco a poco, mientras esperaba su momento para pasar a primera línea. Y su momento llegó cuando la recesión de finales de la década pasada nos afectó a todos. Poco importa que inmediatamente después muchos países se recuperaran, porque otros se quedaron en la cuneta y todos nos vimos afectados por un sentimiento de fracaso. Cuando se trata de afrontar problemas serios, las sociedades se vuelven más egoístas y menos empáticas con los vecinos. La culpa siempre es de los otros. A esto se unió el miedo al nuevo enemigo exterior (el terrorismo islamista) y, en el fondo, el pavor a perder nuestros privilegios como el centro del mundo.

Porque ese es el asunto de fondo: aunque aún no nos hemos querido enterar, ya no somos el centro del mundo, pero nuestros politicos no se atreven a decírnoslo abiertamente, y nosotros nos negamos a reconocerlo cuando nos miramos en el espejo de nuestra realidad.

 

 

Los datos son desoladores. Pocos partidos consiguen, dentro de su propio país, una aprobación mayoritaria. En general, tanto los viejos partidos como los surgidos al hilo del batacazo de la última década, originan un rechazo general. Es más, los nuevos, esos a los que algunos llaman «populistas», no concitan más apoyos en el conjunto de cada país, sino todo lo contrario. Lo que consiguen es una gran adhesión en un pequeño subconjunto de los ciudadanos, solo eso.

En este caldo de cultivo, los ciudadanos (no precisamente los menos formados o más ancianos) buscan, como es lógico, alternativas. Las alternativas tienen que ofrecer algo distinto, un discurso que ilusione. Importa poco si lo que ofrecen es realizable o no. Lo relevante es que nos toquen el corazón, nos ilusionen y sean capaces de conmovernos.

Porque ese es el otro gran efecto de la crisis: la sociedad no solo se volvió más desconfiada y reacia frente a sus políticos, sino que se ha fracturado. Hemos pasado, sin darnos cuenta, a dividirnos en varios subgrupos. Los integrantes de cada subgrupo comparten, de puertas para adentro, convicciones e ilusiones comunes, pero que son rechazados contundentemente por el resto de la sociedad.

Las  viejas fórmulas se van muriendo en medio del descrédito y el rechazo de los jóvenes. Las nuevas solo consiguen ilusionar a una parte (eso sí, muy movilizada) de los nuevos votantes y de las gentes más hartas de lo antiguo. Pero cuando se mira al conjunto de la sociedad, todos, los viejos y los nuevos, suscitan un rechazo general del resto de los habitantes de su propio país. En estas condiciones, ¿qué clase de nuevos proyectos comunes vamos a ser capaces de poner en marcha?

Los europeos somos ya para el resto del mundo, que avanza sin fijarse en nosotros, como una mascota con la que jugar,  a la que fotografiar, acariciar un poco, y luego dejar de lado para ponerse a trabajar de verdad. Y somos aún, para la parte del mundo que quiere seguir envuelta en el pasado, el enemigo al que odiar.

En algún momento deberá surgir en Europa una clase política (o políticos aislados)  que tenga la fuerza y el empuje suficiente para decirnos la verdad: tenemos que cambiar, tenemos que ponernos a trabajar, juntos, otra vez. Pero, de momento, no tenemos ni idea de cómo hacerlo.

 

 

Suscribir
Notificar de
123 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

PisuergaVA
PisuergaVA (@pisuergava)
Miembro
3 años atrás

Interesante artículo.

Va al fondo. Tenemos un problema, un problemón socio-político. Se perdió la ilusión. Ganó la desconfianza.

Por poner un ejemplo, la abstención en las últimas elecciones legislativas francesas ha sido impresionante: 57%. Que dure mucho lo de Macron porque los franceses han perdido la confianza en los demás.

Vamos a un sistema donde casi nadie va a votar con ilusión y confianza. Mal asunto.

DORAEM0ND
DORAEM0N (@doraemon)
Miembro
3 años atrás

¿Los que se van de C's son probotánicos? No sé yo…

Firstofmohicans
Firstofmohicans (@firstofmohicans)
Miembro
3 años atrás

Lo que le preocupa a Rajoy de la no aprobación del CETA es "hacer el ridículo". Como una quinceañera que no dispone de un vestido apropiado para el baile de fin de curso.

Nos devuelve la figura del españolito acomplejado ante Europa, propia de hace 40 años. Esas declaraciones son bastante reveladoras de como funciona su cabeza, en realidad.

Barry192
Barry192 (@barry)
Miembro
3 años atrás

Flipantes declaraciones de Nuria Parlon

http://www.eldiario.es/politica/Nuria-Parlon-PSOE

No se si es una ocurrencia personal o si el PSOE está empezando a coquetear con los indepes para buscar su apoyo.

Prisometro
Prisometro (@prisometro)
Miembro
3 años atrás

El debate del CETA da para mucho más de lo reflejado por los políticos.

La argumentación del PSOE puede ser todo lo pobre que queráis, pero esa defensa de PP y C's del tratado por "sentido común", el "libre comercio siempre es positivo" o por lo guapo que es Trudeau está al mismo nivel.

Ya ni hablo de defenderlo solo porque Le Pen tiene la posición contraria.

Prisometro
Prisometro (@prisometro)
Miembro
3 años atrás

Por cierto, menudo desastre está siendo el inicio del PSOE de Sánchez.

No hablo ya de volver al discurso de las "fuerzas del cambio", sino a lo de la plurinacionalidad y el CETA.
Es tremendo la que han liado, sabiendo como sabían que iban a ser el centro de atención, han proporcionado respuestas dubitativas, inexactas y algunas completamente absurdas a temas trascendentales.

En el tema de la plurinacionalidad con lo de Bolivia y Australia, y en el CETA primero votando SI, luego NO y finalmente abstención.

¿Pero de qué han debatido en las primarias y en el Congreso? Se supone que ahí es donde deberían haber cerrado los debates y salir con una propuesta clara, y ha sido justo lo contrario.

Prisometro
Prisometro (@prisometro)
Miembro
3 años atrás

No sé si la dureza de Rivera con Pedro Sánchez, prácticamente calcando lo que dice el PP, es una estrategia para conseguir votantes "moderados" del PSOE o seguir afianzando los votantes del PP que no quieren un acercamiento al PSOE y menos a Podemos.

Hoy escribe Galindo sobre esto en El País [este enlace a medio AEDE no se visualizará para evitar problemas legales (tasa Google)]…

La tendencia de Ciudadanos ha sido derechizarse progresivamente. No es algo que diga yo, o que se pueda interpretar por los pactos con Rajoy, sino como en los sucesivos CIS, tanto los votantes de C's, como los del resto de partidos, han ido situando cada vez más a la derecha al partido.

Zíu
Zíu (@ziu)
Miembro
3 años atrás

Zíu 799

Hay algún usuario de Izquierdas que… Tiene dificultades para que se publiquen sus comentarios…???

Como veo que.., somos pocos los que estamos escribiendo en esta entrada, por eso lo pregunto…
[101 Comentarios al total, en algo más de 14 horas, son 7 comentarios por hora aprox…]

Zíu
Zíu (@ziu)
Miembro
3 años atrás

Zíu 798

Sánchez Panza…

Las aspas de un molino en el Quijote.., se quedan diminutas ante el arte de sus movimientos a los 4 vientos…
Menos mal que no es el fiel escudero del Quijote.., y si un gran veletas muy oportunista, más oportunista que el de C's…

El falso Mesías de la política por excelencia…
El rey del plagio con lo que dicen y hacen los Podemitas.., y el Príncipe de la hipocresía con los propios votantes del PsoE…

CETA, si… CETA, no… CETA, quieto parado…
Hasta que los militantes y votantes del PsoE.., le den con el Zeta Zeta por todos los costados… ¿Seguirá revoloteando?

El : "Haz como yo te digo.., y no como yo hago"…[ Le va a la perfección…]

mariommir
mariommir (@mariommir)
Miembro
3 años atrás

Un reflexión algo poética-histórica-romántica respecto al artículo y a cuenta de la reunión entre Merkel y Macron.

El eje franco-alemán, pese a que mucha gente pueda pensar lo contrario debido a las mucha guerras que han tenido estos dos países, es realmente el corazón de lo que es Europa porque ellos son el producto de la primera idea de Europa.

Tras el hundimiento del mundo clásico romano (que abarcaba tres continentes y básicamente lo que era el mundo conocido por los occidentales), la primera reagrupación en una idea transnacional se produce en la época de Carlomagno, un imperio que aglutinaba la herencia romana occidental (incluyendo sus elementos célticos) con el empuje de los pujantes pueblos germánicos; y produce por primera vez un florecimiento cultural desde la era romana que sintetiza muchos valores que no volverán a desarrollarse hasta el Renacimiento.

Aquel imperio se asentaba justamente sobre el núcleo de lo que luego serían Francia y Alemania, ambas herederas de esta entidad que terminó por dividirse por las estúpidas luchas dinásticas de la Edad Media. Pero era un potente núcleo sobre el que acabaron agregándose gran parte de Italia, los Países Bajos, parte de la Iberia cristiana…en fin, un poco como sucede hoy. La UE pretende volver un poco a aquella idea, y no es baladí que uno de los premios que otorga sean los Premios Carlomagno.

Y por cierto, Gran Bretaña no formó nunca parte de todo aquello.

mariommir
mariommir (@mariommir)
Miembro
3 años atrás

Pues un alivio que se marche Domingo Rojo, porque ese hombre lo estaban investigando por cositas feas y no tenía pinta de querer soltar el escaño (como se ha comprobado).

Civalias
Civalias (@eowen86)
Miembro
3 años atrás

Y esto por quė no sale en el telediario?

lebowski2015
lebowski2015
Invitado
3 años atrás

Hola, vengo a explicaros cómo es mi "nuevo" PSOE "de izquierdas": digo lo que dice Podemos y hago lo que quiere el PP. Soy de izquierdas y odio a Mariano Rajoy porque es un facha y un corrupto, pero voy a dejarle gobernar porque si no tendría que pactar con partidos que defienden las mismas cosas que estoy diciendo yo. Soy de izquierdas, estoy en contra del CETA, pero voy a abstenerme porque si voto en contra no se aprueba. Y lo mismo os podría decir de la renta básica universal, de la plurinacionalidad y de la laicidad del Estado. Defenderé todas esas cosas cada vez que salga en la tele, pero no os preocupéis, que si algún día pueden llevarse a la práctica, pactaré con Rivera para impedirlo.

Vota al nuevo PSOE, el partido de los que hubieran preferido ser de izquierdas.

Pedro Sánchez

ColayJose
ColayJose
Invitado
3 años atrás

Podemos se rompe.

CDDMT
CDDMT (@cddmt)
Miembro
3 años atrás

DINAMARCA

En el ecuador de la Legislatura todas las encuestas pronostican alternancia.

Según las encuestas el gobierno en minoría del liberal Lars Løkke Rasmussen sería reemplazado por una alianza de los partidos de izquierdas.

El gobierno entre V-Liberal (13 ministerios), LA-Alianza Liberal (6 ministerios) y KF-Popular Conservador (3 ministerios), con 53 diputados, se sustenta en los 37 de apoyo que le presta el DF-Partido Popular Danés, de tendencia nacional-conservadora.

A día de hoy la media de las encuestas refleja el siguiente escenario:

•DF (nacional-conservador): 18,4%… (-2,7%)
•KF (conservador): 3,9%… (+0,5%)
•V (liberal-conservador): 17,9%… (-1,6%)
•LA (liberal): 6,1%… (-1,4%)
•A (centro ecologista): 5,7%… (+0,9%)
•RV (social-liberal): 5,8%… (+1,2%)
•S (socialdemócrata): 26,9%… (+0,6%)
•SF (ecosocialismo): 4,6%… (+0,4%)
•EL (izquierda):9%… (+1,2%)

Los bloques no son fijos y se podría formalizar algún gobierno transversal entre partidos de ambos lados. Desde los socialdemócratas no se descarta un gobierno de centro-izquierda liderado por ellos y con la participación de LA-Alianza Liberal, A-Alternativa y RV-Radical.

La proyección en escaños es:

•Izquierda: 92 (S 48, EL 16, RV 10, A 10, SF 8).
•Derecha: 83 (V 33, DF 32, LA 11, KF 7).

A lo que habría que sumar los 4 escaños de Groenlandia e Islas Faroe. En el 2014, de forma atípica, los 4 fueron para partidos de izquierdas, pero en Faroe se decidió por 60 votos, siendo habitual que esas islas aporten un escaño a cada bando.

A la derecha le penaliza la división en partidos sin opciones, como sucede con KD-Cristianodemócrata, que no alcanza el 1% y es “voto perdido”. Igual que sucede con el nuevo partido NB-Nueva Derecha, fundado por ex miembros del conservador KF, que tras alcanzar el 5% en las encuestas se ha desinflado al 1%-2%.

Todavía quedan dos años y con el sistema electoral danés pequeñas oscilaciones se convierten ya en cambios de escaños, por lo que todo puede pasar.

CDDMT
CDDMT (@cddmt)
Miembro
3 años atrás

ALEMANIA

Linke perdería el único gobierno regional que preside: Turingia.

INFRATEST DIMAP ha publicado encuestas para las Elecciones Regionales en 4 estados orientales: Turingia, Sajonia, Brandemburgo y Sajonia-Anhalt.

El dato más sorprendente es que Bodo Ramelow (Linke) perdería la Presidencia de Turingia, que pasaría al candidato de la CDU.

Los demás cambios serían menores:

•Sajonia: la actual gran coalición podría mantenerse o dar lugar a un gobierno de centroderecha CDU-FDP.
•Brandemburgo: el actual gobierno SPD-Grüne debería incorporar a Linke.
•Sajonia-Anhalt: el actual gobierno CDU-SPD-Grüne podría prescindir de los ecologistas.

Turingia: elecciones previstas otoño-2019.

•CDU: 37%… (+3,5%)
•Linke: 27%… (-1,2%)
•AfD: 13%… (-6%)
•SPD: 10%… (-2,4%)
•Grüne: 5%… (-0,7%)
•FDP: 4%… (+1,5%)

El gobierno de izquierdas perdería la ajustadísima ventaja que obtuvo en el 2014 al perder 4 escaños (SPD 2, Linke 1 y Grüne 1), que irían por igual 2 a 2 a CDU y AfD. Del gobierno Linke-SPD-Grüne se pasaría, casi como única opción, a una gran coalición CDU-SPD.

Sajonia: elecciones previstas verano-2019.

•CDU: 41%… (+1,6%)
•AfD: 21%… (+11,3%)
•Linke: 15%… (-3,9%)
•SPD: 10%… (-2,4%)
•FDP: 5%… (+1,2%)
•Grüne: 4%… (-1,7%)

En este land la CDU suele obtener 58-59 mandatos directos de los 60 que se asignan, eso le ocasiona varios escaños “voladizos”. Por ello posiblemente la CDU podría optar o bien por mantener la actual Gran Coalición o bien reeditar el pacto de centroderecha CDU-FDP que ya funcionó entre 2009-2014.

La AfD se convertiría en el primer partido de la oposición.

Brandemburgo:elecciones previstas otoño-2019.

•SPD: 28%… (-2,9%)
•CDU: 25%… (+2%)
•Linke: 18%… (-0,6%)
•AfD: 15%… (+2,8%)
•Grüne: 6%… (-0,2%)
•FDP: 3%… (+1,5%)

El actual gobierno SPD-Linke correría peligro puesto que si BVB (candidatos independientes de FW) mantiene su ventaja en el distrito de Teltow-Fläming III, aunque no llegue al 3% requerido, podría optar a 3 diputados. En este caso la alianza SPD-Linke sumaría 26+17=43 escaños, dos menos de la mayoría absoluta.

La opción más probable de gobierno sería una alianza Roja-Roja-Verde, como en la vecina Berlín.

Sajonia-Anhalt: elecciones previstas en primavera-2021.

•CDU: 40%… (+10,2%)
•Linke: 20%… (+3,7%)
•AfD: 13%… (-11,2%)
•SPD: 13%… (+2,4%)
•Grüne: 6%… (+0,8%)
•FDP: 5%… (+0,1%)

Las anteriores elecciones se realizaron en plena crisis de los refugiados, marzo-2016, cuando la AfD estuvo en su record histórico. Ahora sufriría una “vuelta a la normalidad” beneficiando a todos los partidos, pero muy especialmente a la CDU.

La fuerte subida de la CDU se puede convertir en un aumento de 6 diputados para ese partido, lo que supondría que la actual coalición CDU-SPD-Grüne podría perfectamente prescindir de los ecologistas.

CDDMT
CDDMT (@cddmt)
Miembro
3 años atrás

ALEMANIA

Brandemburgo: baja Linke y sube AfD.

INFRATEST DIMAP está publicando estos días encuestas para las Elecciones Federales de otoño en los estados orientales. Ayer comenté las de Sajonia, Sajonia-Anhalt y Turingia. Hoy se ha publicado la de Brandemburgo. Confiemos en que mañana salga la de Mecklemburgo-Pomerania Occidental para completar el análisis, dado que Berlín es una “isla” política en la zona, con un comportamiento electoral propio.

Brandemburgo:

Se registran muy pocas variaciones respecto a las elecciones Federales del 2013 salvo en los extremos, puesto que Linke podría perder un tercio de sus votantes, bajando 7,4 puntos, mientras que AfD subiría 9 puntos. AfD también podría haberse atraído el grueso del 2,6% de votos que obtuvo el NPD en aquella ocasión.

•CDU: 35%… (+0,2%)
•SPD: 24%… (+0,9%)
•AfD: 15%… (+9%)
•Linke: 15%… (-7,4%)
•Grüne: 5%… (+0,3%)
•FDP: 3%… (+0,5%)

Los 4 estados encuestados suponen más del 87% del voto de la zona Oriental, excluyendo Berlín. Por lo tanto se puede tomar en consideración como datos relevantes del conjunto. Si estos días se publica la encuesta de Mecklemburgo-Pomerania Occidental la incorporaré a este estudio.

Así votaría la zona Oriental de Alemania (salvo MV y sin considerar Berlín), indicando la variación respecto al voto del 2013:

•CDU: 42,7%… (+2,9%)
•Linke: 16%… (-6,0%)
•AfD: 14,8%… (+8,8%)
•SPD: 14,7%… (-2,8%)
•FDP: 4,7%… (+2,0%)
•Grüne: 3,9%… (-0,8%)

Lo más destacable, aparte del incremento electoral que tendría Merkel en esta zona, es la fuerte bajada de Linke, partido que pasaría de estar entre el 20%-24% en estos estados a quedarse entre el 14%-20%. Proceso inverso al que vive AfD que ve multiplicado x2,5 el voto en la zona, salvo en Turingia donde duplica.

CDDMT
CDDMT (@cddmt)
Miembro
3 años atrás

UNION EUROPEA

Los europeos quieren una política exterior común.

Al menos eso indica el Eurobarómetro a partir de una encuesta de TNS Opinion & Social realizada entre 28.500 ciudadanos de los 28 países de la UE y recientemente publicada.

El resultado ha sido:

•A Favor: 65%
•En Contra: 28%
•NS/NC: 7%

Si bien el porcentaje de partidarios de una política exterior común es muy elevado también es cierto que antes de la crisis ese dato era del 72%.

Los países más entusiastas con la política exterior común son Lituania y, cómo no, España. Seguidos de Alemania, Polonia u Holanda. Entre los países más reacios a transferir soberanía en estos asuntos están los habitualmente más euroescépticos: Países Escandinavos (Dinamarca, Suecia y Finlandia) y por supuesto el Reino Unido pero también otros países como Francia, Austria o la República Checa.

<img src="http://www.termometropolitico.it/media/2017/06/sondaggi-2.png&quot; width="500" />

<img src="http://www.termometropolitico.it/media/2017/06/sondaggi.png&quot; width="500" />

Hispalense
Hispalense
Invitado
3 años atrás

La enésima tomadura de pelo de Pedro Sánchez y del PSOE.

CETA, de entrada abstención.

liber_all
liber_all (@liber_all)
Miembro
3 años atrás

"En 1.600 páginas del Tratado, sólo hay 4 sobre nuestros derechos medioambientales. Tenemos diferencias en el modo de resolución de las disputas, en el desequilibrio en la protección de los derechos laborales frente a los inversores y en la ausencia de penalizaciones en la violación al Tratado", ha dicho Sánchez a Moscovici, según un comunicado del PSOE.El líder socialista argumenta que "no hay dos únicos caminos: o bien abrir las fronteras, como quiere el Partido Popular, o el proteccionismo al que se abraza Unidos Podemos" y se decanta por la vía que "combina de manera efectiva los procesos democráticos y los derechos laborales y medioambientales". En este sentido, se propone "contar con la sociedad civil. Hagamos los Tratados de abajo a arriba. Por eso no ratificaremos el CETA en el Parlamento español. Nuestra posición será la de una abstención motivada con estos argumentos".


Sanchez en estado puro